17 de octubre de 2019

RECURSO DE CASACIÓN PARA ANULAR LO ACORDADO POR LA AUDICENCIA NACIONAL

Ecologistas en Acción presentará "Recurso de Casación" ante el Tribunal Supremo para anular lo acordado por la Audiencia Nacional sobre la autorización previa que el Ministro Soria (PP) diera en el año 2015 al proyecto minero de Berkeley en Retortillo - Villavieja de Yeltes.
 
 

La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso de Equo y Ecologistas en Acción contra la decisión del Ministerio de Industria de autorizar el polémico proyecto para construir una mina de uranio a cielo abierto en Salamanca.
 
Los argumentos de los recurrentes, aseguraban que la autorización se basa en una evaluación ambiental de Castilla y León, cuando tendría que haberla hecho el Ministerio de Transición Ecológica, y que era necesario consultar a Portugal porque la futura mina, instalación radiactiva, está muy cerca de la frontera.
 
La sección cuarta de la sala de lo contencioso-administrativo estudiaba desde abril de 2016 el recurso que presentaron estos colectivos ecologistas meses después de que el Ministerio de Industria, entonces en manos de José Manuel Soria (PP), diera al proyecto de la minera australiana Berkeley la autorización previa como instalación radiactiva de primera categoría. La instalación sería, de aprobarse definitivamente, la única explotación a cielo abierto de uranio de Europa occidental. Los trabajos previos, que incluyeron la tala de encinas centenarias, se están realizando desde hace años en Retortillo (Salamanca). 
 
Los recurrentes pedían que se anulara la autorización y que el procedimiento se retrotrayera hasta el momento anterior a la declaración de impacto ambiental (DIA), que según argumentaban debía elaborar la Administración General del Estado y no una comunidad autónoma. Señalaban también que esta DIA no evaluó el impacto del almacén de residuos radiactivos que está contemplado en el proyecto ni la aportación de mineral de otras plantas satélites cercanas.
 
"Recurriremos en casación", anunció Manuel Serrano, abogado de los recurrentes. Hace meses Equo y Ecologistas plantearon al Ministerio de Transición Ecológica la posibilidad de retirar el recurso a cambio de que el Gobierno se comprometiera a devolver el procedimiento administrativo al inicio, de forma que volviera a hacerse la declaración de impacto ambiental. Según explica Serrano, pretendían con ello no perjudicar al Estado en caso de que la Audiencia Nacional les diera la razón porque Berkeley podría entonces reclamar daños y perjuicios, en un caso similar al del almacén de gas Castor. 
 
En una comparecencia en el Congreso de septiembre pasado, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, abrió la puerta a que el Estado asumiera la evaluación ambiental del proyecto de Salamanca al tratarse de un asunto que puede afectar a la seguridad nuclear y tras los reparos mostrados por Portugal al proyecto.
 
 La mayor parte de la sentencia se dedica a justificar que un partido político (Equo, aunque cuando se presentó el recurso se hizo bajo las siglas de Foro de Izquierdas-Los Verdes) no tiene legitimidad para recurrir temas ambientales, como argumentaban la Abogacía del Estado, la Junta de Castilla y León y Berkeley Minera.
 
PERMISOS PENDIENTES
 
La compañía aún necesita varios permisos: licencia urbanística del Ayuntamiento de Retortillo, el visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y finalmente la autorización definitiva del Gobierno.
 
El CSN lleva casi tres años evaluando la solicitud de Berkeley para construir la planta de procesado de uranio, desde que el entonces Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital le solicitara en octubre de 2016 el informe preceptivo. El CSN sigue estudiando el plan de vigilancia radiológica, el de vigilancia de aguas subterráneas y la caracterización del emplazamiento minero que ha le ha presentado Berkeley.
 
El proyecto es controvertido también por la participación en él de Manuel Lamela, exalto cargo del exministro de Agricultura del PP Miguel Arias Cañete. Lamela asesoró como lobbysta a Berkeley ante la Comisión Europea, que en mayo de 2015 emitió un dictamen o "parecer" favorable al proyecto. El documento, firmado por Arias Cañete, no es vinculante. 
 

JÓVENES ESTUDIANTES DE OCHO NACIONALIDADES VISITAN RETORTILLO Y SE OPONEN A LA MINA DE URANIO.

