5 de enero de 2021

EN EL AÑO 2021 CONOCEREMOS Y VEREMOS EL FIN DEL PROYECTO DE MINA DE URANIO QUE BERKELEY MINERA PRETENDE EN RETORTILLO

 PRIMERO E INSALVABLE OBTÁCULO PARA LA APERTURA DE LA MINA:

La Plataforma "STOP URANIO" informa sobre el Decreto Nº. 4929/20 de fecha 9  diciembre 2020 emitido por la Diputación Provincial de Salamanca, donde se acuerda  la rescisión del convenio de colaboración firmado con Berkeley Minera en el año 2016 para que pudiera desviar la carretera SA-322.

Este desvío debería realizarse imperiosamente, ya que la extracción minera sur de Retortillo y el almacenamiento de residuos radiactivos se asentaban sobre la actual carretera.

Imagen de Berkeley que ilustra perfectamente como la carretera actual quedaba bajo las extracciones de uranio y la escombrera de almacenamiento de residuos radiactivos.

Al no cumplir Berkeley las condiciones exigidas por la Diputación Provincial (Adquisición de terrenos, Licencias Municipales, etc.), la Institución acuerda no ceder a Berkeley la carretera provincial y sin ella, debe cambiarse todo el proyecto, por lo que las autorizaciones concedidas son nulas de pleno derecho y las que tienen que llegar serán también negativas a la puesta en marcha de la mina y planta de tratamiento.


Comunicación Plataforma Stop Uranio:

Tras haberlo solicitado hace meses sin recibir respuesta, por fin la Diputación de Salamanca nos ha informado de la situación del convenio de colaboración firmado por la institución provincial con la empresa Berkeley Minera España S.L. en el año 2016 para el desdoblamiento de la carretera comarcal SA-322, por lo que hemos tenido conocimiento de la rescisión del citado convenio de colaboración mediante un Decreto con nº 4929/20 y fecha 9 de diciembre de 2020. Este hecho significa un hito en el devenir del proyecto minero y un inconveniente mayúsculo en la pretensión de abrir la mina y planta de tratamiento de uranio de Retortillo, al ser la primera vez que una administración implicada en este asunto da marcha atrás y le da la espalda a la empresa minera.


En el proyecto presentado por Berkeley se hablaba de la necesidad de desdoblar la citada carretera, pues “su trazado cruza por la zona sur de la futura corta de Retortillo, por lo que es necesario su desvío en el tramo comprendido entre el pueblo de Retortillo y el Balneario de Retortillo. El nuevo trazado de la carretera permitirá el aprovechamiento de zonas en el sur del proyecto para ubicación de escombreras e instalaciones mineras, a la vez que permitirá la explotación de la zona sur de la corta”.

No creemos que sea viable una nueva modificación del proyecto excluyendo los terrenos afectados por la carretera. Hay que recordar que La concesión minera, otorgada por la Junta de Castilla y León en 2014, comprende terrenos de los municipios de Retortillo y Villavieja de Yeltes, pero la Autorización de uso excepcional en suelo rústico se otorgó sólo para el municipio de Retortillo por lo que la recurrimos en el Juzgado Contencioso Administrativo.

A pesar de que la Licencia Urbanística, sin licencia de obras, concedida por el ayuntamiento de Retortillo el año pasado excluía los terrenos afectados por la carretera SA-322, a la espera de que la empresa minera pudiera desdoblar la carretera (permiso que también lo tenemos recurrido en el Contencioso), no podemos imaginar que se pueda permitir seguir troceando el proyecto inicial para dejarlo sin contenido.

Mientras tanto Berkeley sigue pendiente únicamente de su negocio bursátil, habiendo comunicado que tras el Brexit el país de referencia para la negociación de sus acciones deja de ser el Reino Unido y pasa a ser el supervisor español el competente.

Pero cada día que pasa se ve menos movimiento en las instalaciones que posee Berkeley en Retortillo, por lo que en Stop Uranio confiamos en que el revés sufrido por la minera en su relación con la Diputación de Salamanca signifique el principio del fin del proyecto. Las administraciones pendientes de otorgar permisos, como la autorización de construcción de la planta de tratamiento de uranio por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto demográfico, deben tomar nota y cerrar las puertas definitivamente a la multinacional australiana.

Y ahora preguntamos. ¿Porqué se permitió realizar semejante atrocidad a Berkeley?.  Ya entonces se sabía que no tenía la licencia municipal ni los terrenos para el desvío. El Ayuntamiento de Retortillo, si, como anuncian en prensa, tan legales se consideran, deberán ahora obligar a Berkeley la restauración de la legalidad y sancionarla duramente por el daño irreparable causado.

