30 de octubre de 2013

GRACIAS "AEFONA". (URANIO EN EL CORAZÓN DE LA DEHESA SALMANTINA).


URANIO EN EL CORAZÓN DE LA DEHESA


"En el comité de conservación de AEFONA hay personas muy implicadas en promover el respeto y la conservación por la naturaleza. Uno de sus participantes ha elaborado un artículo sobre la posible próxima explotación de uranio a cielo abierto en la dehesa salmantina. Desde AEFONA ya firmamos junto a diversas fundaciones en el marco de Wild10 un manifiesto en contra de esta destrucción de hábitat natural de elevada calidad y seguiremos muy de cerca el desarrollo de acontecimientos".

Las personas involucradas en la conservación de la naturaleza, recibimos una terrible noticia cuando menos lo esperábamos: se había dado luz verde a la construcción de una mina de uranio a cielo abierto en la península. Una mina de este tipo supone una aberración para el paisaje y el ecosistema. Pero aún queda más: esta mina incluye una planta de procesamiento.
Durante la primera mitad del mes de Octubre, un acontecimiento mundial nos permitió disfrutar a los implicados en la conservación, de unos días de buenas noticias, de esperanza, de compartir la ilusión de importantísimos proyectos en Wild10. Como colofón a tal evento, parece que el destino nos quiso jugar una mala pasada: durante los últimos días del congreso la Junta de Castilla y León publicó la declaración de impacto favorable para la explotación de los yacimientos de uranio Retortillo-Santidad en la provincia de Salamanca, la misma provincia en la que se celebraba por esos días el citado congreso sobre naturaleza y conservación. Este documento implica que el comienzo de una explotación minera de uranio a cielo abierto es inminente.
 


El proceso para conseguir esta Declaración de Impacto Ambiental como favorable ha sido muy largo. Berkeley Minera España S.A., filial de Berkeley Resources Limited Int. será la encargada de llevar a cabo el proyecto, para ello, hace varios años que comenzó a realizar prospecciones, perforaciones y sondeos en la zona para estudiar la viabilidad de este yacimiento de uranio. Tras concretar que la situación del terreno y la cantidad de mineral bajo la superficie es tal que permite una explotación rentable en el plano económico, puso en marcha un grupo multidisciplinar para la redacción del estudio de impacto ambiental.

La declaración de impacto ambiental favorable publicada por la Junta de Castilla y León, permite, y entiende ecológicamente sostenible, el hecho de que Berkeley solicite 570 millones de litros de agua potable al año procedentes del río Yeltes y de manantiales subterráneos. Permite que dentro del área de afectación directa se encuentre la ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves) de las riveras del Yeltes y el Huebra. Permite que se construya una planta de procesamiento de los minerales extraídos para su conversión en Uranio comercializable. Permite que el hábitat de especies animales endógenas, en peligro de extinción y amenazadas se vea afectada por la actividad de la mina.

Tal vez, el impacto no fuera tan grande si no se tratase de una mina a cielo abierto. Pero, ¿porqué a cielo abierto? El Uranio se encuentra en la naturaleza mezclado con otros minerales en forma de óxido de uranio U3O8, las proporciones de este mineral en lo que se consideran yacimientos es de entre 0,03 y 0,05 %. Para hacernos una idea, para extraer un kilo de uranio sería necesario remover y procesar entre tres y cinco toneladas de tierra y piedra. Por lo tanto es inviable transportar subterráneamente toda esa cantidad de material para extraer tan poco uranio. Llega un punto en el que las exigencias energéticas, el precio del producto y la voracidad de las empresas e instituciones pasan por alto el impacto que provoca la minería a cielo abierto, entendiendo justificable su extracción y la destrucción del paisaje.

Cartel y edificio de Berkeley, la entrada a la zona a explotar.
 

Para conseguir el citado uranio U3O8 es necesario que las toneladas de minerales extraídos pasen por un proceso de molienda y lixiviado. Este proceso de obtención es el más barato, pero como suele suceder, el que más riesgos conlleva para la naturaleza. Específicamente, y como resumen, para el proyecto de Retortillo-Santidad se emplearán 42.000 toneladas de ácido sulfúrico, 16.000 litros de sosa caústica y 10.000 litros de ácido clorhídrico anualmente. Disgregar la roca madre en tamaños asequibles para los camiones de gran tonelaje requiere entre 120 y 150 megadetonaciones al año. También, anualmente, la planta de tratamiento requiere de 300  millones de litros de agua y otros 270 de regado para evitar la dispersión de polvo.
La minería de uranio conlleva un grave impacto ambiental y de salud pública. Implica exponerse al polvo de uranio y a las emanaciones de gas radón que pueden desprenderse de este tipo de instalaciones, ya que, cuando la roca que contiene uranio es molida, desprende el gas que contiene, radón. La contaminación de aguas superficiales y subterráneas con químicos y material radiactivo, el drenaje de metales pesados y de sustancias ácidas, la irreparable alteración del paisaje, y tanto el ruido como la dispersión de polvo derivado de las megadetonaciones suman el total de peligros que irremediablemente van asociados a las extracciones de uranio a cielo abierto.
Río Yeltes dentro de lo que será la zona afectada.
 
