6 de marzo de 2017

MOVILIZACIÓN CONTRA LA MINA DE URANIO DE BERKELEY EN RETORTILLO.

Movilización contra la mina de uranio de Retortillo


 Obras de movimiento de terrenos realizadas por la empresa Berkeley en Retortillo


Con pancartas, megáfonos y desafiando a la lluvia, cerca de 200 personas procedentes de Salamanca, la comarca de Yeltes y Extremadura se manifestaron hoy en una ‘bellotada antinuclear’ en Retortillo en contra del proyecto que la empresa australiana Berkeley lleva a cabo en la zona para la construcción de una mina de uranio a cielo abierto. Los asistentes a la movilización, convocada por las plataformas Stop Uranio y Salamanca antinuclear, recorrieron los espacios donde se lleva a cabo la tala de “encinas milenarias” hasta llegar a las oficinas de la compañía.
 
El alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez, presente en la movilización.
Con gritos referentes a ‘Vida sí, mina no’ o ‘Ahora pasivos, luego radiactivos’, protestaron durante esta jornada marcada por la “indignación e impotencia” ante las administraciones. En el recorrido incluso lograron abrir la puerta de una de las fincas ubicada en un camino vecinal, donde se encuentra la balsa para la extracción de áridos, que “la empresa realizó sin permiso”, como declararon algunos vecinos. Como protesta, portaron unos lazos de color rosa, con el que la empresa marca a las encinas que tala. Además, se realizó un simulacro de plantación en la zona.
 
El portavoz de la plataforma Stop Uranio, José Ramón Barrueco, mostró su repulsa contra esta tala y señaló que Berkeley “sólo tienen la concesión minera pero faltan la del uso del terreno y la autorización de construcción de la planta de beneficio que conlleva la mina”.
 
Así lo declararon también varios vecinos de la zona, que insistieron en recordar indignados que “parece increíble que sin el permiso de explotación, las autoridades dejen talar las encinas milenarias y destruir la zona”.
 
Miles de encinas, incluidas las de la imagen, serán arrancadas en Retortillo por las máquinas de Bekeley.
 
Apoyos divididos
 
El coordinador de Izquierda Unida en Castilla y León, José Sarrión, apoyó durante esta jornada a los vecinos de Retortillo y declaró que desde su partido están “a favor de este tipo de reivindicaciones”, porque consideró que “es una buena iniciativa para hacer frente a una empresa multinacional de capital extranjero y a un proyecto que no generará beneficio”.
 
José Sarrión, Procurador en las Cortes de Castilla y León, a los pies de una sanísima encina arrancada el día antes.
 
En ese sentido, incidió en el riesgo del tejido productivo de la zona “para crear una industria que en diez años estará fuera”. Asimismo, Sarrión aseguró que todavía hay puntos recurridos y “posibles casos de corrupción, como las demandas de cohecho y contratación, por lo que no está todo dicho”. “Estamos ante un proyecto muy oscuro que no va a generar ningún beneficio para la tierra”, indicó.
 
Por su parte, Jesús Cruz, uno de los vecinos pioneros en poner en marcha estas plataformas, comentó que en Retortillo “están muy preocupados y se encuentran divididos”. Señaló que “sólo las familias contratadas y los concejales del Ayuntamiento se mantienen a favor”. Además, dijo que “mucha gente no se pronuncia por no enfrentarse con el vecino”.
 
Carretera y terrenos donde se pretende instalar una enorme escombrera permanente donde se almacenarán residuos radiactivos de primera categoría del ciclo de combustible nuclear.
 
El concejal en el Ayuntamiento de Salamanca del grupo Ganemos y miembro también de la plataforma Stop Uranio, Gabriel Risco, se unió a esta “oposición real para frenar este proyecto innecesario porque España no necesita energía nuclear”. Risco remarcó que “es especulativo” y se mostró optimista porque “empiezan a correr los plazos”. “Esperamos que con el recurso ante la Audiencia Nacional en contra, se gane”, sostuvo.
 
 
 
Vidas y proyectos en juego
 
En este recorrido se encontraba también la presidenta de Stop Uranio, Marta Romo, quien comentó que tiene una tienda junto al balneario de Retortillo. Este local es su principal fuente de ingresos y asegura que perderá su trabajo cuando se abra la mina “pese al esfuerzo que costó sacar el negocio adelante”. Romo mostró en esta marcha su desconsuelo porque es el lugar en el que creció y “duele ver cómo se destruye esta vida”. “Como yo, muchos vecinos perderemos el empleo y la ilusión”, expuso. Y aunque confió en que el proyecto no salga adelante, sostuvo que “lo destruido ya no se volverá a recuperar”.
 

4 comentarios:

anonimo dijo...

Berkeley, fuera no queremos radioactividad tenemos derecho a vivir y deja nuestras encinas, da pena el destrozo que estas causando. Tenemos que frenar esto. La justicia tiene que actuar mas deprisa, parece imposible que se apoye este proyecto por parte de los politicos. En ESpaña no necesitamos uranio.

Anónimo dijo...

Seguir así.. gracias a todos por mostrar vuestro apoyo y hacer que este proyecto desastroso se conozca por el resto de España.
NO A LA MINA!! Y SI A LA VIDA!!

Anónimo dijo...

Esas encinas que Berkeley esta arrancando estaban en el campo muchísimos antes de que la empresa AUSTRALIANA vinieran a explotar nuestros recursos. Desconociendo si la mina se va a llevar a cabo, este modo de actuar esta poniendo de manifiesto bien a las claras el talante de la empresa minera y el de las autoridades locales que se lo permiten. Se están granjeando la antipatía generalizada de todos los que vivimos próximos al proyecto minero. Espero y deseo que lo que está ocurriendo en Retortillo tuviera más difusión para que al menos el resto de la provincia supiera lo que aquí está pasando. NO A LA MINA SI A LA VIDA para todas las encinas que están a la espera de ser arrancadas sin la certeza de saber si la mina se llevará a cabo.

De Retortillo dijo...

GRACIAS de nuevo por vuestra lucha,por favor continuar hacia delante,seguir así
,ser nuestra voz ,mostrar nuestra deseperación por lo que se nos viene encima...ayudarnos a mantener la esperanza........GRACIAS GRACIAS NO A LA MINA. SI A LA VIDA