25 de mayo de 2020

SE COMPLICA EL PROYECTO DE URANIO EN RETORTILLO PARA LA MULTINACIONAL BERKELEY MINERA.

URANIO
Berkeley Minera: el cuento de nunca acabar.
 
 
Una década después de que Berkeley Minera expresara interés por el campo charro salmantino, la situación se complica para esta multinacional australiana. No solo cuenta con la apabullante oposición de la ciudadanía, sino que también caduca ahora la declaración de impacto ambiental de 2013. La Junta tiene ahora la oportunidad de declararse en contra y no renovarla, como debe.
 

 
"Si después de este tiempo Berkeley no ha logrado poner en pie este nefasto proyecto, ha sido gracias a la lucha de los pueblos del campo charro, sus ayuntamientos y sus alcaldes en defensa de su tierra y modo de vida". 
 
"La empresa, en ese caso canadiense, pretendió cobrar una indemnización a la administración gallega, pero los tribunales de justicia se la denegaron y no cobró ni un euro".  
 
Ya va para diez años que la empresa australiana Berkeley Minera S.L. posó sus intereses en unos pueblos del oeste salmantino, con su destructivo proyecto de mina a cielo abierto, planta de tratamiento de uranio y almacenamiento de residuos radiactivos en Retortillo: una Instalación Radiactiva de 1ª categoría del ciclo nuclear. ¡Ahí es nada!
 
Si después de este tiempo Berkeley no ha logrado poner en pie este nefasto proyecto, ha sido gracias a la lucha de los pueblos del campo charro, sus ayuntamientos y sus alcaldes en defensa de su tierra y modo de vida. ¡Quién le iba a decir a esa empresa que se iba a encontrar con estos irreductibles que, emulando a su manera a aquella aldea gala, resisten unidos por su propia dignidad frente a la prepotencia de quien se cree que todo se compra con un poco de dinero!
 
Berkeley nos trae un proyecto que no es en absoluto inocuo, como pretende hacernos creer la empresa con sus campañas periodísticas, tratando de lavar así su imagen. Una mina de uranio a cielo abierto con enormes explosiones, que contamina el aire y la salud de las personas, envenena las aguas y aniquila los árboles. Por si fuera poco, trae también un almacén de residuos radiactivos que contamina para cientos y miles de años. 
 
Berkeley lleva pregonando desde 2013 que empieza ya la construcción de este desgraciado proyecto. Sin embargo, no solo no lo ha conseguido, sino que ahora es el momento decisivo para que esta amenaza, que sufre el campo charro, termine definitivamente.
 
La Junta de Castilla y León le allanó graciosamente el camino a Berkeley al darle la declaración de impacto ambiental favorable en octubre de 2013. Pero he aquí que por una vez el tiempo corre a favor de la mayoría de la ciudadanía. Esta declaración valía durante el plazo de cinco años. Ese plazo se ha pasado y ya no vale. Berkeley no ha cumplido su parte: debía empezar en cinco años y no lo ha hecho.
 
Ahora le corresponde el turno al presidente de la Junta, el Sr Mañueco. Debe declarar caducada la declaración ambiental, como así ha pedido ya el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes, según ha publicado la prensa local. Sin ese documento no hay proyecto de mina, ni de planta de uranio en Retortillo. Fin del cuento de Berkeley.
 
En esto, el Sr. Mañueco debería tomar nota de la actuación que el presidente de la Xunta de Galicia, el Sr. Feijóo, hizo con la mina de oro de Corcoesto, en A Coruña. El presidente Feijóo, que al principio apoyó el proyecto (como aquí hizo Herrera), denegó después el permiso, a la vista de la gran oposición ciudadana. La empresa, en ese caso canadiense, pretendió cobrar una indemnización a la administración gallega, pero los tribunales de justicia se la denegaron y no cobró ni un euro.
 
¿Quién ha dado los permisos a Berkeley hasta ahora? La declaración de impacto ambiental favorable se la dio la Consejería de Industria de la Junta de Castilla y León, siendo consejero el Sr. Villanueva; y la autorización previa la dio el Ministerio de Industria siendo ministro el Sr Soria. Ambas autoridades pertenecientes al PP y ambos implicados en casos de corrupción. ¿Casualidad?
 
Por otro lado, Berkeley necesita autorización del actual Ministerio de Transición Ecológica para la construcción de esta Instalación Radiactiva de 1ª Categoría en Retortillo. ¿Cómo va a dar el Ministerio ese permiso de construcción si el proyecto ha quedado vacío? El futuro pinta muy incierto para Berkeley y su injustificado, innecesario y destructivo proyecto para el campo charro salmantino.
 
El Ministerio de Transición Ecológica, haciendo honor a su nombre, debería denegar ese permiso de construcción por pura coherencia con su política de parada nuclear. Si hay un plan para cerrar las centrales nucleares no se entiende que se autorice una planta de fabricación de concentrados de uranio, que incluye almacén de residuos radiactivos.
 
Es la oportunidad también para que este nuevo Ministerio llamado de Transición Ecológica y Reto Demográfico, se ocupe del desarrollo de esta zona, apoyando proyectos que respeten el medio ambiente, impulsando actuaciones vinculadas a la ganadería y al turismo rural y declare esta zona protegida por su aportación a la lucha contra cambio climático como “sumidero de CO2”. Es una oportunidad para proteger sus encinares y así evitar la tala de 30.000 encinas que pretende llevar a cabo Berkeley con el proyecto de la mina. Desgraciadamente ya ha talado de forma irregular más de 2000.
 
 
Este es el momento de terminar con el mal cuento de Berkeley y que las personas de la zona puedan vivir con tranquilidad y acometer sus proyectos sin esta amenaza que les destruirá su salud y sus medios de vida, para siempre.
 
P.D. La Junta de Castilla y León no ha recibido en todos estos años a los representantes de la plataforma Stop Uranio. Solicitaron entrevista al presidente Herrera en agosto de 2014 y al Delegado de la Junta en Salamanca el año pasado: sin noticias.
 