29 de diciembre de 2020

BERKELEY MINERA: EMPRESA JUNIOR DE ESPECULADORES BURSÁTILES.

 Declaraciones de Jorge Rodríguez Martín, Alcalde de Villavieja de Yeltes, sobre el proyecto de Mina de Uranio y Planta de Concentrados Radiactivos que Berkeley pretende construir en los municipios de Villavieja de Yeltes y Retortillo (Salamanca).

Jorge Rodríguez Martín, Alcalde de Villavieja de Yeltes.

Según la prensa, parece que Berkeley ha conseguido recientemente un informe positivo por parte del Consejo de Seguridad Nuclear y un importante permiso por parte del Ministerio para la Transición Ecológica. ¿De qué permiso se trata?

Berkeley no ha conseguido un nuevo permiso que no tuviera ya. De hecho lo que le acaba de conceder el Ministerio para la Transición Ecológica es una prórroga del Permiso de Autorización Previa que le concedió el Ministerio de Industria, en tiempos de Álvaro Nadal, allá por septiembre de 2015. Aquella Autorización Previa del 2015 tenía una vigencia de 5 años, por lo que este año 2020 ya se caducaba. La concesión de la Autorización Previa es imprescindible para poder solicitar la Autorización de Construcción de la planta y como a lo largo de estos cinco años,  BERKELEY no ha obtenido esa Autorización de Construcción, el Ministerio para la Transición Ecológica le ha concedido una prórroga, no por otros cinco años, como pedía Berkeley, sino hasta que se resuelva la Autorización de Construcción.

Entonces, según usted, la clave de todo el proyecto es esa Autorización de Construcción de la planta de concentrados…

A nivel de autorizaciones, sin duda. Sin la Autorización de Construcción, Berkeley no podrá construir su planta radiactiva de concentrados de uranio y será imposible llevar a cabo su proyecto. Aunque Berkeley ya cuente con otros permisos necesarios, no podrá sacar adelante ni la mina, ni la planta radiactiva de concentrados de uranio, sin la autorización de construcción.

¿Y usted cree que el Ministerio para la Transición Ecológica concederá finalmente la Autorización de Construcción?

Pues la verdad es que día de hoy no puedo ocultar que albergo esperanza y desconfianza, a partes iguales.  Nosotros seguiremos mostrando absoluta oposición en todos los frentes, tanto en la vía administrativa, como en la vía judicial, en la movilización ciudadana, cuando podamos recuperarla y desde luego en el ámbito político, en la medida de nuestras posibilidades. Lo que sí espero es que el Ministerio actúe de forma responsable y coherente, y acabe denegando la Autorización de construcción, por varios motivos:

El primero y fundamental lo constituyen las graves e irreversibles consecuencias que este proyecto generaría en nuestra salud, en nuestro entorno medioambiental y en nuestro tejido económico. Está total y absolutamente comprobado y contrastado que las explotaciones mineras de estas características generan de forma inevitable todas estas graves consecuencias. En cualquier caso que nadie olvide que Berkeley no está en posición de dar lecciones sobre minería ni siquiera a una pequeña empresa de explotación de áridos, porque Berkeley ni tiene, ni ha tenido jamás una explotación minera abierta en ningún lugar del mundo… Para Berkeley estas tierras forman parte del tercer mundo, en el que se pueden comprar voluntades políticas, en el que se puede comprar la opinión pública a través de la manipulación mediática y en el que se puede extorsionar la voluntad social sometida a las necesidades y carencias económicas que han generado los mismos políticos que ahora defienden este proyecto. 

Pero existe una Declaración de Impacto Ambiental que aparentemente recoge todas las medidas necesarias para minimizar esas consecuencias.  ¿No confía usted en esa declaración?

Por supuesto que no. No solo no confío, sino que desconfío total y absolutamente. De hecho a día de hoy, he perdido toda la confianza en nuestra Administración Autonómica, que ha apoyado sistemáticamente este proyecto desde las más altas esferas, allanando su camino y relajando los requisitos cuanto ha podido, hasta el punto de eliminar buena parte de las exigencias recogidas en el marco legislativo que estaban encaminadas a la protección de los ciudadanos, a la protección del medio ambiente y al ordenamiento territorial.   