Es necesaria la construcción de una balsa de residuos tóxicos. Una rotura de esta balsa, similar a la que ocurrió en Aznarcóllar (Sevilla) hace unos años, supondría el vertido de sustancias altamente contaminantes en la cuenca fluvial que atraviesa el Parque Natural de las Arribes del Duero, el Parque Natural Douro Internacional en Portugal y el lugar Patrimonio de la Humanidad de los viñedos portugueses del Duero.
 
La citada mina de Retortillo-Santidad, no es más que la punta del iceberg de un macroproyecto de Berkeley. En esta primera fase, pretende explotar este yacimiento, el más productivo de todos y construir la planta de procesamiento. Pero hay más yacimientos, al menos otros diez, en las provincias de Salamanca y Cáceres, cabría destacar Alameda, Villares y Gambuta. Retortillo constituiría el centro de procesamiento para el resto de minas “satélite”, desde las que habría que transportar el material extraído y procesarlo aquí. De momento, Berkeley ha proyectado Retortillo y Alameda, estas dos minas tienen el lamentable honor de ser las dos únicas minas de uranio permitidas en toda la unión europea.
 
En primer término paisaje donde se ubicará la futura escombrera, donde se ven las encinas del fondo es la zona a excavar para la explotación de uranio.
Encinas centenarias de robustos troncos, alcornoques recubiertos de líquenes, fresnos de un porte formidable, álamos, rebollos, praderas en las que pasta el ganado ajeno al paso del tiempo,… es lo que nos encontramos en una visita fugaz a lo que es hoy el campo de Retortillo y la dehesa de Santidad. Un paseo entre las encinas, pues es la dehesa de este árbol la que ocupa el 80% del área de afectación, nos permite escuchar el trino de diferentes especies de aves, ver huir algún conejo entre las matas,… en definitiva, disfrutar de un entorno apacible, tranquilo y natural. Parece mentira que sobre este lugar, dentro de poco, comiencen a manipularse materiales potencialmente radiactivos y sustancias altamente contaminantes.
Visitar la zona deja un sabor agridulce. Parece que apreciamos más profundamente aquello que sabemos que con toda seguridad desaparecerá. Pues no es para menos, a cualquiera, por poco que aprecie la naturaleza, le invade una sensación de tristeza cuando atraviesa una dehesa de encinas centenarias, cuyos días están contados. Este lugar es el hábitat de innumerables especies animales: milanos, águilas, buitres, cigüeñas negras, jabalíes, zorros, tejones,…
La economía actual del lugar se basa en la ganadería y el turismo. En las dehesas pasta ganado ovino y bovino. Mientras que junto a la orilla del río Yeltes, un manantial de aguas termales (ubicado entre ambos yacimientos) es aprovechado por el ser humano desde hace más de 2.000 años; hoy en día, un balneario atrae anualmente a centenares de personas hasta la zona y da trabajo a aproximadamente 60 personas. Si a esta fuente de empleo sumamos los que aporta la actividad agropecuaria, podría acercarse el número considerablemente a los que afirma Berkeley que la explotación minera aportará a la zona. Desconocemos, si el hecho de que siga adelante el proyecto de Berkeley es compatible con la continuidad del balneario. Es dudable, pues inevitablemente la permeabilidad de los suelos se verá afectada y por lo tanto la composición y calidad del manantial termal; por no hablar de la extrema cercanía al yacimiento (apenas un kilómetro) y la falta de demanda al encontrarse anexo a un lugar tan potencialmente peligroso, pueden poner en peligro el balneario y los puestos de trabajo que este aporta. Llegados a este punto del análisis del impacto económico, hay que plantearse una cuestión: ¿realmente compensa sustituir puestos de trabajo ecológicamente sostenibles por otros que atentan gravemente contra el desarrollo sostenible? ¿Qué ocurrirá cuando pasen 11 años, ya no quede uranio bajo la tierra, y Berkeley abandone la mina?
 
Dehesa de Retortillo en primavera
 

 
Cuando comiencen las explosiones y los vecinos de estos municipios se vean obligados a retirar polvo acumulado sobre la superficie de sus muebles todos los días, y lleguen a la conclusión de que eso que limpian contiene uranio, se sentirán avergonzados de haber vendido su bienestar, su salud y su legado natural a una multinacional. Tendrán que inventarse cualquier escusa para que sus hijos y nietos no sepan que ellos permitieron, con su apoyo, que comenzara la explotación minera que acabó con el futuro de la zona.
Decenas de especies animales se verán obligadas a desplazarse, árboles que llevan cientos de años creciendo en ese lugar serán arrancados, las suaves colinas de las dehesas serán sustituidas por un inmenso agujero en la tierra, escombreras y balsas de residuos tóxicos.
 
¿Qué podemos hacer en nuestra asociación de fotógrafos de naturaleza para evitar que esto suceda? ¿De qué herramientas disponemos? De cámaras, del poder de comunicación de la imagen: tenemos la suerte de poder captar los valores naturales de este maravilloso lugar antes de que sea destruido, tal vez parezca poco, pero un buen número de imágenes que reflejen la riqueza natural y paisajística de este lugar puede que aporten el granito de arena que ayude a inclinarse la balanza a favor de la conservación, en lugar de hacerlo del de la explotación, la especulación y la destrucción. Únete a la quedada que AEFONA organizará en Retortillo próximamente.
 