Gabriel Risco Ávila. Co-fundador de Stop Uranio.
25 may 2020 05:49
https://www.elsaltodiario.com/desconexion-nuclear/berkeley-minera.-el-cuento-de-nunca-acabar

21 de mayo de 2020

BERKELEY MINERA Y "SU CADA VEZ MÁS IMPOSIBLE MINA DE URANIO"

El proyecto aprobado por el Gobierno prohíbe el fracking

Podemos impulsa una enmienda en la ley del Clima para vetar a la minera Berkeley.

 

La idea de bloquear por ley la minería del uranio en España ensombrece más si cabe el futuro de un proyecto muy discutido. La mayoría de los partidos políticos son favorables a la paralización de Berkele. Así lo manifestaron en junio de 2018 en la ponencia del Congreso para las relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN),
 
La fábrica de procesamiento necesita, además de la autorización previa, autorizaciones de construcción, de explotación y desmantelamiento que corresponden al Gobierno previo informe del CSN. En lo que se refiere a la mina, Berkeley tiene que presentar también un Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental preoperacional; un Plan de Gestión de Efluentes Radiactivos y un Programa de Vigilancia y Control de las Aguas subterráneas.
 
En el Gobierno, el expediente está en manos de la dirección general de Calidad y Evaluación Ambiental. Pero el silencio dura meses. También en los tribunales.  En Octubre la propia Audiencia  decidió  plantear el caso ante la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Supremo. El asunto sigue pendiente.
 
La indefinición que rodea al proyecto de la minería de uranio en Salamanca desaparece cuando se trata del frackingEl proyecto de ley recién aprobado por el Gobierno, lo prohíbe. No habrá nuevos permisos.
 
Pero ni a Unidas Podemos, ni a los ecologistas que pleitean contra la multinacional desde hace años -ADECO-Ecologistas en Acción y el Foro de Izquierda-Los Verdes- les salen las cuentas. Sostienen que los permisos medioambientales que concedió la Junta de Castilla León en 2013 han caducado tras seis años sin que Berkeley haya realizado obra alguna relacionada con la minería y cuestionan la inversión. El CSN, que debería haber decidido el pasado año sobre el permiso de construcción, no se ha pronunciado.


https://www.lainformacion.com/empresas/podemos-enmienda-ley-clima-vetar-berkeley/6568614/

17 de mayo de 2020

BERKELEY MINERA ESPAÑA Y LA GACETA DE SALAMANCA

La conjura de los necios
 

Muchos recordaréis aquel extraño libro, La conjura de los necios, de John Kennedy Toole, publicado en España en 1982 por la editorial Anagrama, en el que su protagonista, Ignatius J. Reilley, un ser inadaptado y anacrónico, sueña con retroceder al modo de vida medieval.
 
Pues igual le ocurre a Francisco Bellón, presidente de Berkeley Minera España y a La Gaceta Regional de Salamanca. Ambos pretenden que regresemos a la Edad Media y, de paso, arrastrar a la provincia salmantina a la miseria de aquellos tiempos oscuros en los que todo se fiaba a los milagros que hiciese la Iglesia omnipresente y al derecho de pernada que el señor del castillo de turno ejercía sobre doncellas y vasallos.
 
 Villares de Yeltes, rodeado de un bosque mediterráneo, se vería muy afectado si la mina llegase a abrirse
 
Hoy, trasladando aquel ideario a la realidad que nos circunda, la pretensión del periódico salmantino (para muchos, un vulgar libelo o panfleto) y de Berkeley Minera, no es otra que cerrar un balneario centenario, consolidado, con 75 empleados fijos y más de 26.000 pernoctaciones al año; envenenar las aguas de varios ríos –afortunadamente, todavía, vivos– como el Yeltes, el Huebra o el Duero; acabar con el ecosistema de las dehesas, uno de los pocos lugares de estas características que quedan en Europa, de incalculable valor medioambiental; poner bajo sospecha a decenas de pueblos al colocarlos en el punto de mira por la contaminación radioactiva, señalando, de paso, a su cabaña ganadera con un rótulo invisible –“¡Carne no apta para el consumo!”, diría el rótulo– ya que cerdos, vacas y ovejas acabarían siendo portadores de radioactividad también.
 
El río Yeltes separa el término municipal de Villavieja del de Villares. No lejos de dónde está hecha la foto, según los planes de Berkeley, pasaría una cinta transportadora de  una decena de kilómetros para llevar el uranio extraído en Villavieja hasta la planta de tratamiento en Retortillo. La foto ha sido tomada desde el puente del ferrocarril que comunica La Fuente de San Esteban con Barça de Alba, en Portugal; una linea que se cerró el 1 de enero de 1985 alegando falta de rentabilidad, pero que el Gobierno declaró Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2000, con lo que “los intereses del uranio” colisionan frontalmente con el BIC. Es más que probable que si la mima se abre, el bosque de encinas que aparece en la imagen sufra daños irreparables por la contaminación radioactiva. Y otro tanto le ocurrirá al río, hoy protegido por la Red Natura 2000 y otras Directivas Europeas; si la mina echase a andar, las probabilidades de que el Yeltes termine siendo una cloaca, a causa de los vertidos, son muchas.
Es decir, la minera australiana y el periódico salmantino constituyen el mayor peligro público que se pueda imaginar en estos tiempos que corren de zozobra y confinamiento. Y no se entiende cómo una institución, otrora prestigiosa, como la Universidad de Salamanca, no dice ni “mu” sobre este tema, aunque  su implicación se haya reclamado desde distintos sectores políticos y sociales. Tampoco se entiende que el Gobierno no haya dado aún el carpetazo final a un proyecto minero que, además de ser de dudosa rentabilidad en lo económico, sí es negativo, absolutamente, para la salud de los habitantes de una provincia, secularmente olvidada por las administraciones públicas. Pero menos se entiende aún cómo la Junta de Castilla y León mantiene todavía la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable, cuando es obvio que esta declaración la firmó alguien “ignorante” del documento que firmaba. Porque si quién estampó aquel día aciago la rúbrica hubiese visitado antes de firmar el territorio sobre el que Berkeley ha empezado a actuar (bosques mediterráneos hasta donde alcanza la vista, ríos cristalinos, decenas de  miles de encinas centenarias –de las que la minera ya arrancó sin el permiso pertinente un par de miles–, pueblos con un rico patrimonio cultural…), no se le hubiese ocurrido dar el visto bueno a un proyecto que acarrea enfermedad, envenena las aguas, mata los árboles, contamina el aire… Y, el día que las excavadoras empiecen a remover la tierra será todo un desierto.
 