Estudiantes de ocho países europeos visitan Retortillo para mostar su rechazo a la mina de uranio
 

 
Durante la mañana del miércoles 40 jóvenes estudiantes, intercambio europeo entre ocho países, cinco por país “Bulgaria, España, Grecia, Italia, Lituania, Polonia, Portugal y Rumanía”, han visitado Retortillo (Salamanca) para recabar información, ver in situ el terreno y mostrar su total oposición al proyecto minero de Uranio que la empresa Berkeley Minera S.L. pretende ejecutar en Retortillo.
 
Fueron Recibidos en el municipio de Retortillo por Jesús Cruz, con quién establecieron contacto, por el alcalde de Boada Matías Garzón y los miembros de Stop Uranio Enrique y Mati.
 
Desplazados a la zona minera, sobre las obras ya realizadas, hoy paralizadas por ilegales, se les explicó la situación actual del proyecto y lo que pretende Berkeley.
 
Las intervenciones fueron en castellano y en inglés.
 
 
 
Los jóvenes actualmente están desarrollando un trabajo conjunto Europeo en Aldeia São Sebastião, población cercana a la frontera con España de Fuentes de Oñoro y perteneciente al distrito de Guarda.
 
Sus esfuerzos están centrados en “ACTUAR PARA EL CAMPO” y buscan soluciones que puedan mejorar el mundo rural, para asentar población y mejorar y hacer posible que jóvenes de sus países puedan encontrar forma de vivir en los pueblos.
 
 
Manifestaron que este proyecto de mina de uranio, planta de tratamiento, balsas de lixiviación, almacenamiento permanente de residuos radiactivos, utilización de millones de metros cúbicos de agua potable, los vertidos peligrosos al río Yeltes y posteriormente al Duero, megavoladuras diarias con dispersión de polvo contaminante en muchos kilómetros, los cientos de miles de toneladas de productos tóxicos que se necesitan, etc. es muy negativo para toda la zona oeste Salmantina y para el país vecino de Portugal.
 
Así mismo consideraron y nos lo trasmitieron que las 2000 encinas arrancadas y la gran cantidad de toneladas de tierras movidas, sin tener todos los permisos, es un atentado ecológico irremediable.
 

 
 
Terminaron la jornada en el Balneario de Retortillo, donde repusieron fuerzas.
 
Todos los colectivos que nos oponemos al proyecto minero agradecemos de manera especial que jóvenes de tantas nacionalidades hayan tenido la sensibilidad de desplazarse voluntariamente hasta Retortillo para decir NO A LA MINA DE URANIO Y SÍ A LA VIDA SANA EN LAS ZONAS DESPOBLADAS.
 
 
 

3 de octubre de 2019

EL PROYECTO DE BERKELEY EN SALAMANCA ESTÁ LIGADO A LA ESPECULACIÓN FINANCIERA Y NO A LA EXPLOTACIÓN MINERA.

El proyecto arrastra ya una década de polémica

La sombra del caso Castor pende sobre la mina de uranio de Berkeley en Salamanca

Instalaciones de Berkeley en Retortillo (Salamanca)
 
La Audiencia Nacional va a publicar de forma inminente una sentencia que puede abrir la puerta reclamaciones millonarias contra el Estado.
 
La sombra del Castor es alargada y pende sobre otro proyecto polémico relacionado con la energía: la explotación de una mina de uranio en Salamanca que impulsa desde hace diez años el grupo australiano Berkeley. La Audiencia Nacional está a punto de hacer pública su decisión sobre el recurso contencioso administrativo que interpusieron Equo y Ecologistas en Acción en 2016 contra la autorización previa de instalación que concedió el Ministerio de Industria al proyecto el 17 de septiembre de 2015. Entonces estaban al frente del departamento José Manuel Soria (PP) como ministro y Alberto Nadal como secretario de Estado de Energía. En el caso de que la Audiencia fallara a favor de los recurrentes, Berkeley podría reclamar cantidades millonarias al Estado español como ha sucedido en el caso de la clausura del almacén de gas Castor.