Precisamente las graves carencias de la DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL son otro buen motivo para que no se conceda la Autorización de Construcción. El Ministerio para la Transición Ecológica es absolutamente consciente de dichas carencias y a su vez responsable de algunas de ellas. No solo sería imprudente, sino que parece realmente temerario autorizar un proyecto de este calado con las graves deficiencias que presenta dicha Declaración de Impacto Ambiental. No podemos olvidar además en este sentido que la actual ministra Teresa Ribera que será en última instancia la máxima y única responsable de la resolución final, ya firmó la Declaración de Impacto Ambiental del Proyecto Castor, que a la postre resultó un verdadero fiasco que ha costado a las arcas públicas, que abastecemos todos los contribuyentes, la friolera de 1.300 millones de euros. En el aquel caso se desoyeron los argumentos de los que se oponían al famoso fracking que alertaban a priori de lo que desgraciadamente acabó convirtiéndose en realidad… Y quizá sea una mera casualidad, pero el mismo ingeniero que firmó el proyecto Castor, fue uno de los socios fundadores que pusieron en marcha el Proyecto Salamanca de Berkeley. A la luz de los acontecimientos, toda prudencia  parece poca…

Usted también ha incluido entre las alegaciones la falta de VIABILIDAD ECONÓMICA.  ¿Qué le hace pensar que este proyecto no es viable económicamente?

Desde luego, la falta de VIABILIDAD ECONÓMICA es otro buen motivo para denegar la Autorización definitiva de este Proyecto. Por un lado, Berkeley lleva más de 10 años haciendo estimaciones a futuro sobre el precio del uranio muy por encima de la realidad. Con el paso del tiempo se ha podido constatar, que tanto las estimaciones que realizaron en los estudios de Viabilidad, allá por el 2010 y 2011 para tratar de reiniciar la explotación de las reservas nacionales de uranio en Ciudad Rodrigo, formando un consorcio con ENUSA, como  las estimaciones que presentaron en 2012 para que la Junta de Castilla y León les aprobase la Concesión de Explotación de Retortillo y las estimaciones que presentaron posteriormente para que se les concediese en 2015 la Autorización Previa que se acaba de prorrogar ahora, han estado siempre muy encima de la realidad, doblando o triplicando incluso los precios reales del mercado, año tras año.

Y por si eso fuera poco, los recursos de Uranio en el yacimiento de Retortillo son escasos y de baja riqueza… no podemos olvidar que ese yacimiento ya fue reserva Nacional desde los años 50 hasta el año 2000 en el que ENUSA, que hasta entonces tenía los derechos de investigación y explotación sobre ese yacimiento, renunció a esa reserva y solicitó al Estado que declarase su levantamiento, después de haber realizado numerosos sondeos de investigación… Es decir, ENUSA investigó el yacimiento de Retortillo, con esos datos decidió renunciar a la reserva y solicitar que se declarasen terrenos libres para otras empresas. Cinco años después, aparece Berkeley que no es más que una empresa junior de especuladores bursátiles (lo decían ellos mismos en sus memorias del 2008) y tratan de hacernos creer que hay un negocio rentable y sostenible en un yacimiento desestimado por nuestra empresa nacional pública. Una de las dos partes no se ciñe a la realidad, porque no pueden ser verdad una cosa y la contraria.

Pero si finalmente no hay rentabilidad o viabilidad económica será un problema de la empresa y no del Estado, ¿No es así?

No, no es así, ni mucho menos. Si el Estado español autoriza a poner en marcha un proyecto radiactivo de estas características, estará asumiendo unas cargas de responsabilidad, de vigilancia y de mantenimiento a muy largo plazo. Las estimaciones que hace Berkeley para la restauración, la responsabilidad medioambiental, los posibles daños a terceros, la protección de las instalaciones o la vigilancia del almacenamiento a largo plazo de los residuos radiactivos, son realmente ridículas, si las comparamos con los costes que ENUSA declara en las instalaciones que está restaurando y cerrando en Ciudad Rodrigo. Por lo que si finalmente se autorizase el proyecto de Berkeley sería una temeridad que acabaríamos pagando los contribuyentes. Confío en que en esta ocasión, la ministra Teresa Ribera encuentre la fórmula óptima para desactivarlo definitivamente.

Berkeley insiste una y otra vez en la gran cantidad de puestos de trabajo, directos e indirectos, que se crearían con su proyecto minero y su fábrica de concentrados de uranio. ¿No le parece importante este motivo para defender el proyecto?