De tiempo en tiempo, La Gaceta Regional de Salamanca publica una entrevista a cinco columnas con don Francisco Bellón para recordarle a los lectores que Berkeley les promete  a los salmantinos la isla de Jauja mientras él señor Bellón hace Las Cuentas del Gran Capitan… Y así llevan 10 años.
Bajo el señuelo de “vamos a crear empleo”, Bellón y La Gaceta, La Gaceta y Bellón tanto monta, monta tanto, se cocinan, periódicamente, una charleta de amigos, publicada a toda página, en la que anuncian las siete maravillas del mundo para la tierra salmantina. ¡Todo, una probable suma de mentiras! Pues los datos –que no mienten nunca– dicen que después de diez años de presencia en la provincia, Berkeley solo han conseguido, hasta ahora, envenenar la convivencia en los pueblos, destruir algunas familias, sembrar discordia entre hermanos, desecar charcas, iniciar las obras de una carretera ilegal, paralizar a la gente con su presencia ante cualquier posibilidad de iniciativa de desarrollo rural… y, eso sí, ilusionar a algunos incautos a los que ¡cierto! pagan un buen salario o compran sus tierras por encima de su valor de mercado a cambio de que sean arte y parte del discurso de Berkeley, como ocurre con el alcalde y algún concejal más de Retortillo (Salamanca), empleados también de la empresa minera.
 
Cuenta Jesús Cruz en su blog, El blog de Jesús”, que el propio Bellón acaba de afirmar que el citado ayuntamiento salmantino ha recibido ya de la multinacional australiana 330.000 €. Demasiado dinero para un pueblo de tan solo 245 habitantes, ¿no? Cruz desgrana en un artículo en qué se ha empleado dicho dinero… Y, según dice, ha habido, mucho…, pero que mucho dispendio.
 
Y es que el dinero, como ya relatara Francisco de Quevedo (“­poderoso caballero es don dinero”) y antes lo hiciera el Arcipreste de Hita, (“de verdad hace mentiras, de mentiras verdades”. O: “También al hombre necio y rudo labrador / dineros le convierten en hidalgo doctor”, que cantara Paco Ibáñez, el eterno juglar exiliado), el dinero, insisto, puede con todo.
 
Así, pues, ahí están los necios, con sus sacos de dinero y sus panfletos –estos días, precisamente, arrecia una vez más la campaña embaucadora y propagandística de Berkeley en varios medios de alcance nacional e internacional para seguir vendiendo humo– actuando como avezados conjurados, dispuestos a lograr sus fines (abrir la mina de uranio a toda costa) mientras la bolsa no se agote. Dispuestos a seguir repartiendo la propaganda que haga falta con el fin de convertir a Salamanca en un cementerio nuclear mientras el mundo, asolado por la pandemia de la Covid 19, reflexiona… e intenta promover alternativas que nos permitan vivir de otra manera.
 
 el testigo de los dos millares de ejemplares que fueron arrancados sin los permisos pertinentes, con alevosía y premeditación
 
Mas la tierra salmantina, y en particular su capital –esa ciudad tan hermosa como pacata y provinciana– sigue haciendo oídos sordos. Salamanca continúa atrapada en su particular nube de caspa. Ni siquiera la Universidad, como ya he dicho, que un día fuera crisol y referente intelectual en Europa, se manifiesta sobre un asunto tan crucial para la supervivencia y futuro de la ciudad y la provincia, como es la apertura de esta mina.
 
Se lleva mucho ahora el concepto del “relato”. Y sobre esto, ni Berkeley ni La Gaceta pierden comba: uno paga, y el periódico difunde fantasías como si fueran Las Cuentas del Gran Capitán. Desde patrocinar a equipos de fútbol, vueltas ciclistas, fiestas locales, parques infantiles, meriendas para jubilados… o publicidad en autobuses, hasta contratar a personas en los pueblos siguiendo la estrategia de divide y vencerás. Sí, Berkeley ha conseguido de esta forma que familias y vecinos dejen de hablarse; de un lado están los que viven el presente (han cobrado de la empresa minera) y del otro los que sueñan con un futuro mejor para los hijos y sus nietos.
 
En fin, mientras vivimos confinados, asustados por la Covid 19 y por el limbo emocional en el que nos deja la muerte de seres queridos y de tantos miles de personas más, la vida nos regala una preciosa tregua a cambio. Una tregua con tiempo para pensar. Una tregua para que la Humanidad reflexione si quiere o no seguir encadenada al bucle del consumo y a la destrucción del medio ambiente a cualquier precio.
 
 
El reciente nacimiento de La Alianza Europea para la Recuperación Verde (Green Recovery) impulsada por Pascal Canfin, presidente del Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, preconiza la utilización del Pacto Verde Europeo como herramienta de futuro mientras aboga por impulsar aquellos proyectos nacionales y comunitarios que estén en consonancia con la lucha contra el cambio climático y a favor de la biodiversidad; proyectos que deberían ser el motor de desarrollo de actividades tan antiguas como la propia tierra que habitamos: la agricultura y la ganadería.
 
El poder del dinero. De pronto Berkeley hace una nota de prensa anunciando un rico futuro. Y, como encantados por un prestidigitador y oliendo, quizá, que por en medio hay dinero… Google y la mayoría de los medios de comunicación “convierten en verdad” lo que solo es un deseo, un truco…  Ningún medio duda de “la noticia” ni recuerda que, anuncios como este, Berkeley lleva haciéndolos una década sin que se tradujesen en nada concreto.
Es solo un primer paso. Cierto. Pero que ministros de 11 Estados de la Unión Europea (de Alemania, Francia, Italia, Suecia, Finlandia y España, entre otros), eurodiputados de  17 países, 50 multinacionales, la Confederación Europea de Sindicatos, ONGs, asociaciones e intelectuales de prestigio, se hayan sumado al proyecto Green Recovery invita a la esperanza y a creer que el futuro no está perdido aún.
 