 
 

 

29 de octubre de 2013

Trabajadores del Balneario de Retortillo alegan contra la captación de aguas solicitada por Berkeley a la CHD


Una veintena de trabajadores del Balneario de Retortillo alegan contra la captación de aguas solicitada por Berkeley a la CHD
Imagen del Balneario de Retortillo y río Yeltes.
Los reclamantes manifiestan su postura de oposición al proyecto minero por los daños al medioambiente “en toda la amplitud del término" y por considerarse "gravemente perjudicados laboral y personalmente" al considerar "que es incompatible el desarrollo de la extracción de minerales radioactivos, su posterior concentración y depósito de estériles con el turismo de salud en el que trabajan y realizan sus labores profesionales".

 En su escrito de alegaciones, denuncian que ante un accidente causado en el río, en las balsas de lixiviados o en las balsas de agua extraída del Yeltes o los depósitos pluviales en el que exista un vertido en los cauces de la red hídrica cercana así como las aguas subterráneas, se podría afectar "al manantial mineromedicinal del que obtiene los recursos el balneario para sus tratamientos médicos".

 Por otra parte, "los recursos disponibles de agua para la población flotante del Balneario de Retortillo y los trabajadores se verían notablemente disminuídos impidiendo el normal funcionamiento de sus instalaciones ya que el volumen solicitado por Berkeley Minera España S.A, es casi ocho veces la concesión diaria de agua del Yeltes al Balneario", recordando que por la estación termal pasa anualmente "una población flotante de más de 6.000 personas" y un margen de pernoctaciones que oscila entre las 40.000 y las 65.000, además de las estancias continuadas de lunes a domingo de sus 60 trabajadores.

 Berkeley Minera España S.A. reconoce que durante los trabajos de explotación, la empresa va a "aerosolizar" agua al utilizar "aspersores o cañones de agua pulverizada durante la voladura", lo que podría ocasionar la derivación de elementos radioactivos al sistema hidrogeológico por escorrentías o filtración.

 Además, "Berkeley Minera España S.A. no está dando información veraz de sus proyectos", pues aparte de los ácidos empleados en el proceso, el mineral de las pilas de lixiviación y las voladuras de la corta pueden afectar "tarde o temprano", debido a la proximidad, "a las zonas de recarga del manantial mineromedicinal del Balneario de Retortillo", lo que sería a todos los niveles "catastrófico e irrecuperable" sin posibilidad de rectificación a través de cualquier medida correctora, ya que por definición "los manantiales mineromedicinales son únicos e irrepetibles".

 Por todo ello, los alegantes solicitan la no concesión de aguas solicitadas por Berkeley sobre el río Yeltes por las afectaciones sobre el Balneario de Retortillo y el peligro real de la contaminación del recurso hídrico que abastece a las instalaciones, lo que supondría un peligro tangible para la estabilidad de los puestos de trabajo de los que dependen decenas de familias de la zona afectada.

28 de octubre de 2013

PRESENTADAS MAS DE CIEN ALEGACIONES CONTRA LA SOLICITUD DE BERKELEY DE APROVECHAMIENTO DE AGUAS EN RETORTILLO Y VILLAVIEJA DE YELTES

Stop Uranio presenta más de un centenar de alegaciones contra la solicitud de Berkeley para el aprovechamiento de aguas superficiales y subterráneas en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes.
 
La Plataforma ciudadana contra la mina de uranio de Salamanca solicita la denegación de las peticiones efectuadas por la filial de la minera australiana al entender que la empresa no dispone todavía de ninguna de las autorizaciones previas pertinentes y en estado de vigencia para la extracción y beneficio del mineral.
 
Río Yeltes en Retortillo. A muy pocos metros cauce arriba de este lugar, Berkeley pretende instalar una plataforma en medio del río para extraer 344.563 m³/año.

Al tratarse de una explotación minera calificada como "radioactiva", el proyecto de Berkeley Minera España S.A. está supeditado a la autorización previa del Ministerio de Industria que todavía no ha sido otorgada y en cuya tramitación el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha pedido suspensión el pasado 30 de julio, con exigencia de nuevos estudios y proyecto por parte de la empresa.

Igualmente, la autorización de la Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León queda condicionada a la presentación de nueva y abundante documentación por parte de la empresa solicitante, con una espera de al menos un año, según consta en el mismo informe del CSN. A la vista de las pruebas, y teniendo en cuenta que la minera no dispone de ninguna autorización para la finalidad del aprovechamiento, parece cuanto menos razonable que el procedimiento de concesión de aguas sea suspendido hasta que esas autorizaciones sean otorgadas y puedan tener vigencia, de ahí que ahora proceda el archivo del expediente.

Por otra parte, el CSN exige a la empresa Berkeley un nuevo programa PVRA (Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental) preoperacional que permita evaluar las consecuencias de impactos radiológicos sobre la población y el medio ambiente, e identificar el cauce de los vertidos en aguas superficiales, así como los datos históricos del caudal del mismo y cómo se va a proceder en las épocas de estiaje. Al tratarse del cauce del río Yeltes, parece claro que no se puedan tramitar las concesiones de agua sin la justificación previa y suficiente de los hechos anteriormente mencionados.