 
Berkeley ya ha demostrado en el pasado que se mueve al menos tan bien en los tribunales como en Bolsa.  En 2012, el grupo australiano llevó a la Empresa Nacional de Uranio (ENUSA) ante la Corte de Arbitraje Internacional por haberse echado atrás en el proyecto de explotación conjunta del uranio salmantino. Entonces reclamó 200 millones de dólares (150 millones de euros). El caso se cerró con un acuerdo sobre derechos de explotación en la zona, pero demostró que Berkeley defiende hasta el final el terreno conquistado
 
En el terreno administrativo, el terreno conquistado por Berkeley se traduce en una autorización previa de Industria (año 2015) como instalación radioactiva de primera categoría de combustible nuclear, una declaración favorable de impacto ambiental de la Junta de Castilla y León y un informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de julio de 2015, bajo la presidencia de Fernando Marti (PP) para el emplazamiento de la planta de fabricación de concentrados de uranio. El informe del CSN no fue unánime. Se abstuvo la entonces consejera Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE.
 
Inversión de 70 millones
 
Todo el entramado se puede venir abajo en la Audiencia Nacional con la decisión que adopte la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo. Si estima el recurso de Equo y de los ecologistas, cabe la posibilidad de que el grupo australiano intente hacer valer ante los tribunales la autorización que recibió de Industria en 2015 y sobre la que, según sus cuentas, habría invertido ya más de 70 millones de euros.
 

 
La posibilidad de una repetición del caso Castor llevó a los recurrentes a plantear un acuerdo tanto al Ministerio de Transición Ecológica como al abogado del Estado en el recurso de la Audiencia. Propusieron retirar la demanda para no perjudicar al Estado a cambio del compromiso del Gobierno de retrotraer el procedimiento administrativo del proyecto Berkeley al comienzo. Vuelta a la casilla de inicio sin anular el procedimiento.
 
El abogado responsable del recurso, Manuel Serrano, explica que se trataba "no de anular la autorización, sino de volverla atrás". Entre otras cosas para consultar la opinión del Gobierno de Portugal sobre un proyecto con material radiactivo desarrollado a pocos kilómetros de sus fronteras. La ausencia de consultas con el Gobierno portugués es un problema del plan de Berkeley que reconoció en el Congreso la actual ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera.
 
Informe del CSN
 
A la espera de que la Audiencia Nacional haga pública su decisión, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), renovado en marzo, sigue evaluando la solicitud de Berkeley para construir la planta de procesado del uranio. Teóricamente, el informe debería estar concluido antes de fin de año. Pero no hay fecha concreta prevista para tomar la decisión, según precisan fuentes del organismo.
 
El de Berkeley es un asunto espinoso. La mayoría de los partidos políticos son favorables a la paralización del proyecto y así lo manifestaron en junio de 2018 en la ponencia del Congreso para las relaciones con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Pero el grupo Berkeley, que cotiza en las Bolsas de Londres, de Sidney (Australia) y desde hace un año en el mercado continuo de España, ha realizado inversiones y solicitado permisos que hacen muy complicado desmontar el mecano administrativo trenzado en los últimos años.
 
La situación de Berkeley tras diez años de polémica es incierta. La propia empresa lo admite. En el prospecto de salida a Bolsa en junio de 2018, advirtió de que su principal riesgo era político porque su actividad está vinculada al 100% a los permisos administrativos para poder operar, y sin los cuales no podrá extraer el uranio de la mina salmantina. Berkeley asegura que su proyecto en Salamanca es rentable, hasta el punto de "generar resultados a largo plazo a nivel mundial, capaz de suministrar más de cuatro millones de libras de uranio al año, equivalente al 10% del total requerido en Europa".
 
El polémico proyecto se complica porque, además, Berkeley ha ampliado el abanico del negocio en Salamanca y tiene en marcha trece sondeos para buscar metales que se utilizan en la fabricación de baterías para móviles y vehículos eléctricos. En concreto, espera encontrar litio, cobalto, tungsteno, estaño y tierras raras. Son anuncios que el exdiputado de Equo, Juantxo López de Uralde, pone en cuarentena porque, según sostiene, proyectos como el de Salamanca están ligados a la especulación financiera y no vinculados a la explotación de minerales.
 

27 de septiembre de 2019

UN "CENTRO DE ESTUDIOS DE FORMACIÓN PROFESIONAL AGRARIA". ¡NO UNA MINA DE URANIO!