Y si es así, ¿qué pinta una mina de uranio a cielo abierto –la única de estas características que habría en Europa–  a 60 kilómetros tan solo en Salamanca?  ¿En qué cabeza cabe que un proyecto de “destrucción masiva” como este pueda ir adelante? ¿Permitirá Europa un atentado medioambiental de tal calibre? Y Portugal, ¿estará dispuesto a correr el riesgo de ver al  Duero contaminado con residuos radioactivos? Portugal, que acaba de ser proclamado por los World Travel Awards el mejor destino del mundo para viajar.
 
Demasiadas preguntas sin respuesta por ahora, pero que cabe hacerse ya, cada vez que Francisco Bellón, presidente de Berkeley Minera España, lanza su particular ola de propaganda vendiendo humo mientras grita a bombo y platillo que la empresa que representa está dispuesta a invertir 87 millones de euros en el valle del Yeltes y a crear 500 empleos. ¡Casi nada! Jauja será aquello si ocurriese…; aunque, eso sí, una Jauja envenenada. Y un mundo feliz “de muerte” envolvería entonces a las buenas gentes de la hermosa comarca salamantina mientras la radioactividad silenciosa destruiría sus vidas. ¿No será más bien una estrategia –y es la enésima vez que la repite– para presionar a la Administración, señor Bellón? ¿No será que el juego bursátil que practica Berkeley necesita de estos globos de promesas para seguir atrayendo a incautos inversores? No será, en definitiva, que el gran Bellón, además de vendedor de fantasías… sabe perfectamente que Berkeley Minera España tiene “su” mina, no en las vegas del río Yeltes, no, sino en las oficinas de la Junta de Castilla y León, en Valladolid, de dónde probablemente obtenga una suculenta indemnización cuando todo esto acabe, como ya ocurriera en Francia o en el Principado de Asturias por empresas similares, al serles revocados permisos concedidos previamente?
 
Así, resulta, que esto es como un juego de trileros: Bellón pone el dinero, ¡mucho dinero! a modo de gancho y serán los contribuyentes los que paguen al final con sus impuestos. Y no olvide el lector que hasta el último euro gastado en fiestas y esa lista de propaganda antes citada (vueltas ciclistas, patrocinios deportivos y otras alegrías..). será reclamado en la indemnización que Berkeley le haga a la Junta, pues “todo era inversión”, dirán en su alegato.
 
 Esta es la tierra que Berkeley se empeña en destruir: feraz para la ganadería; un remanso de paz. Un lugar en el que el equilibrio medioambiental y la biodiversidad han hecho pleno. Quizá la Covid 19 le eche un cable a estas gentes que desde tiempo inmemorial la han cultivado y moldeado con sus manos y  les ayude ¡al fin! a salvar su paraíso
 
En fin, termino: el dinero, queda dicho, lo puede casi todo. Y podría ocurrir que el deseo de Ignatius en La conjura de los necios se hiciese realidad en Salamanca, y Bellón y La Gaceta, enajenados por su desmedida ambición y delirios, arrastrasen a la provincia a los tiempos oscuros del medievo.
 

Joaquín Mayordomo Sánchez.

13 de mayo de 2020

SE CUESTIONA LA VALIDEZ DE LA DECLARACIÓN AMBIENTAL OTORGADA POR LA JCyL A BERKELEY MINERA ESPAÑA.

Después de seis años, no existe explotación minera ni trabajos activos de preparación para la futura mina.
 
Incumplimientos en relación, a la concesión minera denominada “Retortillo-Santidad” otorgada a Berkeley Minera España S.A.
 
 
PRIMERO: Transcurridos 6 años sin haber iniciado el proyecto minero.
 
SEGUNDO: Sustancial modificación del objeto del proyecto desde su aprobación.
 
TERCERO: Incumplimientos legales en la actividad de Berkeley Minera España S.A.
 
Hoy 13 de mayo de 2020 en los terrenos previstos para la explotación se observa que no existen ni explotación ni trabajos activos de preparación para una futura explotación minera,  habiendo transcurrido casi seis años desde su otorgamiento.
 
 
Las únicas obras realizadas en estos seis años que se observan consisten en el inicio de una variante de la carretera SA-332 (actualmente denominada DSA 451) con una extensión longitudinal realizada de unos 700 m. y la excavación de un hueco de unos 200x200 m y profundidad variable entre 4-6 m. que se encuentra relleno parcialmente de agua y algunos escombros, sin mayor actividad aparente alguna. Con respecto a la carretera se observa que las únicas obras realizadas son de movimiento de tierras para trazado de la línea topográfica de diseño y la subrasante pero con una extensión longitudinal limitada y parcial.

La presencia de agua en la excavación indica una excavación por debajo del nivel freático que puede afectar a los acuíferos locales y aguas subterráneas mediante evaporación y contaminación por contacto con contaminantes superficiales, por lo que su situación no parece adecuada.
 
Por otro lado, existe el decreto de la Diputación de Salamanca de 13-3-2019 por el que se rescinde el convenio de colaboración suscrito para la construcción de la variante de la carretera SA-322 por “incumplimiento por parte de la empresa BERKELEY de las obligaciones establecidas en el convenio”.

 
El 20 de mayo de 2016 Berkeley Minera España formuló solicitud de desistimiento en el término municipal de Villavieja de Yeltes y la posterior Resolución de Alcaldía del 5 de septiembre admitió el desistimiento de la empresa promotora en el proyecto minero sobre el que se evaluó ambientalmente y se declaró la D.I.A y declarando, dicha resolución, el archivo de las actuaciones.
 
Argumentará Berkeley Minera que la falta de inicio de actividad minera se debe a la falta de todas las autorizaciones para la construcción de la planta de tratamiento, sin embargo, este argumento no se puede considerar como válido ya que la instalación de la planta es un procedimiento distinto al proyecto de explotación que debe contar con proyectos distintos y por tanto no justifica la paralización de la explotación el no tener aprobada aún la planta.
 
La empresa Berkeley Minera España S.A. formuló el obligatorio Plan de Restauración, previsto en el R.D. 975/2009, con fecha de enero de 2012 necesario para el otorgamiento de la concesión minera solicitada y la declaración favorable de impacto ambiental del proyecto.
 