Además, el área prevista para la actividad minera se sitúa en una zona de clima mediterráneo caracterizada por al menos dos meses de sequía durante el verano, lo que resulta especialmente relevante en los municipios de Villavieja de Yeltes y Retortillo, que en ocasiones y debido a la falta de precipitaciones han tenido que abastecer a su población de agua para consumo. Por lo tanto, resultaría altamente imprudente la captación de aguas durante el período de estiaje, ya que esta actividad detraería el agua disponible para uso humano, prioritario en todo momento respecto a cualquier tipo de actividad minera, y que en el caso del río Yeltes, protegido a nivel comunitario como ZEPA y LIC, pondría en peligro la garantía de un caudal mínimo ecológico incluso en los meses del año con mayor índice de pluviosidad.

Finalmente, Stop Uranio no oculta su preocupación ante la exagerada solicitud de recursos hídricos superficiales y subterráneos por parte de Berkeley, que aunque se refiere exclusivamente a las labores mineras, no hace referencia alguna a la cantidad de agua que será necesaria para el proceso de valorización del mineral, actividad netamente consumidora de este recurso vital y productora de aguas tóxicas e hiperácidas.

Para Stop Uranio es necesario recordar que los datos presentados por Berkeley Minera España S.A. son referidos al año 2009, donde ya la demanda de los municipios era de 43 hectómetros cúbicos anuales, consumo que se ha visto significativamente incrementado al que hay que sumar las concesiones de agua de las CST La Loba y Las Calderonas, no contempladas en el estudio, que ya someten a la unidad hidrogeológica a una presión excesiva sobre sus escasos recursos hídricos.

Tampoco puede olvidarse el empleo que de las aguas termales efectúa el balneario de Retortillo, cuyo uso histórico y preexistente se pone en peligro de llevarse a cabo la explotación minera, y que afectaría a uno de los principales motores económicos y de empleo de esta comarca salmantina.
 

24 de octubre de 2013

CARPA DE INFORMACIÓN Y RECOGIDA DE FIRMAS EN SALAMANCA EL SÁBADO 26 DE OCTUBRE. ORGANIZA EQUO Y STOP URANIO.

El partido EQUO y la plataforma STOP URANIO, estarán el sábado 26 de octubre de 12 a 14 horas en la Plaza Del Liceo de Salamanca, donde instalarán una carpa para dar información y recoger firmas para las alegaciones que se presentarán seguidamente en la Subdelegación del Gobierno, para manifestar lo perjudicial que es abrir una mina de uranio en RETORTILLO Y VILLAVIEJA DE YELTES, como pretende  la empresa BERKELEY MINERA ESPAÑA.

Rogamos a todos los que puedan, se pasen por allí, y les darán la información que precisen sobre el proyecto.
 
Difundan esta noticia entre sus contactos y especialmente entre los que residan en Salamanca, por si quieren ayudar.
 
 
 

21 de octubre de 2013

IMPORTANTÍSIMA CARTA DE EQUO AL MINISTERIO DE INDUSTRIA, ENERGÍA Y TURISMO, SOBRE BERKELY Y SU MINA DE URANIO EN RETORTILLO.


 


AL MINISTERIO DE INDUSTRIA, ENERGÍA Y TURISMO
DIRECCIÓN GENERAL DE POLÍTICA ENERGÉTICA Y MINAS
MADRID
 
 

D. JUAN ANTONIO LÓPEZ DE URALDE GARMENDÍA, con D.N.I. nº 00396208-X, Co-portavoz y representante legal del Partido Político EQUO, CIF G86273414,
inscrito en el Registro de Partidos Políticos en el Tomo VII Folio 370 del Libro de Inscripciones, y domicilio conjunto a efectos de notificaciones en la dirección electrónica equosalamanca@proyecto.org , en relación con el expediente de concesión de "Autorización Previa de Instalación Radioactiva" a la mercantil Berkeley Minera España S.A. en el que, en su momento ya comparecimos como interesados ante ese Ministerio,
 
 
EXPONE:
 
Primero.- Que ha tenido conocimiento del informe emitido por el C.S.N. de fecha 30/07/2013 que pide suspender la tramitación de la autorización previa de la Planta de Tratamiento de Retortillo en Salamanca, solicitada por la empresa BERKELEY MINERA ESPAÑA S.A. a la vez que requiere una importante documentación a la citada empresa para completar el proyecto presentado, relacionada con la exigencia del CSN de que la planta de tratamiento y la explotación minera se han de considerar como un proyecto único y además que la generación, almacenamiento y gestión de los residuos de esa planta han de ser consideradas como de residuos radiactivos.

Segundo.- Que igualmente otro informe del CSN de la misma fecha, sobre el otorgamiento de la concesión de explotación de los yacimientos de uranio de Retortillo-Santidad, establece una serie de consideraciones de protección radiológica, que han de presentarse y ser evaluadas por el CSN, antes de que se proceda al comienzo de cualquier actividad en esta explotación.