Nadie puede negar la necesidad de generar y potenciar el desarrollo económico, no solo de esta comarca, sino de la inmensa mayoría de las comarcas de Castilla y León, pero esa necesidad no debe hacer que nos entreguemos a este tipo de proyectos sumamente destructivos. Los directivos españoles que llevan al frente del proyecto de Berkeley los últimos 8 años ya utilizaron esta misma estrategia en otros lugares de España: se venden en prensa las excelencias y las ventajas del proyecto: los puestos de trabajo, el desarrollo económico, la sostenibilidad a largo plazo, el inmejorable respeto por el medioambiente, etc etc… Pero a la postre, se acaba poniendo de manifiesto que tras un brevísimo periodo de tiempo en el que todo parece ir sobre ruedas, se impone la realidad sobre las graves consecuencias que acarrean y que se ocultaron o minimizaron desde un principio: las más habituales son que la rentabilidad no era la esperada, que la riqueza del mineral también es mucho peor que lo estimado, que los costes se han disparado, etc, etc. Entonces la empresa cierra, le vende los derechos a terceros y nadie asume las responsabilidades. Los trabajadores hacen manifestaciones porque las hipotecas a 20 años que les prometieron no se pagan en los 5 ó 6 que estuvieron contratados, los mismos sindicatos que defendían el proyecto se entregan después al postureo y se les llena la boca en la prensa prometiendo que van a exigir responsabilidades y que van a lograr la reapertura de las explotaciones y las mismas administraciones que les allanaron el camino echan balones fuera mientras hay que recurrir a las arcas públicas para restaurar los daños… Para entonces, el Balneario de Retortillo ya habrá cerrado sus puertas y la zona se habrá quedado marcada y contaminada impidiendo el desarrollo de cualquier iniciativa verdaderamente viable y sostenible. Las graves consecuencias en la salud de los trabajadores y de los vecinos de la comarca se detectarán a medio o largo plazo y seremos el tema de un par de reportajes de televisión en el que entonces sí, se contarán los perjuicios y los desastres que no fuimos capaces de evitar. Hay ejemplos de lo que estoy diciendo por todo el territorio Nacional. Cuando coinciden en un momento de crisis una empresa sin escrúpulos, a la que verdaderamente solo le importan los resultados de sus accionistas, con unos dirigentes políticos irresponsables y carentes de toda ética, con algún medio de comunicación  dispuesto a prostituir la verdad, entonces, una gran parte de la sociedad puede creerse que mientras ENUSA, la empresa pública del uranio, de capital 100% público, cierra y desmantela las instalaciones de Ciudad Rodrigo, rodeada de las mejores reservas, una start-up australiana sin experiencia y sin activos de valor en ningún otro lugar del mundo, va a rescatar a toda la comarca, construyendo una nueva fábrica de concentrados de uranio para explotar un yacimiento residual que ya despreció ENUSA. Es más que evidente que esto no cuadra…            

Y sobre todas esas autorizaciones de las que ya dispone Berkeley, que la empresa declara tener una y otra vez, ¿son firmes o están pendientes de algún trámite o de alguna resolución judicial?

A nivel administrativo, esas autorizaciones o licencias ya están concedidas, pero las administraciones no son infalibles, y mucho menos, cuando no tienen interés en serlo, así que algunas de las más importantes están recurridas en vía judicial a través de distintos contenciosos administrativos que tenemos abiertos distintos organismos y grupos ecologistas.

Concretamente, desde el ayuntamiento de Villavieja, tenemos abiertos cuatro contenciosos en vía judicial:


Uno de ellos, contra la Autorización de vertidos de la CHD, porque en su trámite de concesión se incumplieron algunos requisitos importantes que se exigen en el marco regulatorio de estas concesiones.

El segundo contencioso que tenemos abierto es  contra la Autorización de Uso Excepcional de suelo rústico que concedió al proyecto la CTMAyU de Salamanca.  En realidad, nosotros ya venimos esgrimiendo desde el 2014  los mismos argumentos urbanísticos en los  que se  fundamenta nuestro contencioso. De hecho, esos argumentos que defendemos desde el ayuntamiento de Villavieja provocaron dos consecuencias fundamentales: la primera es que Berkeley renunciase a tramitar  la licencia urbanística y la autorización de Uso en el yacimiento de Santidad, que forma parte del nuestro término municipal; y la segunda, es que la Junta de Castilla y León modificase  tanto la Ley de Urbanismo de nuestra comunidad autónoma como su correspondiente reglamento, para tratar que este proyecto concreto y otros similares tuvieran la cobertura legal urbanística de la que carecían en su momento.