Con fecha 8/10/2013 se publicó declaración ambiental favorable al proyecto de concesión minera por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. En su condicionado se indica en el apartado q) “La restauración se hará de acuerdo con el Plan de Restauración”
 
 
El 5 Marzo de 2014 el Consejo de Seguridad Nuclear publica decisión denominada “Carencias de documentación presentadas por Berkeley para la planta de Retortillo” sobre el licenciamiento de la planta de tratamiento Retortillo con el siguiente contenido:

“En los documentos de la Memoria Descriptiva de la instalación remitidos por Berkeley Minera España, se siguen considerando a los residuos radiactivos procedentes de la operación de la planta como residuos radiactivos de origen natural (residuos NORM) y aplicando, por tanto, la normativa relativa a estos. Sin embargo, de acuerdo con la reglamentación vigente, los residuos que se generen en la planta tendrán carácter de radioactivos, por lo que su gestión tiene que ser acorde con ese carácter hasta su posible desclasificación.”
 
De todo ello se deduce que la Declaración de Impacto Ambiental formulada sería nula al estar basada en un Plan de Restauración erróneo que  condiciona y cuestiona la validez de la Declaración Ambiental formulada, puesto que las hipótesis de análisis se declaran erróneas en fecha posterior a la emisión de la Declaración de Impacto Ambiental.

Reciente cerramiento de las instalaciones de Berkeley Minera en Retortillo con puertas metálicas, para prescindir de los vigilantes. Todo ello se une a la falta de actividad actualmente.

8 de mayo de 2020

CADUCIDAD DE IMPACTO AMBIENTAL DE MINA DE URANIO DE BERKELEY MINERA EN RETORTILLO - VILLAVIEJA DE YELTES.

SOLICITUD DE DECLARACIÓN DE CADUCIDAD CONCESIÓN "DIA" A BERKELEY MINERA ESPAÑA S.L. PARA EXPLOTACIÓN MINA DE URANIO "RETORTILLLO-SANTIDAD (VILLAVIEJA DE YELTES)
 
(Para este Consistorio, sus argumentos jurídicos contra esa autorización de uso excepcional de suelo rústico "son sólidos y consistentes" por lo que acudirán a la vía judicial ante lo que consideran un "atropello por la Junta de Castilla y León").
 


Solicitud del Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes (Salamanca) de declaración de caducidad de la ORDEN FYM/796/2013, de 25 de septiembre, por la que se dicta la Declaración de Impacto Ambiental sobre el Proyecto de Explotación en la Concesión de Explotación para recursos de la Sección D), minerales de uranio, denominada Retortillo-Santidad n.º 6.605-10, en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes, provincia de Salamanca, promovido por Berkeley Minera de España, S.A. BOCYL nº 194, de 8 de octubre de 2013.


DESTINATARIOS:

- Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.
- Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca.
 
PRIMERO: Constatado el transcurso del plazo legal sin haberse iniciado el proyecto minero y la realización  de cambios sustanciales en los elementos esenciales que han servido de base para realizar la evaluación de impacto ambiental. Tal y como se constata en los Anexos que se incluyen en este punto.
 
La propia ORDEN FYM/796/2013 prevé su caducidad:  "Caducidad de la DIA". Esta Declaración caducará si en el plazo de cinco años tras la autorización o aprobación del proyecto  no se hubiera comenzado su ejecución.
 
El proyecto minero objeto de evaluación ambiental y, posteriormente, objeto de la D.I.A dictada en la Orden FYM/796/2013, es el Proyecto de Concesión de Explotación, derivada del Permiso de Investigación "PEDRERAS" nº 6.605-10, RETORTILLO-SANTIDAD. Uranio. Sección D). 87 cuadrículas mineras, provincia de Salamanca. BERKELEY MINERA ESPAÑA, S.A. Expte. de Minas: 443/11 ( BOE núm. 128, de 27 de mayo de 2014 )
 
Fundamentos de hecho y de derecho probados en los ANEXOS que se acompañan a este escrito:
 
PRIMERO: ANEXO 1.- Se adjunta Dictamen Pericial suscrito por Ingeniero Superior de Minas en marzo/2020 donde se acredita, entre otros extremos, no sólo el transcurso del tiempo sin haber iniciado el proyecto minero (las obras de la tala de encinas amparadas en la D.I.A no se puede considerar como inicio del proyecto minero por el que se otorgó la Concesión Minera) sino también, la sustancial modificación del objeto minero inicialmente evaluado, y posteriormente, objeto de la D.I.A. se produce un cambio sobrevenido en la naturaleza del mineral sobre el que se dictó la Orden FYM/796/2013 y , en consecuencia, de su régimen jurídico aplicable: de residuos NORM a RADIACTIVOS.

 
Como explica el Dictamen Pericial, la empresa Berkeley se ve forzada,  de manera sobrevenida,  de cambiar la naturaleza de los residuos procedentes de su actividad minera, en virtud de los requerimientos que el Consejo de Seguridad Nuclear, para que los catalogue correctamente , de NORM A RADIACTIVOS.
 
SEGUNDO: ANEXO 2.- Solicitud de desistimiento de la empresa Berkeley Minera España S.L, promotora del proyecto minero en nuestro término municipal, Villavieja de Yeltes, de fecha del 20 de mayo de 2016 y posterior Resolución de Alcaldía del 5 de septiembre admitiendo el desistimiento de la empresa promotora en el proyecto minero sobre el que se evaluó ambientalmente y se declaró la D.I.A y declarando, dicha resolución, el archivo de las actuaciones.
 