Reclamar en nuestra Comarca un
"Centro de estudios de Formación Profesional Agraria"
 
La educación y la cualificación de nuestros jóvenes en su territorio.
 
Iniciativa del Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes y que debería ser apoyada y reivindicada por todos los ayuntamientos, empresas y ciudadanos de las comarcas del centro/oeste de Salamanca, para que la Junta de Castilla y León lo pusiera en marcha.


Paremos la despoblación en las zonas rurales con proyectos de futuro y compatibles con el cuidado de nuestra tierra.

22 de septiembre de 2019

VILLAVIEJA DE YELTES Y RETORTILLO: ELEGIR SALUD.

Dos pueblos de la España vaciada, obligados a elegir entre trabajo o salud

Una empresa pretende construir una mina de uranio a cielo abierto que daría trabajo en la zona durante 10 años
 
                 Imagen de una zona de los 2.000 árboles que han sido talados en Retortillo

 

 Un mar de encinas centenarias rodea Retortillo, un pueblo salmantino de menos de 200 habitantes y solo tres niños en la escuela, claro ejemplo de la España vaciada que está dispuesta a agarrarse a un clavo ardiendo para evitar que sus habitantes sigan marchándose a buscar trabajo fuera.
 
El clavo ardiendo ha llegado a Retortillo y su vecina Villavieja de Yeltes en forma del proyecto de construcción de una mina de uranio a cielo abierto, una planta de tratamiento del mineral extraído y un espacio de almacenamiento de residuos, que daría trabajo a la población de la zona durante unos 10 años.
 
 "Está claro que un tema radioactivo como este nunca va a ser bueno para la salud, por eso estoy totalmente en contra de esta mina; distinto es que puede servir para dar trabajo, por eso mucha gente del pueblo en el que nací está de acuerdo", argumenta Lorenzo Calderón, exalcalde de Retortillo y uno de los pocos que se atreven a hablar abiertamente porque, asegura: "Total, ya tengo tanta gente en contra, que qué más da".
 
    Mientras Calderón dice estas palabras en la plaza el pueblo, parte de sus vecinos le miran con desconfianza desde el bar donde juegan la partida de cartas.
 
"No venga usted a escarbar aquí —advierte uno de ellos—. No queremos polémica ni problemas, sólo queremos trabajo".
 
 "El proyecto de la mina ha creado muy mal ambiente en el pueblo. Hay hermanos que no se hablan y amigos que se han enfadado. ¡Hasta le han pinchado la rueda del coche a alguno! Ni en el bar se habla ya porque todos sabes que si sale el tema se monta el lío", explica Eugenia González, que regenta el bar La Casa Blanca.
 
Ya han talado 2.000 árboles
 
Muy cerca de allí, la empresa minera ya ha talado cerca de 2.000 árboles, una pequeña parte de los 25.000 que tendrá que eliminar si finalmente se aprueba el proyecto.
 
"Estamos hablando de una Zona de Especial Conservación (ZEC) y Zona de Especial Protección de las Aves (ZEPA), donde habitan especies únicas como la sarda salmantina, que se vería afectada por la contaminación de los acuíferos; por no hablar de los encinares, los bosques de ribera, la cigüeña negra, el milano real y el perjuicio para la ganadería", señala el portavoz de Stop Uranio, José Ramón Barrueco.
 
 "La contaminación atmosférica y de los acuíferos está demostrada y la afectación a la salud es real —sentencia el alcalde de Villavieja, Jorge Rodríguez—. Esto ya pasó en Saelices El Chico, donde había una mina y una planta de tratamiento similares a las que quieren abrir aquí, y los estudios demostraron que la contaminación bajaba por el río aguas abajo".
 
 "Pero hay mucha gente que no quiere ver este riesgo porque la empresa está ofreciendo trabajo, aunque son migajas porque el proyecto solo estará activo 10 años, pero con sus promesas han logrado comprar voluntades", añade.
 
 "A mí nadie me ha comprado mi voluntad —responde una vecina de Retortillo que no quiere dar su nombre—. "Dicen que la mina provoca cáncer, pero eso es una tontería, siempre ha habido cáncer".
 
"La empresa que impulsa el proyecto ha construido un parque infantil en Retortillo, ha pagado paellas en verano, ha regalado dulces en Navidad y ha dado dinero al Ayuntamiento para que las fiestas mayores sean las mejores y la piscina tenga bar", según González.
 