El tercer recurso contencioso-administrativo que tiene abierto el Ayuntamiento de Villavieja  es contra la licencia urbanística parcial que el Ayuntamiento de Retortillo ha concedido a Berkeley este mismo año. Para no extenderme mucho me limitaré a señalar que este contencioso está estrechamente relacionado con el contencioso que tenemos abierto contra la concesión de uso.

Y por último, de momento, el cuarto contencioso en vía judicial lo tenemos interpuesto contra la Junta de Castilla y León por no anular la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental. La Declaración de Impacto Ambiental, además de contar con importantes e indiscutibles carencias, ha caducado ya, porque ya ha transcurrido el plazo de los cinco años para los que fue concedida, sin que se hay puesto en marcha el proyecto minero. La Junta de Castilla y León defiende que el proyecto ya se ha iniciado, con la colocación de la valla perimetral y las obras totalmente ilegales del desvío de la carretera; no podemos olvidar que incluso la Diputación de Salamanca, dueña de la carretera, ha roto el convenio que tenía con Berkeley para ejecutar ese desvío. Obviamente, nuestros argumentos se oponen frontalmente a los argumentos que esgrime la Junta para considerar iniciado el proyecto y por eso hemos llevado este cuarto expediente a la vía judicial.

Hemos leído en las alegaciones que presentó al Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes ante el Ministerio, que ustedes argumentan la Fragmentación del proyecto de Berkeley como una de las estrategias que utiliza la empresa al objeto de sortear importantes exigencias administrativas definidas para proyectos de esta naturaleza. ¿Podría explicarnos este argumento?    

Sí es cierto, el argumento sobre la fragmentación del proyecto no solo lo hemos incluido en las alegaciones que hemos presentado ante el ministerio, sino que es un argumento que hemos utilizado reiteradamente en otras alegaciones y recursos. Como la propia palabra indica, desde un punto de vista administrativofragmentar un proyecto” hace referencia a la estrategia de presentar un proyecto global, en diferentes unidades con aparente sustantividad propia, tratando de evitar que opere un marco jurídico más exigente. En este caso Berkeley, en vez de presentar un proyecto global que incluyese desde el principio todos y cada uno de los elementos fundamentales de un único proyecto, ha ido incluyendo modificaciones sustanciales que alteran la verdadera naturaleza del proyecto que pretende desarrollar. Uno de los ejemplos más significativos es la inclusión extemporánea en el proyecto de Retortillo de los yacimientos de la zona siete en Villavieja de Yeltes y las reservas nacionales de Alameda y el Villar, que ENUSA le cedió a través de la Adenda que pactaron  en 2012.

La incorporación al proyecto de estos nuevos yacimientos, altera sustancialmente la naturaleza de la actividad que se pretende desarrollar, porque obviamente el proyecto deja de ser una actividad extractiva, vinculada inexorablemente al yacimiento, para convertirse en una actividad de carácter industrial, cuya autorización en los terrenos en los que pretende llevarse a cabo quedaría notablemente comprometida. También se altera sustancialmente la Evaluación del Impacto Ambiental porque no se están considerando globalmente los impactos sobre la salud, o el riesgo radiológico o las necesidades de agua o el volumen de vertidos, o el impacto socioeconómico…

Hay numerosa jurisprudencia referente a la fragmentación de proyectos globales que pone de manifiesto lo inapropiado de esta estrategia.

Para terminar, ¿Qué le gustaría trasmitir a sus vecinos y vecinas?    

Me gustaría trasmitirles tranquilidad, pero una tranquilidad moderada, sin exceso de confianza y sin bajar la guardia. Desde el ayuntamiento seguimos trabajando y luchando contra este proyecto, aunque gran parte de nuestras acciones no sean visibles. Tampoco descartamos tener que recurrir de nuevo a las movilizaciones ciudadanas masivas. Desde luego que este no es el momento, pero si fuese necesario, volveríamos a convocar movilizaciones generales, para reiterar la firme oposición de toda la comarca. Ya he señalado en distintas ocasiones que la fuerza de un ayuntamiento es proporcional a los vecinos que lo respaldan. Nosotros no cejaremos en nuestro empeño, pero llegado el caso necesitaremos el apoyo de todos los ciudadanos. Estoy seguro de que esta unión acabará dando los frutos que todos deseamos, porque acabará imponiéndose el sentido común.




23 de diciembre de 2020

FELIZ NAVIDAD EN ESTE AÑO TAN EXCEPCIONAL

 Desde esta tierra del Campo Charro, tan deprimida por los proyectos previstos contra la salud y el medio ambiente, os deseamos en esta NAVIDAD 2020 nuestros mejores deseos y esperanza de un futuro mejor.