TERCERO: ANEXO 3.- Informe del Procurador del Común de Castilla y León, del 23 de agosto de 2017 sobre las deficiencias en la evaluación ambiental de Proyecto dictado en  el sentido de efectuar  una nueva evaluación de impacto medioambiental, ya que la labor técnica  realizada, y que ha servido de base para dictar  la ORDEN FYM/796/2013, de 25 de septiembre, por la que se dicta la Declaración de Impacto Ambiental , posee  deficiencias técnicas entre ellas, no haberse tenido  en cuenta las afecciones del proyecto a la Red Natura 2000, ni sobre las especies incluidas en el Anexo IV de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, de Patrimonio Natural y Biodiversidad; en el citado informe también resalta la alteración del objeto evaluado ambientalmente, su espacio físico del proyecto minero para el que se otorgó la concesión de explotación minera  y sobre el que se realizó la evaluación de impacto medioambiental, tal y como se constata en el desistimiento de Berkeley Minera España S.L al proyecto en el T.M de Villavieja de Yeltes, quedando el proyecto minero,  después del mencionado desistimiento, circunscrito a un solo municipio, Retortillo ( y no a dos, Retortillo-Villavieja, como se presentó en el proyecto minero para  la concesión minera de explotación, evaluación de impacto medioambiental y declaración de impacto, ORDEN FYM/796/2013, de 25 de septiembre )
 
CUARTO: ANEXO 4.- La Diputación Provincial de Salamanca dictó Decreto de Presidencia del 4 de marzo de 2019 por el que se declara la rescisión inicial del convenio de colaboración cuya finalidad era articular la colaboración de la Diputación Provincial de Salamanca y la mercantil BERKELEYMINERA S.L, en la construcción una variante de la carretera SA- 322 (DSA-451).
 
 
 
QUINTO: ANEXO 5.- Documento técnico de febrero de 2019 que acompaña a la solicitud de licencia urbanística de Berkeley al Ayuntamiento de Retortillo para la ejecución de una nueva carretera, distinta a la presentada, evaluada y autorizada en el proyecto inicial, consecuencia directa del hecho descrito en el punto anterior.
 
SEXTO: ANEXO 6.- Informes municipales sobre el Proyecto de Concesión minera Zona 7 en el T.M de Villavieja de Yeltes, proyecto minero directamente relacionado con el Proyecto de Explotación en la Concesión de Explotación para recursos de la Sección D), minerales de uranio, denominada Retortillo-Santidad n.º 6.605-10, sobre el que se dictó la supra mencionada ORDEN FYM/796/2013, de 25 de septiembre, cuya declaración de caducidad ahora se solicita.
 
En dichos informes emitidos por el Ayuntamiento de Villavieja, tanto de naturaleza jurídica (por la Secretaría-Intervención) como técnica (Arquitecto de la Mancomunidad de Vitigudino), como el final, el Informe de esta Alcaldía, son contrarios al  otorgamiento de concesión de explotación minera de la Zona 7, llegando  a las mismas conclusiones: Fraccionamiento del objeto del proyecto minero de la zona 7 en relación con el de RetortilloSantidad. La interrelación de sendos proyectos mineros, se constata no sólo pro tener la identidad en el objeto de  minera y el mismo promotor, Berkeley Minera España S.L, sino también, como por la existencia de una infraestructura de naturaleza permanente que uniría  ambas explotaciones en dos municipios diferentes,  consistente en una cinta transportadora que recogería  el  material minero del yacimiento de Villavieja para ser tratado en  municipio de Retortillo.

 
La sola presentación de la solicitud por Berkeley de la autorización previa como instalación radiactiva de primera categoría “Zona 7”en enero del 2017  en el TM de Villavieja de Yeltes conexionado al Proyecto para Concesión de Explotación para recursos de la Sección D), minerales de uranio, denominada Retortillo-Santidad n.º 6.605-10, hace, una vez más, cuestionarse por el procedimiento de evaluación ambiental utilizado, la Evaluación de Impacto Medioambiental (E.I.A), ya que por el hecho de su objeto: actividad minera, su extensión: más de un término municipal; su eventual afección a la Red Natura 2000, exigían para la evaluación ambiental del proyecto  la realización de una   EVALUACIÓN AMBIENTAL “ESTRATÉGICA O DE PLANES O PROGRAMAS”,  de conformidad con la entonces,  Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente. (Artículos 1 al 15.AnexoII) AHORA Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.
 
SÉPTTIMO: Tanto la ORDEN FYM/796/2013, de 25 de septiembre, por la que se dicta la Declaración de Impacto Ambiental sobre el Proyecto promovido por Berkeley Minera de España, S.A. que nos ocupa, como el informe de la Junta de Castilla y León favorable  a la evaluación de los efectos en la Red Natura, (IRNA) se han confeccionado sobre la base de una NORMATIVA ANULADA, por la  Sentencia núm 02309/2013,  de 26 de diciembre de 2013, del TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CASTILLA Y LEÓN. Dicha Sentencia ANULA el DECRETO 6/2011, de 10 de febrero, por el que se establecía el procedimiento de evaluación de las repercusiones sobre la Red Natura 2000 de Planes, Programas y Proyectos desarrollados en el ámbito territorial de Castilla y León, normativa aplicada por la empresa promotora del proyecto  y por administración de  la Junta de Castilla y León para la autorización ambiental del proyecto minero de explotación de uranio en el año 2013.
 
Vistos  todos los fundamentos de hecho y de derecho, mediante el presente, se formaliza solicitud al  órgano ambiental competente, para que incoe y resuelva la caducidad de la ORDEN FYM/796/2013, de 25 de septiembre, por la que se dicta la Declaración de Impacto Ambiental sobre el Proyecto de Explotación en la Concesión de Explotación para recursos de la Sección D), minerales de uranio, denominada RetortilloSantidad n.º 6.605-10, en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes, provincia de Salamanca, promovido por Berkeley Minera de España, S.A. por imperativo del propio texto de la Orden FYM/796/2013 y del artículo 14.1 del entonces vigente, Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos.

 
Para concluir, y en virtud de todos los antecedentes expuestos entendemos que la única obra realizada para la ejecución del proyecto minero a día de hoy, (tala de encinas) no podría ser considerada propiamente como un inicio en la ejecución del proyecto minero, a lo sumo hablaríamos de un paso previo a dicha actuación.
 
Como Administración, a la Consejería a la que nos dirigimos,  podría llegar a exigirse, responsabilidad patrimonial por el incumplimiento de su deber de promover la declaración de caducidad, todo más siendo requerida al efecto por otras Administraciones u instituciones como lo serían este Consistorio y el Procurador del Común de Castilla y León; ello en el supuesto que como consecuencia de la inactividad de la Administración autonómica por los daños ya causados y los que se llegasen  a producir, que no se tenga el deber de soportar.

 
Las bases de responsabilidad patrimonial están actualmente sentadas en la Ley 40/2015, de 1 de octubre de Régimen Jurídico del Sector Público, concretamente en su artículo 32; matizaremos que normalmente es sujeto activo de la responsabilidad patrimonial un particular, nada obsta a que en ocasiones pueda serlo una Administración Pública, como es el caso que nos ocupa.
 