Pero todos coinciden en lo que realmente ha convencido a los favorables a la mina es la posibilidad de tener un trabajo bien remunerado en su propio pueblo.
 
 "Este tipo de proyectos polémicos buscan zonas despobladas y deprimidas económicamente porque tienen menos capacidad de respuesta que otras regiones", lamenta el alcalde de Villavieja.
 
 "Es una situación muy contradictoria —reflexiona un asiduo del Balneario de Retortillo—. Aquí todo es saludable, desde el aire que se respira hasta las aguas termales, y justo ahora, cuando la salud y el medio ambiente están tan bien valorados y parece que pueden ser fuente de negocio, nos quieren obligar a elegir entre salud y trabajo".

 https://www.20minutos.es/noticia/3772907/0/dos-pueblos-espana-vaciada-elegir-trabajo-salud/

6 de septiembre de 2019

ANTE LA PUBLICIDAD "ENGAÑOSA" DE BERKELEY EN LA FERIA DE SALAMANCA

"Salamanca ganadera no quiere ser minera.

GANADEROS, AYUNTAMIENTOS Y VECINOS, SE MANIFIESTAN PARA PEDIR EL !NO A LA MINA! DE URANIO DE BERKELEY MINERA.

Todas las Asociaciones Agrarias y Ganaderas de la provincia de Salamanca y más de 40 ayuntamientos del centro/oeste salmantino dicen que NO QUIEREN EL FUTURO DE LA MINA DE BERKELEY.
 
LOS GANADEROS DE SALAMANCA Y LOS AYUNTAMIENTOS DE LA ZONA "NO" QUIEREN LA MINA DE URANIO DE BERKELEY MINERA ESPAÑA, S.L. EN RETORTILLO (SALAMANCA) ESPAÑA.

Un buen ejemplo de que el mundo ganadero ya dijo que NO A LA MINA
 
https://jesusenlared.blogspot.com/2018/10/ganaderos-ayuntamientos-y-vecinos-se.html

Para lavar su imagen ante el mundo ganadero y especialmente del toro bravo, Berkeley Minera no escatima dinero, un año más, en publicitar futuro EN LA FERIA DE SALAMANCA, cuando todos sabemos que su proyecto sería nefasto, en el presente y futuro, de la ganadería y el medio ambiente salmantino.




ASAJA SALAMANCA
 
La presión social contra la empresa de origen australiano crece por segundos. No sólo en la sociedad salmantina por intentar abrir la mina en un espacio protegido sino también por el agravio a otros negocios como los de los agricultores y ganaderos y otras empresas de la zona. Se pondría en juego, también, uno de los balnearios más importantes de España, el que se sitúa en la localidad de Retortillo.

La provincia de Salamanca aglutina el mayor censo de ganado bovino de toda España, más de 600.000 cabezas en la actualidad. Por este motivo, “los grandes perjudicados si se abriese la mina de Berkeley serían los ganaderos en primer lugar.Lo mismo ocurre con el cerdo, donde tenemos una de las dos más importantes denominaciones de origen de toda España. Los productores de cerdo ibérico también sufrirían las mismas consecuencias”.

Salamanca cuenta con una de las dehesas más codiciadas de España, que sirve, sobre todo, para amparar fauna silvestre y que, además, otorga bellota de encina y roble con los que alimentar al cerdo y conseguir el estándar de calidad que es el cerdo ibérico. Berkeley taló cientos de encinas centenarias; lo que ha provocado que se hayan unidos simpatizantes al movimiento contra la mina.

Además, también en el país luso, han denunciado que “esta mina de uranio puede causar consecuencias dañinas para Portugal al localizarse a pocos kilómetros de la frontera” y que el supuesto “potencial radiactivo” del uranio puede provocar consecuencias perjudiciales “durante demasiados años” en el medio ambiente. 
 