Tercero.- Que la Junta de Castilla y León mediante Orden FYM/796/2013, de 25 de septiembre (BCYL 08/10/2013, Nº 194) ha dictado Declaración de Impacto Ambiental favorable sobre el Proyecto de Explotación para recursos de la Sección D), minerales de uranio, denominada Retortillo-Santidad nº 6.605-10, en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes, provincia de Salamanca, promovido por Berkeley Minera de España, S.A. Es importante resaltar que en dicho Proyecto se incluye la “planta de beneficio de uranio” (mediante pilas de lixiviación) y las escombreras de los residuos (calificados como radiactivos por el CSN) y no sólo la extracción de mineral.

En consecuencia y dado que las autorizaciones previa, de construcción y de explotación de esta instalación radiactiva de 1º categoría corresponden al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, convirtiéndose así en el órgano sustantivo, la DIA ha de ser dictada por la Administración General del Estado (el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) y no por la Junta de Castilla y León, todo ello en aplicación de los artículos 2.2; 2.3 y 4.1 del Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero que aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos.
 
Cuarto.- Es por lo tanto imprescindible que por ese Ministerio se requiera a la Junta de Castilla y León para que paralicen sus tramitaciones hasta que haya resolución de autorización previa de la explotación minera, planta de beneficio del uranio y tratamiento de los residuos radioactivos solicitada por Berkeley y se proceda a tramitar nueva DIA por el Ministerio de Agricultura, alimentación y Medio Ambiente, único órgano competente para ello, que recoja las exigencias contenidas en los citados informes del Consejo de Seguridad Nuclear.
 
Quinto.- También resulta imprescindible que, teniendo en cuenta tanto el Protocolo de Actuación existente entre el Gobierno de la República Portuguesa y el Gobierno del Reino de España que establece obligaciones de comunicación y consulta previa en caso de proyectos con posibles impactos transfronterizos, como el Acuerdo Luso-Español en materia de Seguridad de las Instalaciones Nucleares de Frontera de 1980 y sus respectivos Protocolos aprobados en 1981, se haga una consulta al Gobierno de la República Portuguesa dentro de trámite de aprobación de una Declaración de Impacto Ambiental que solicitamos.
 
Por todo lo expuesto, SOLICITA:

1.- Que ese Ministerio de Industria, Energía y Turismo requiera a la Junta de Castilla y León para que paralice las tramitaciones en curso de las solicitudes presentadas por la empresa Berkeley Minera de España S.A para la puesta en funcionamiento de una planta de extracción, tratamiento, beneficio y almacenamiento de residuos de uranio en Retortillo-Santidad(Salamanca), hasta que la empresa cuente con la autorización previa.

2.- Que se proceda a la tramitación de una nueva DIA por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, por ser el órgano ambiental competente al tratarse de una instalación radiactiva que ha de ser autorizada por el Ministerio de Industria, Energía y Minas.

3.- Que se pida informe al Ministerio de Asuntos Exteriores sobre si, teniendo en cuenta tanto el Protocolo de Actuación existente entre el Gobierno de la República Portuguesa y el Gobierno del Reino de España que establece obligaciones de comunicación y consulta previa en caso de
proyectos con posibles impactos transfronterizos, como el Acuerdo Luso-Español en materia de Seguridad de las Instalaciones Nucleares de Frontera de 1980 y sus respectivos Protocolos aprobados en 1981, resulta obligada la consulta al Gobierno de la República Portuguesa dentro de trámite de aprobación de una Declaración de Impacto Ambiental

Salamanca, a 21 de octubre de 2013

Fdo.- Juan Antonio López de Uralde Garmendia
 

 

LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN, NO SE ENTERA O NO QUIERE ENTERARSE.


Stop Uranio considera que son los hechos los que confirman que el proyecto de Berkeley es insostenible y poco riguroso a nivel ambiental

 
Hace escasos días, el propio Presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), José Valín Alonso, le ha recordado públicamente a la empresa en medios salmatinos que la concesión de aguas superficiales para uso industrial solicitadas por la minera australiana estará limitada entre otros factores "por la imposibilidad de tomar aguas ni verterlas al río Yeltes en verano", y que "deberán respetarse los caudales ecológicos en cada período del año", en clara advertencia al desmesurado volumen de captación solicitado por la compañía, con un máximo anual cercano a los 345 millones de litros de agua del citado curso fluvial.
Balneario de Retortillo y río Yeltes. Dos de los muchos perjudicados con el proyecto minero de Berkeley.

 Esto se suma al informe emitido por el Consejo de Seguridad Nuclear, que califica los residuos procedentes de la explotación y de la planta de tratamiento del proyecto Retortillo-Santidad como "radioactivos", obligando a la evaluación radiológica "conjunta e inseparable" de ambas instalaciones, haciendo patente la fragmentación de un proyecto en el que la provincia salmantina aparece como almacén de residuos de la concesión extremeña de Gambuta y solicitando durante un año la suspensión del procedimiento para llevar a cabo una nueva evaluación a la espera de recibir más información por parte de Berkeley.

 La Plataforma considera que pese a tener conocimiento de estos hechos, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) ha sido presentada por la Junta de Castilla y León precisamente ahora ante la inminente aprobación de las modificaciones en la Directiva Europea 2011/92/UE, de Evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente, que tras ser validada por la Comisión Europea, restringirá el margen de operación de las grandes corporaciones mineras.