Del mismo modo, y si las circunstancias así lo posibilitasen, en su caso se podría llegar a exigir responsabilidad política, en el supuesto de que la negativa a tramitar la declaración de caducidad fuese atribuible a un cargo públicos.
 
(Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de Villavieja, en cuyo término municipal también se incluye la apertura de la mina de uranio, ha anunciado que en el próximo pleno ordinario se iniciarán los trámites para interponer un recurso contencioso-administrativo contra la autorización, por parte de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo, de uso excepcional en suelo rústico para este proyecto minero).
 



5 de mayo de 2020

LA MINA DE URANIO DE BERKELEY MINERA ESPAÑA EN RETORTILLO ES INCOMPATIBLE CON LA ALIANZA EUROPEA PARA LA RECUPERACIÓN VERDE.

UNA NUEVA ALIANZA EUROPEA PARA UNA RECUPERACIÓN VERDE.
 
 
La crisis del coronavirus es un tsunami que lo está cambiando todo. Pero entre la infinitas consecuencias que está provocando el COVID-19 hay una que no es negativa: nace La Alianza Europea para una Recuperación Verde.
 
La pandemia ha logrado que, en la misma Europa donde sus naciones discrepan tanto, se haya gestado una nueva coalición, un pacto cuyo objetivo es que la lucha contra el cambio climático sea el eje sobre el que pivoten las medidas que se tomen para salir del desastre económico. Se llama Alianza Europea por una Recuperación Verde y tiene más de 270 padrinos: ministros de 11 países ( Alemania, Francia, Italia, Suecia, Luxemburgo, Portugal, Austria, Finlandia y España); Eurodiputados de 17 países; 50 asociaciones y grandes multinacionales europeas; Grupo Español Crecimiento Verde con 50 empresas de  las más importantes del país: https://grupocrecimientoverde.org/empresas-adheridas/listado-de-empresas-2/, la Confederación Europea de Sindicatos; siete ONG y compañías como L'Oréal, Volvo, Danone Ikea, Enel, Iberdrola; ​Too Good To Go y  los miembros de seis laboratorios de ideas.
Empresas adheridas al Grupo Español Crecimiento Verde
 
Su propósito es que las inversiones futuras estén guiadas por principios ecológicos.

La ​Alianza Europea para la Recuperación Verde (Green Recovery) surgida dentro del Parlamento Europeo para solicitar a los gobiernos de la Unión que se tengan en cuenta las ​inversiones verdes y criterios para la sostenibilidad y el medio ambiente en las estrategias que se lleven a cabo para reconstruir la economía europea tras este período de recesión provocado por la COVID-19.
 
La destrucción de la naturaleza aumenta el riesgo de que aparezcan nuevas y terribles enfermedades.
 
Esta Alianza impulsada por Pascal Canfin, Presidente del Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, bajo un manifiesto se defiende la utilización del Pacto Verde Europeo y los proyectos nacionales y comunitarios de lucha contra el cambio climático y la biodiversidad por su enorme potencial para estimular la recuperación económica y poder crear un nuevo modelo basado en la prosperidad tras la crisis sanitaria.
 
De esta manera, los integrantes de esta alianza entienden que para lograr la reconstrucción de la economía se deben hacer inversiones masivas pero piden que estas giren en torno a los principios ecológicos sobre los que se ha ido desarrollando la UE en los últimos meses. Se destaca así que medidas que promuevan la transición hacia una economía neutral para el clima, garanticen la protección de la biodiversidad y la transformación del sector agroalimentario que tienen la capacidad de generar puestos de trabajo rápidamente, crecimiento y mejorar el estilo de vida de todos los ciudadanos.  
 La mina de uranio en RETORTILLO no es una inversión guiada por principios ecológicos. NO LA PERMITAN.
 
La lucha contra el cambio climático y la defensa del medio ambiente deben ser clave dentro de la estrategia de recuperación tras la crisis. Tendremos que reiniciar nuestra economía y no podemos perder la oportunidad de hacerlo bajo los criterios de sostenibilidad y respeto por el medioambiente.
 
Ahora más que nunca Europa debe responder unida para resolver esta crisis económica y social y la mejor forma de abordarla es invirtiendo en el planeta porque esto nos permitirá garantizar un futuro mejor.

https://www.compromisorse.com/rse/2020/05/01/too-good-to-go-se-suma-a-la-alianza-europea-para-la-recuperacion-verde/

https://www.xlsemanal.com/actualidad/20200428/europa-acuerdo-coronavirus-recuperacion-ecologica-cambio-climatico-covid-19.html

1 de mayo de 2020

BERKELEY MINERA AL AYUNTAMIENTO DE RETORTILLO: 330.000 EUROS. (55 MILLONES DE PESETAS)

El Ayuntamiento de Retortillo, UN CERO EN TRANSPARENCIA, siempre ha negado cualquier información relacionada con las aportaciones recibidas de Berkeley Minera España, S.L.
 
Página que te ofrece la información cuando quieres entrar al portal de transparencia en el Ayuntamiento de Retortillo. EL ÍNDE DE TRANSPARENCIA ES UN 0 (CERO).
 El Portal de Transparencia Municipal busca no solo facilitar a los pequeños municipios de la provincia de Salamanca el cumplimiento de la Ley de Transparencia; desea también garantizar el libre acceso a información de interés generada en el propio municipio y acercar el Ayuntamiento a los ciudadanos, para que puedan conocer y participar en la construcción del mismo.

 Jornada de puertas abiertas donde Francisco Bellón dio sus medias verdades sobre el proyecto, podemos ver a la corporación de Retortillo en primera fila junto a trabajadores y familiares. Se prometieron muchas más, pero no se volvió a realizar ninguna.
 
Ayer, su presidente en España Francisco Bellón, a través de su medio más oficial (la gaceta) nos ilumina a todos diciendo que ya han recalado en el municipio de Retortillo 330.000 euros (para los mayores como yo, entendemos mejor 55.000.000 Ptas. CINCUENTA Y CINCO MILLONES de pesetas). 
Actual alcalde: Eustaquio Martín Herrero y actual teniente de alcalde: Andrés Matías Sánchez. En las instalaciones Berkeley Minera España S.L. para cuyas obras trabajaban.
 