Imágen del Balneario de Retortillo, cerrado durante todo el año por la pandemia.

17 de diciembre de 2020

NO SOMOS LOS AMOS DEL PLANETA. SOMOS SUS CUIDADORES.

 TODOS SOMOS RESPONSABLES

Nadie puede decir: "Yo no tengo nada que ver"



Para todas las creencias religiosas, el ambiente es un bien fundamental.

El abuso y la destrucción del ambiente al mismo tiempo van acompañados por un imparable proceso de exclusión.

Los más pobres son los que más sufren estos atentados por un triple grave motivo:

Son descartados por la sociedad, son al mismo tiempo, obligados a vivir del descarte y deben, injustamente, sufrir las consecuencias del abuso del ambiente.

Estos fenómenos conforman la hoy tan difundida e inconscientemente consolidada cultura del descarte.

Es una vergüenza para cada uno de nosotros, y todos somos responsables.

Nadie puede decir: "Yo no tengo nada que ver". Todos somos responsables.

La ley natural, digámoslo así, es que el mundo viva en armonía.

Que las cosas...

Que el creado tenga su armonía. Toda la creación.

Entonces, las cosas que van contra esta armonía de la creación son malas.

Pienso, por ejemplo, en las aguas contaminadas por la explotación minera en base de arsénico, cianuro...

Un ejemplo.

Todo eso hace que la zona cercana, que son kilómetros, ¿no?, ofrezca a los habitantes aguas que les procurarán enfermedades.

Pero los gobiernos o el Gobierno permitió eso.

Entonces, ¿Cómo hago resistencia?

¿Voy contra esa ley del Gobierno que permitió?

Sí, porque estoy salvando un bien mayor.

El bien de la salud de la población y el bien de la salud de la humanidad.

Estamos mirando nuestro planeta al revés. Como sus amos, no como sus cuidadores.

#Solo le pido a Dios 

#que lo injusto #no me sea indiferente  

#que la reseca muerte# no me encuentre

#vacia y sola# sin haber echo lo suficiente.

Documaster - El Papa Francisco: Un hombre de palabra - RTVE.es

14 de diciembre de 2020

A BERKELEY MINERA NO LE HAN APROBADO NADA LA SEMANA PASADA PARA SU PROYECTO DE MINA DE URANIO.

 La renovación de la Autorización previa de la Planta de tratamiento de uranio en Retortillo, que se publicará esta semana en el B.O.E., es concedida de manera temporal y muy corta en el tiempo. 



La autorización previa como instalación radiactiva de primera categoría se la concedió el Gobierno del PP en 2015 por cinco años y había expirado. 

En dos meses el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) resolverá el expediente relativo a la construcción de la planta de procesado de uranio prevista por la multinacional y podemos asegurar que tras su informe y según todos los parámetros estudiados por los técnicos del CSN, el Ministerio de Transición Ecológica tomará la medida de suspender este proyecto definitivamente.

Argumentos para la razón:

1.- En junio de 2018 el Congreso de los Diputados insta al Gobierno a paralizar el proyecto de construir una mina de uranio en Retortillo (Salamanca).

2.- Próximamente se aprobará en el Congreso la nueva Ley de Cambio Climático con una enmienda pactada entre los socios de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, para prohibir la investigación y el aprovechamiento de minerales radiactivos en España.

3.- En diciembre de 2020 la asociación profesional de técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha enviado una carta al Ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera en la que solicita la anulación de las licencias concedidas a la multinacional australiana Berkeley para poner en marcha la mina y la planta de procesado de mineral de uranio en Retortillo (Salamanca)

4.- - La declaración de Impacto Ambiental de este proyecto ha caducado. Fue concedida por la Orden FYM/796/2013, de 25 de septiembre, de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

5.- Modificación del proyecto por parte de Berkeley. La actividad evaluada a Berkeley se refiere al Proyecto de Explotación y estudio de viabilidad del yacimiento de Retortillo y Santidad de la Concesión de Explotación de recursos de la sección D), minerales de uranio, denominada «Retortillo-Santidad» N.º 6.605-10, en los municipios de Retortillo y Villavieja de Yeltes (Salamanca), de enero de 2012, Plan de Restauración, de enero de 2012, a su Estudio de Impacto Ambiental, de marzo de 2012, y documentación adicional presentada; promovido por Berkeley Minera de España, S.A.”.

6.- En la DIA no se contempló,  y por lo tanto no fueron analizados ni evaluados, los efectos del almacenamientos de los residuos radiactivos en los mismos huecos de la mina.    