“El objetivo DE ASAJA no es otro que la defensa a ultranza del sector agrario y ganadero y del mundo rural, además de proteger el medio ambiente y la fauna que habita en el paraje salmantino y que se verían dañados de existir una mina de uranio”

3 de septiembre de 2019

LA MÁS FIRME OPOSICIÓN AL PROYECTO DE URANIO DE BERKELEY MINERA ESPAÑA, S.L. EN RETORTILLO (SALAMANCA)

Alcaldes de Villavieja y Boada "optimistas" tras reunión en el Ministerio
 
 
Madrid, 3 sep (EFE).- Los alcaldes de Villavieja de Yeltes y de Boada, en Salamanca, junto con representantes de la Plataforma Stop Uranio, que están en contra de la construcción de la mina de uranio a cielo abierto, se han manifestado "optimistas" tras una reunión mantenida este martes con el secretario de Estado de Energía.
 
 
 
Así lo han explicado el alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez Martín, y el de Boada, Juan Matías Garzón Martín, que junto a la presidenta de la Plataforma Stop Uranio, Raquel Romo González, y el secretario de la entidad José Ramón Barrueco Sánchez, se han reunido con el secretario de Energía, José Domínguez, en el Ministerio para la Transición Ecológica.
 
En declaraciones a EFE tras la reunión, Rodríguez Martín ha explicado que la comitiva ha salido "optimista" porque han percibido "otra sensibilidad" al plantear los problemas que supondría la construcción de la mina, la planta de concentrados, los depósitos de residuos radiactivos y toda la contaminación que produciría tanto en España como en Portugal.
 
Ha añadido que Domínguez ha explicado que el Ministerio sigue a la espera del informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) sobre el proyecto, pero el secretario de Estado "no ha facilitado una fecha aproximada para la presentación del mismo".
 
"Hemos reiterado nuestra más firme oposición al proyecto de la empresa australiana Berkeley", según el alcalde de Villavieja de Yeltes, y presentado "nuestros argumentos para que el Gobierno pueda posicionarse en contra del mismo, al haber una serie de tramites irregulares".
Para que el secretario de Estado de Energía tenga toda la información posible, "nos hemos comprometido en enviarle un dossier con toda la documentación existente hasta el momento", según Rodríguez Martín.
 
Ha señalado que "es un proyecto muy fragmentado" y que afecta a varias administraciones públicas", porque en el asunto de la declaración de impacto ambiental, "la Junta excediéndose en sus competencias -como señaló la ministra en funciones Teresa Ribera-, consideró que su competencia principal era extractiva, pero la competencia para la concentración del uranio y la planta de primera categoría, es competencia del Ministerio".
 
"Domínguez nos ha transmitido que están reuniendo todo la documentación posible para tener una visión global del proyecto, porque ven que está muy fragmentado, que Berkeley ha pedido varios yacimientos y no se puede entender ninguna de las actividades sin las demás", según el alcalde.
 
"Quieren darle un enfoque general, como un único proyecto a todas las actividades: la extractiva, los concentrados... Nos viene bien, porque teniendo una visión general, la evaluación de impacto ambiental debería ser estratégica y con muchas más exigencias de las que se han puesto encima de la mesa".
 
Los dos alcaldes han coincidido en que el Ministerio "está al tanto de la información", y les han explicado que en octubre de 2018 solicitaron "más información a Berkeley, pero la empresa aún no ha contestado, por lo que le han citado para mantener también una reunión".
 
 
Garzón Martín, alcalde de Boada, localidad que resultaría directamente afectada por las instalaciones mineras, ha señalado que la mina ha creado "problemas de convivencia entre la población" de la comarca salmantina que abarca a más de 60 pueblos afectados.
 
Ha señalado que en Boada más del 90 % de la población se manifestó en contra del proyecto en una consulta popular.
 
Y ha recordado que en las últimas elecciones, todos los alcaldes ya sean del PP como del PSOE que se han posicionado en contra del proyecto de la mina.
 
El secretario de la Plataforma Stop Uranio, José Ramón Barrueco, ha explicado que Portugal ha expresado preocupación por el proyecto y los efectos que podría tener tanto la contaminación del agua como atmosférica para los cultivos de vid.
Ha explicado que dentro de unos días mantendrán nuevas reuniones con representantes portugueses en un festival minero.
 
La presidenta de esta plataforma, Raquel Romo, ha señalado que la incertidumbre sobre el futuro para los pueblos de la comarca está parando o ralentizando inversiones para los negocios que podrían crear más fuentes de empleo o mantener los existentes. EFE