Y ahora la pregunta: ¿Qué han echo nuestros dirigentes con semejantes ingresos nunca vistos en Retortillo?
 
Mi respuesta: Desde el 2011 que comenzaron a recibir hasta hoy 01 mayo 2020, NADA que se pueda dedicar al bienestar de los vecinos.

Edificio en construcción desde octubre 2013, del "fantasma" Bar Piscinas.
 
Bueno, matizando, Un edificio denominado "bar de las piscinas" que de manera ilegal contrataron y que tienen inutilizado por no ser autorizado, cuyo coste de momento rondará los 200.000 euros (más de 30.000.000 de ptas. TREINTA MILLONES PESETAS). Estoy seguro que ninguno de los que tomaron esa decisión hubieran invertido SU dinero en una obra como esa, en un lugar como ese y con el fin de dar servicio, en el mejor de los casos, dos meses al año.

Corridas de novillos en Retortillo con muerte en la plaza
 
El resto de los miles de euros recaudados, la mayoría de ellos se han gastado en contratar grupos musicales con un caché muy por encima del normal funcionamiento del municipio y en caros festejos taurinos, que sin Berkeley no podrán seguir manteniendo.

Langostinos, espárragos, vino, cerveza, refrescos, paellas, pasteles, etc. Todo un derroche para conseguir con el estómago que los ciudadanos creyeran en Berkeley y su mina.

Qué manipulación, qué tristeza, qué vergüenza de tarde

La organización de vuelta ciclista a Salamanca en agosto de 2018 cobró a los ayuntamientos donde terminaba etapa, como Retortillo, 5.000 euros. ¿Cómo fue posible que aceptara el ayuntamiento montar semejante acto de propaganda a Berkeley Minera, sabiendo lo que podía suceder y teniendo un expediente sancionador sobre la mesa del ayuntamiento a la minera por actuar de manera ilegal?
 
El 14 de abril el Sr. alcalde suspendió todos los actos relacionados con las fiestas de La Octava de Corpus de 2020 (18,19,20 y 21 de junio). Una bendición para ya sus mermadas arcas e ingresos. Recordar que a día de hoy Berkeley tiene denunciado al ayuntamiento de Retortillo y por tanto habrá cerrado el grifo caritativo y el ayuntamiento tendrá que pagar minutas de abogados y procuradores.


Paralizadas obras por estar realizándose durante meses sin las licencias necesarias y con el agravante de trabajar en ella concejales del ayuntamiento.
 
Pero esto tiene una solución. Que el Sr. Alcalde cumpla la normativa y finalice el expediente sancionador a Berkeley, que dejaron caducar en 2017, por las graves irregularidades que cometió en las paralizadas obras de desvío de carretera y construcción de balsa de agua cruda. Con  la multa máxima que se merece Berkeley, tiene la actual corporación para mantener "incluso superar" las fiestas de Retortillo toda la legislatura actual, la siguiente y también construir otro bar. Pero claro, que podemos esperar de un juez (Alcalde) que fue parte de esas obras ilegales, las permitió, cobró de ellas y no las denunció siendo concejal entonces. ( Dice el Centro Cervantes: Nadie puede ser juez y parte. Significado: Resulta muy difícil e imposible ser imparcial, si uno es parte afectada).

Estado actual del Salón de Sesiones municipal, donde antes se celebraban los plenos con público y hoy es un recinto cerrado y video vigilado al servicio de los intereses de Berkeley Minera.
 
También pudiera ser que por tener cedido el SALÓN DE SESIONES estén cobrando una importante cantidad.

 
Y ¿Cuánto cuesta poner y mantener una pancarta publicitaria de Berkeley en la fachada del Ayuntamiento, debajo del escudo municipal? ¿y otras en la vía pública?.

Algún miembro de la Corporación, lo normal es que fuera el alcalde, debería haber salido y denunciar esta propaganda del 100 % de la población de Retortillo está a favor de la mina. Tal vez no defiendan a sus muchos vecinos que están en contra.
 
¿Cuándo os daréis cuenta que Berkeley utiliza a quién puede, con tal de conseguir sus propósitos? y sin importarle nada el futuro del municipio después de que ellos vendan y se marchen.

Puertas metálicas con apertura a distancia y cámaras de vigilancia para prescindir en 12 días de los trabajadores de control, y seguridad
 
¿Dónde están todas las promesas y puestos de trabajo asegurados por Berkeley Minera?. Se comenta en Retortillo que en quince días prescindirá de otros cuatro trabajadores "seguridad" de los escasos que ya quedan. Es mejor puertas metálicas y cámaras de vigilancia que dar trabajo a vecinos de Retortillo.

A continuación podrán ver las distintas corporaciones que gobernaron y gobiernan Retortillo desde las elecciones del año 2011 donde comenzó todo hasta hoy.
 
Como dato histórico, ver que los dos únicos que llevan en el ayuntamiento desde el año 2011 y aún siguen son: Eustaquio Martín Herrero (Alcalde) y Andrés Matías Sánchez (Teniente de alcalde). Curiosamente las dos personas con responsabilidad municipal que más tiempo trabajaron para las labores de Berkeley Minera.

Corporación 2011 - 2015: Javier Santamartina (Alcalde) Andrés Matías, Eustaquio Martín, Feliciano Sánchez y Juan Francisco Matías.

Corporación 2015 - 2016: Lorenzo Calderón (Alcalde), Manuel Hernández, Juan Francisco Matías, Eustaquio Martín y Andrés Matías. (Solamente se mantuvo el alcalde unos meses, ya que le hicieron dimitir al unirse los cuatro concejales y votar en contra de lo que proponía, en especial lo relacionado con la mina)

Corporación 2016 - 2019: Manuel Hernández (Alcalde), Juan Francisco Matías, Reinaldo Martín, Eustaquio Martín y Andrés Matías.

Corporación 2019 - 2023: Eustaquio Martín (Alcalde), Andrés Matías, José María Matilla, María del Mar Chamorro y Pedro Moro. "Todos los integrante de la actual corporación, exceptuando María del Mar (pero sí su pareja) han trabajado en las distintas obras realizadas para Berkeley".