Por todo lo expuesto consideramos que este proyecto de Berkeley en realidad es triple: explotación minera, planta de tratamiento y obtención de uranio y almacenamiento de residuos radiactivos y debe ser tratado conjuntamente como uno solo con el fin de homogeneizar, unificar y armonizar todos los expedientes iniciados por Berkeley en las distintas administraciones públicas. 

Para ello, es muy necesario que por parte de ese Ministerio se compruebe en qué situación se encuentran los diferentes expedientes administrativos instruidos por las distintas administraciones públicas involucradas en este proyecto.

Los distintos representantes políticos que forman el actual gobierno, con la Sra. Ministra del MITECO al frente, han adoptado el compromiso de terminar con la energía nuclear de forma progresiva en nuestro país, por lo que no puede seguir adelante este proyecto de mina de uranio en Retortillo (Salamanca) España y con el que Berkeley Minera S.L. lleva especulando demasiado tiempo ya.



5 de noviembre de 2020

BERKELEY: BASTA YA DE COMUNICADOS MENTIROSOS Y PUBLICIDAD FALSA PAGADA, SOBRE LA MINA DE URANIO EN RETORTILLO

 Paremos la farsa de Berkeley Minera España, S.L. sobre sus "altos estándares" en el desarrollo de su mina de uranio en Retortillo (Salamanca).

Entrada actual a instalaciones de Berkeley

Dice Berkeley en su último informe: 

 - "La mina Salamanca se está desarrollando con los más altos estándares internacionales y el compromiso de la Compañía con la salud, la seguridad y el medio ambiente sigue siendo una prioridad. Posee certificados en Minería Sostenible (UNE 22470-80), Gestión Ambiental (ISO 14001) y Salud y Seguridad (OHSAS 18001) que fueron otorgados por AENOR, una agencia gubernamental española independiente".

 

 - "Estos sistemas de gestión garantizan que los procedimientos de la Empresa cumplan con la normativa vigente, garantizan la protección del medio ambiente, el proyecto es sostenible y que todas las actividades se llevan a cabo respetando y en colaboración con las comunidades locales".




Centrándonos solamente en estos dos puntos, los que vivimos en la zona y hemos visto lo realizado por Berkeley Minera en Retortillo, preguntamos a AENOR:

1.- ¿Qué datos contemplan para conceder a Berkeley Minera España S.L. los Certificados en Gestión Ambiental (ISO 14001) y en Minería Sostenible (UNE 22470-80)?.

2.- ¿Tiene conocimiento AENOR de que Berkeley ha realizado obras en el desvío de la carretera provincial y arrancado cientos de encinas ilegalmente?. 

Esto se observa desde las oficinas de Berkeley donde me imagino se desplazará AENOR a realizar sus auditorías. (Estas obras están paralizadas hace años y expedientadas por el ayuntamiento de Retortillo y consta en los medios de comunicación).

3.- ¿Se enteran los representantes de AENOR que a Berkeley le sirven estos Certificados en Gestión "se entiende que estarán muy bien pagados" para asegurar que cumplen con la normativa vigente, garantizan la protección del medio ambiente y que sus actividades las realizan respetando y en colaboración con las comunidades locales?

Les contestamos a AENOR: Están contribuyendo con sus "injustos Certificados" a que Berkeley realice unos comunicados que en nada reflejan la realidad y hacen creer lo que no es cierto, por mucho que certifiquen, firmen y entreguen diplomas.

Ni las campañas millonarias de marketing empleadas por Berkeley, ni la entrega de cientos de miles de euros al ayuntamiento, ni los contratos a sus concejales, van a conseguir que los habitantes de esta comarca dejemos de denunciar todas las mentiras y manipulaciones sobre la realidad que Berkeley impulsa para conseguir sus objetivos en bolsa y opinión pública.

Logotipo de Berkeley Minera España, S.L. donde inserta sus certificados AENOR


Algo de hemeroteca para los auditores de AENOR:


Año 2014.

Perforaciones y catas sin licencia
realizadas en Retortillo y Villavieja de Yeltes
.

La empresa minera
Berkeley realizó las perforaciones del terreno, catas y sondeos en el término municipal de Retortillo, sin solicitar la licencia al Ayuntamiento y en consecuencia carecer del permiso correspondiente. Además, el teniente de alcalde y un concejal trabajaron en dichas perforaciones. 

El Seprona instó al Ayuntamiento de Retortillo a tramitar un expediente sancionador a Berkeley y fijar la sanción correspondiente.