Por otra parte, la DIA da por buenos los argumentos de la empresa punto por punto sin considerar en la práctica hacia las numerosas alegaciones presentadas, no dejando de ser, en buena medida, más que un "copia y pega" del proyecto presentado por la empresa, claramente insostenible a nivel ambiental.

Resulta sorprendente, en cualquier caso, que Berkeley Minera España S.A. haga referencia de manera continuada a grandes cifras de inversión y generación de empleo cuando los hechos demuestran justamente lo contrario, pues durante el último año la compañía ha despedido en Salamanca a nueve de sus trabajadores en plantilla. La minera además sigue negándose a considerar las afecciones que su actividad podría tener sobre los miles de puestos de trabajo que dependen de los sectores productivos básicos como el agrícola y el ganadero, además de la afectación negativa sobre la imagen del empresariado turístico salmantino.

Stop Uranio no está contra la legislación vigente, pero sí contra la falta de sentido común y los fines de un proyecto claramente incierto cuyos efectos sobre la salud de las comarcas salmantinas en absoluto podrán compensar cualquier promesa efectuada desde la minera y respaldada por la irresponsabilidad de parte de la clase política, lo que en su momento tendrá un claro reflejo electoral pues la ciudadanía nunca olvida este tipo de comportamientos y desplantes por parte de sus representantes públicos.
 

18 de octubre de 2013

ALEGACIONES A LA SOLICITUD DE AGUAS POR PARTE DE BERKELEY

Desde la plataforma STOPURANIO me comunican que disponen de un modelo de alegaciones para presentar a la Confederación Hidrográfica del Duero, con el fin de justificar suficientemente que no precede la concesión de semejante petición. Recordar que Berkeley solicita MIL SETECIENTOS MILLONES DE LITROS DE AGUA POTABLE AL AÑO, a extraer del río Yeltes y de aguas subterráneas.

 
Pueden solicitar el modelo en las siguientes direcciones: stopuranio@gmail.com   y canela_30900@hotmail.com. También pueden dirigirse al correo de este blog y con mucho gusto se lo enviaré.
 
Ruego por favor colaboración. Todos los que amáis esta tierra y no queréis perderla para siempre, deberéis presentar una alegación y hacer llegar a vuestros contactos la información.
 
El plazo para presentarlas termina el 27 de octubre. Se registran en cualquier organismo oficial o si lo prefieren, hacerlas llegar a la plataforma y desde aquí las entregarán conjuntamente en un acto que se desarrollará en Salamanca el sábado 26 de octubre. 

Me gustaría ver las alegaciones presentadas por los Ayuntamientos de Retortillo y Villavieja de Yeltes, para defender a sus vecinos y por el buen sentido común.
 
Gracias a todos.

Río Yeltes a su paso por Retortillo en terrenos mineros.

14 de octubre de 2013

DURO REVES PARA BERKELEY. SUSPENSIÓN DEL PROCEDIMIENTO POR SER UNA INSTALACION TOXICA RADIOACTIVA.


El CSN pone freno a las aspiraciones de Berkeley para extraer uranio en Salamanca


 

En un informe al que ha tenido acceso la Plataforma Stop Uranio, el Consejo de Seguridad Nuclear califica los residuos procedentes de la explotación y de la planta de tratamiento como "radioactivos" frente a la clasificación presentada por la minera, obliga a la evaluación radiológica "conjunta e inseparable" de ambas instalaciones y solicita al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en virtud del artículo 6.2 del Reglamento sobre instalaciones Nucleares y Radioactivas, la suspensión del procedimiento durante un año para llevar a cabo una nueva evaluación del proyecto a la espera de recibir más información por parte de Berkeley.

SALAMANCA SERÍA UN ALMACÉN DE RESIDUOS RADIOACTIVOS PROVENIENTES DE EXTREMADURA

El CSN señala en el mismo documento, además, que Berkeley Minera España S.A., ha iniciado los trámites para el otorgamiento de concesión de la explotación derivada del permiso de investigación "Almendro", concedido por la Junta de Extremadura e incluído en el proyecto "Gambuta", cuya etapa final del tratamiento de mineral se llevará a cabo en las instalaciones de Retortillo, considerada como Instalación Radioactiva de Primera Categoría. Para el Consejo, "es evidente que ambos proyectos forman parte de un proyecto integrado de mayor alcance que el presentado actualmente por el solicitante y sobre el que no se dispone de suficientes datos".

EL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR ENDURECE SUS REQUISITOS A BERKELEY MINERA ESPAÑA S.A. PARA SACAR ADELANTE EL PROYECTO
 

Por los hechos anteriormente mencionados, el  CSN ha obligado a la minera a una revisión completa de su memoria descriptiva, obligando a Berkeley a que considere la planta de tratamiento y la explotación minera como un proyecto único, en el que se incluya "la previsión de procesar mineral de otras plantas satélites", y que tenga en cuenta "la generación de residuos radioactivos en la planta de tratamiento".