El pleno del Ayuntamiento de Retortillo acordó por unanimidad sancionar a Berkeley Minera España con 8.000 euros, «al probarse que había cometido una infracción urbanística».

Año 2017. Febrero.

Obras ilegales para desvío de carretera

El ayuntamiento de Retortillo expedienta a Berkeley por las obras sin permiso para la mina de uranio.

El Ayuntamiento de Retortillo (Salamanca), en un pleno extraordinario celebrado este martes, ha acordado abrir expediente sancionador a la empresa Berkeley Minera España S.L. por las obras que viene ejecutando en ese municipio sin la oportuna autorización administrativa.

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca comunica que las obras de desvío de la carretera SA-322 tienen que ser autorizadas.

Año 2017. Abril.

Dehesa de Vitigudino donde ya deberían
estar plantadas 20.000 encinas.

Acuerdo de Berkeley Minera para plantar 20.000 encinas en Vitigudino.

  • Según informa la empresa a través de un comunicado remitido a Europa Press, este acuerdo, que será el primero de muchos, detalla la plantación de 20.000 encinas a lo largo de 50 hectáreas en el municipio de Vitigudino.

"Casi cuatro años después ni se ha plantado una sola, ni está previsto, al no cumplir con la normativa y ser desautorizada la plantación".

Año 2014. Junio.

El Ayto. de Villavieja de Yeltes tiene conocimiento a través del Consejo de Seguridad Nuclear que las instalaciones mineras que Berkeley pretende realizar en Retortillo y Villavieja de Yeltes serán una INSTALACIÓN RADIOACTIVA DE PRIMERA CATEGORÍA Y QUE EN LOS HUECOS DE MINA ALMACENARÁ LOS RESIDUOS RADIOACTIVOS GENERADOS EN LA PLANTA.


 Este hecho, dijo el Sr. Alcalde, nos parece trascendental y la empresa minera lo ha ocultado al Ayuntamiento y por tanto no fue tenido en cuenta en la tramitación de los expedientes urbanísticos, ocasionando una indefensión de los ciudadanos y vecinos de Villavieja, así como del propio Ayuntamiento.

El pleno considera que esta cuestión afecta de manera especial al medio-ambiente y a la seguridad y salud de los ciudadanoscon el agravante de ocultación de esta información por parte de Berkeley al Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes como interesado en el expediente.

Tanto el Sr. Alcalde, D. Jorge Rodríguez, como los Sres. Concejales D. José Antonio Zúñiga, D. Iván del Arco y D. Ángel Antonio Vázquez, en sus intervenciones avalaron que el Ayuntamiento de Villavieja nunca fue informado ni recibió comunicado alguno donde conste  que las instalaciones albergarán residuos radioactivos de tanta intensidad que requieran una instalación radioactiva catalogada de primera categoría y por tanto el tratamiento es diferente al aplicable en el proyecto conocido.

Seguidamente todos los miembros del pleno manifestaron su descontento con Berkeley y recordaron los antecedentes ya existentes de esta empresa minera en Villavieja de Yeltes, como: sondeos sin licencia urbanística que dieron lugar a un expediente sancionador (10.000 euros)nula información de cómo los recursos hídricos se verán afectados por la actividad mineraLa no información sobre expedientes conexos a la licencia urbanística del municipioejecución de un nuevo sondeo ilegal cerca de un manantial de agua del que ya dio cuenta el Ayuntamiento a la Guardia Civil.

Visto todo lo anterior y leyendo el Objeto, Campo de Aplicación y Requisitos de la Norma Española UNE-EN ISO 14001 siguientes que dicen:

"La presente norma internacional está prevista para uso por una organización que busque gestionar sus responsabilidades ambientales de una forma sistemática que contribuya al pilar ambiental de la sostenibilidad".

"Esta Norma Internacional ayuda a una organización a lograr los resultados previstos de su sistema de gestión ambiental, con lo que aporta valor al medio ambiente, a la propia organización y a sus partes interesadas. En coherencia con la política ambiental de la organización, los resultados previstos de un sistema de gestión ambiental incluyen:

- La mejora del desempeño ambiental.

- El cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos.

- El logro de los objetivos ambientales.


Obras realizadas ilegalmente, sin permiso por Berkeley. Atentado de Gestión ambiental. (AENOR, previo pago anual, le concede un certificado donde dice que Berkeley aporta valor al medio ambiente)

Le preguntamos a la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) si los incumplimientos de Berkeley, probados y relacionados anteriormente, le permiten tener la ISO 14001 de Gestión Ambiental.

Excavación ilegal para la construcción de gran balsa y extracción de áridos para desvío carretera.