Así, Berkeley deberá "elaborar y presentar" al Consejo de Seguridad Nuclear "un nuevo programa de vigilancia radiológica ambiental preoperacional que permita la caracterización de la situación radiológica del fondo natural del emplazamiento de la zona minera y el establecimiento de un nivel de referencia o fondo radiológico de la zona vigilada fuera del mismo", que deberá ser autorizado por el CSN y sin el que la empresa no podrá en ningún caso iniciar labores.
Por otra parte, "las estructuras o depósitos que se preveen construir en el hueco de la mina para el almacenamiento definitivo de los estériles del proceso y demás residuos radioactivos generados en la planta de tratamiento de minerales, formarán parte integral de dicha instalación y estarán sometidas, junto al resto de dicha instalación radioactiva, a la regulación establecida al efecto en el Reglamento sobre instalaciones nucleares y radioactivas" y "se deberá elaborar un análisis previo de la seguridad del proyecto de almacenamiento de los residuos radioactivos que justifique su idoneidad".

PARA STOP URANIO, SE CONFIRMA LA PELIGROSIDAD DEL PROYECTO DE BERKELEY
Desde la Plataforma contra la mina de uranio de Salamanca el conocimiento de estos nuevos datos hace patente cual es la verdadera dimensión del proyecto de Berkeley, más allá de los conceptos de "inocuidad" y "sostenibilidad" que pretende vender la empresa a nivel público de manera reiterada. En realidad se trata de un proyecto fragmentario que convertirá a una parte de la provincia de Salamanca en un almacén de residuos tóxicos radioactivos, lo que supone un legado inasumible para futuras generaciones y frente a lo que se exigirán las responsabilidades políticas y judiciales pertinentes.
 
 

10 de octubre de 2013

RECORDATORIO DE LOS DINEROS ENVENENADOS EN RETORTILLO Y VILLAVIEJA DE YELTES.

Os muestro, para refrescar memorias, el siguiente artículo publicado el 27/10/2011 en El Mundo.
 
De este dinero mencionado, ni de otros entregados posteriormente a estos ayuntamientos por Berkeley, nada sabemos y nada se nos dice, aunque preguntemos.  Pero lo que me parece mas grave es que algún concejal de Villavieja de Yeltes no sepa que cantidades ingresó de Berkeley su ayuntamiento, ya que en la última reunión celebrada por la plataforma STOP URANIO en esa localidad, comentó que solo le constaba un ingreso de 30.000 euros de Berkeley en su ayuntamiento. 

Señores Alcaldes, las cuentas claras y a disposición de los ciudadanos. Tenemos derecho.
 

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/10/27/castillayleon/1319743784.HTML

Las minas de uranio 'alivian' las cuentas municipales de Retortillo y Villavieja

  • La compañía Berkeley adelanta 159.000 a los ayuntamientos
  • Esta cantidad representa un 10% del acuerdo alcanzado

La empresa Berkeley Minera España ha pagado 159.200 euros a los ayuntamientos salmantinos de Retortillo y Villavieja de Yeltes como anticipo del canon de producción de los yacimientos de uranio que explotará en sus términos municipales, según el acuerdo firmado por ambas partes. Esa cantidad es un 10% del acuerdo alcanzado y en los próximos meses, recibirán otro 20% también en concepto de adelanto.
 
A cambio, los ayuntamientos de Retortillo,  y Villavieja de Yeltes, se comprometen a agilizar los procedimientos administrativos para la concesión de licencias y autorizaciones.
 
  Acuerdo Berkeley Minera
 

9 de octubre de 2013

LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN AJENA A LOS INTERESES DE LOS HABITANTES DEL OESTE DE SALAMANCA Y EN CONTRA DE LA CALIDAD DE VIDA.


Stop Uranio califica de auténtica pesadilla ambiental la Declaración de Impacto aprobada por la Junta a la minera Berkeley

La Plataforma Ciudadana contra la mina de uranio en Salamanca valora muy negativamente el informe favorable al proyecto "Retortillo-Santidad" publicado en el BOCYL de ayer y considera que las actuales autoridades castellano-leonesas están cambiando el bien común y la salud de la ciudadanía por los intereses particulares de una empresa privada en un proyecto de corta temporalidad cuyo perjuicio para las comarcas afectadas supera con mucho a los teóricos beneficios.
Stop Uranio considera  de auténtica "aberración", la Declaración de Impacto Ambiental emitida por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en el día de ayer, al asumir erróneamente que una explotación que generará más de 40 millones de metros cúbicos de residuos (parte importante de los cuales serán de alta peligrosidad) puede ser "ambientalmente sostenible".
De un lado, está la extensa superficie de las escombreras, que superará las 62 hectáreas, en especial las de material sulfuroso (ARD) y NORM, que almacenarán desechos de alta toxicidad que pueden provocar graves problemas ambientales. Es necesario recordar que las filtraciones por fisura en las geomembranas son un problema consustancial a la minería a cielo abierto. Además la propia DIA alerta de la peligrosidad de los residuos al hacer referencia al sistema de protección, cuyo criterio "es lograr una vida útil de la cobertura" comprendida "entre los 200 y 1000 años o superior", para "el control de la radioactividad gamma, control del polvo y emanaciones de radón".
Por otra parte está el procedimiento elegido para la recuperación del mineral (lixiviación por pilas), que es el más barato y rentable para la empresa pero el que mayores riesgos entraña para el medio ambiente y en el que se dispondrá una superficie "de entre 10 y 15 hectáreas" para efectuar riegos de una solución de ácido sulfúrico durante un período de 110 y 130 días al año, con la misma problemática de las filtraciones que las escombreras, pues pese a la "triple capa de protección" que se menciona en el documento, es imposible garantizar la no alteración de las geomembranas protectoras al cabo del tiempo con el consiguiente peligro de filtración al terreno y, por ende, a los acuíferos de la zona. Un problema también compartido por cinco de las ocho balsas mineras, que con una capacidad de 25.000 metros cúbicos servirán del almacenaje al denominado "licor de lixiviación" en sus diferentes fases.
Sin embargo, es en el consumo de reactivos y en el recurso hídrico empleado donde se puede observar la desmesura y sinrazón de la iniciativa de Berkeley, pues tan sólo el proyecto "Retortillo-Santidad" empleará 42.000 toneladas de ácido sulfúrico, 16.000 litros de sosa cáustica o 10.000 litros de ácido clorhídrico anualmente, con un volumen de agua potable a emplear en el mismo período de 300 millones de litros para la planta de tratamiento y 270 millones de litros para el regado contra el polvo.
Finalmente está la absoluta falta de consideración del gobierno de Juan Vicente Herrera con el medio natural y la salud de la población al no atender las alegaciones presentadas y al asumir una serie de daños que deberán ser "mitigados", que no eliminados, a través las medidas "correctoras" llevadas a cabo por la empresa, tales como la contaminación atmosférica, edafológica, hídrica, acústica y otras afecciones sobre el territorio y el patrimonio arqueológico.
A la vista de los hechos, la Plataforma contra la mina de uranio de Salamanca considera claramente insostenible el proyecto, y se reafirma en su intención de luchar activamente contra el mismo a través de todos los cauces legales nacionales e internacionales a su alcance para conseguir la paralización definitiva de esta iniciativa, que supone un verdadero acto de "entreguismo" y "saqueo" para la provincia de Salamanca y que sitúa a la comunidad castellano-leonesa a la cola de Europa a nivel de protección del entorno  y responsabilidad medioambiental.

7 de octubre de 2013

INACEPTABLE EL VOLUMEN DE AGUA SOLICITADO POR BERKELEY A LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO.

La plataforma contra la mina de uranio en Salamanca considera inaceptable el volumen de agua solicitado por Berkeley a la Confederación Hidrográfica del Duero.

Mapa RED NATURA 2000. RÍO YELTES.
Zona de Especial Protección para las Aves de las Riberas de los ríos Huebra y Yeltes (ZEPA ES0000247) y Lugar de Interés Comunitario de las Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes (LIC ES4150064).
 
El colectivo facilitará modelos de alegación para que todos los interesados puedan presentar las reclamaciones pertinentes a los expedientes de referencia C-1670/2012-SA y C-1642/2012-SA, por el que Berkeley Minera España solicita de la Confederación Hidrográfica del Duero unos desmesurados volúmenes de aguas superficiales y subterráneas en el término municipal de Retortillo.
 
En ambos casos, se solicita un caudal de 100 litros por segundo para el proceso de extracción y beneficio de mineral de uranio, con unos máximos previstos de 344.563 m³/año en el río Yeltes y 1.337.455 m³/año de aguas subterráneas respectivamente, sumando en total casi 1.700 millones de litros de agua potable que no podrá ser destinada para otros usos y que contribuirá a aumentar el problema del déficit hídrico característico en esta parte de la provincia salmantina, afectando a sectores productivos básicos como la agricultura y la ganadería.


Por otra parte, en el río Yeltes se han definido dos espacios de especial protección a nivel europeo (Red Natura 2000) que también se verán directamente afectados por la alteración de caudal: la Zona de Especial Protección para las Aves de las Riberas de los ríos Huebra y Yeltes (ZEPA ES0000247) y el Lugar de Interés Comunitario de las Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes (LIC ES4150064).


Para la plataforma esta solicitud es claramente incompatible con la Directiva Europea 2000/60/CE, que por definición busca "prevenir el deterioro, mejorar y restaurar el estado de las masas de agua superficiales, lograr que estén en buen estado químico y ecológico", y "reducir la contaminación debida a los vertidos y emisiones de sustancias peligrosas" y también "proteger, mejorar y restaurar la situación de las aguas subterráneas, prevenir su contaminación y deterioro y garantizar un equilibrio entre su captación y su renovación", además de la preservación de las zonas protegidas.

Stop Uranio recuerda que tan sólo el proyecto "Retortillo-Santidad", implicará por parte de Berkeley Minera España S.A. un movimiento de tierras superior a los 200.000 m³ anuales, cinco megavoladuras a la semana y el procesado de 2.000.000 de toneladas/año de mineral de baja ley, con una problemática ambiental y social inasumible para la provincia salmantina.

Por todo ello, la asociación facilitará a aquellas personas interesadas un modelo de alegación con el que pueden presentar sus reclamaciones hasta el 27 de octubre en los ayuntamientos de Retortillo, Villavieja de Yeltes;  en las oficinas de la Confederación Hidrográfica del Duero en Salamanca (Avenida de Italia, nº 1) o Valladolid (calle Muro, nº 5); y en el registro de cualquier órgano administrativo.
 
 
Río Yeltes en Retortillo. Divide la zona minera de uranio en dos partes.