14 de diciembre de 2016

ATENTADO EN RETORTILLO

Atentado en Retortillo


El alma se vino al suelo cuando observé las fotos que la asociación Stop Uranio enviaba anexas a una nota de prensa. No pude contener la rabia al observar semejante atentado medioambiental en el término municipal de Retortillo. Llevo bastantes años utilizando la expresión ‘terroristas medioambientales’ para todos aquellos que bien prenden el monte, bien quienes cometen verdaderas atrocidades contra la humanidad y la Tierra, caso de la empresa australiana Berkeley –que por ser, ni es española y cuyo fundamento es la especulación en Bolsa- en la búsqueda de un uranio que, mucho nos tememos, no es más que putrefacto pan para hoy pero envenenado y dolor para mañana.
Una verdadera atrocidad los trabajos que esta empresa, con la aquiescencia del alcalde y concejales del Ayuntamiento de Retortillo, cometen en el corazón del Campo Charro. Miles de encinas –una especie arbórea protegida- son pasto de las máquinas, en una tierra –la dehesa- que también está protegida por la Unión Europea. ¿Si existen tales limitaciones, por qué nadie impide proseguir este desastre ecológico? ¿Quién se esconde detrás de quienes deberían mandar a la Guardia Civil a paralizar semejante atentado? ¿Quién/quiénes consienten que esta atrocidad siga adelante cuando, además, todo está supeditado a un fallo de la Audiencia Nacional y a una orden de Bruselas? ¿Por qué busca uranio Berkeley cuando Enusa –que de esto sabe mucho y más en esta provincia- desechó el proyecto por ínfima sino nula rentabilidad económica?
¿Por qué sigue realizando estos destrozos Berkeley? ¿Por qué se ha modificado irregularmente el proyecto minero presentado a las administraciones, al desistir ahora de la parte denominada Santidad en el término municipal de Villavieja de Yeltes y solicitar solamente la autorización y licencia en el municipio de Retortillo? ¿Cómo es posible que se vengan realizando esos trabajos y ahora se someta el proyecto a información pública para que se presenten alegaciones? ¿Cuenta la empresa minera con la licencia municipal correspondiente para acometer los trabajos que se han realizado en la balsa denominada por Berkeley ‘presa de agua cruda’ como también el desvío de la carretera?
Muchas preguntas sin resolver. Muchos interrogantes, y muy serios porque atentan contra el bienestar de la sociedad, contra el medio ambiente y contra el futuro de las personas, que alguien tendrá que despejar más pronto que tarde. Esperemos que se haga con la máxima brevedad y que alguien ordene paralizar esos trabajos de carretera y balsa y la tala de miles de encinas. Que la Justicia sea exigente, rápida, ecuánime y que prime la supervivencia de las personas y las especies por encima de los bastardos intereses económicos.
No podía dejar de lado la vergüenza de una Corporación Municipal –la del Ayuntamiento de Retortillo– con su alcalde, Manuel Francisco Hernández, a la cabeza, que están permitiendo semejante atentado en su término municipal. La Justicia será vehemente, pero la historia juzgará a unas personas que permitieron el mayor atentado ecológico/medioambiental de esta provincia de Salamanca. Su conciencia nunca estará tranquila. Dormirán con la presencia oscura de la maldad acechando sobre su lecho. Ellos, que anteponen sus intereses sobre los intereses de los ciudadanos, nunca descansarán tranquilos, ni aunque les lluevan millones. Con ellos, no sabemos qué pensará el diputado de Medio Ambiente y alcalde de La Fuente de San Esteban, Manuel Rufino García. Él también es responsable, en mayor o menor medida, de esta atrocidad que se comete en territorio de su incumbencia política y, por Dios, no suena bien eso de diputado delegado de Medio Ambiente, que hace como si no se enterase, y no se pone al frente de los ciudadanos de su tierra que piden paralizar este proyecto hasta que, al menos, se pronuncie la Justicia.
Ya escribí anoche unas frases que, en este momento de rabia contenida y más de impotencia, las vuelvo a traer aquí. La locura del hombre no tiene límite. Vivimos en la tierra como si tuviéramos otra a la que ir. El crecimiento económico y la protección del medio ambiente no son compatibles, se mire como se mire. No lo arruines. Los buenos planetas son difíciles de encontrar. El viento es renovable. Los reactores no.
 Decía Cicerón que “de hombres es equivocarse; de locos persistir en el error’, cachis.
http://www.noticiascyl.com/salamanca/opinion-salamanca/2016/12/13/atentado-en-retortillo/

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanta razón y cuántas preguntas sin resolver. Esperemos que cuando se tenga la respuesta no sea demasiado tarde, y esta barbaridad cometida sea juzgada y hagan pagar todo el daño que están cometiendo a nuestro pueblo.
NO A LA MINA!! FUERA BERKELEY!! DIMISIÓN DEL AYUNTAMIENTO!!

Anónimo dijo...

Realmente es un espanto,verdadero terrorismo lo que está sucediendo en Retortillo.La Enciclica LAUDATO SI'califica esas acciones de "crimen contra la natura8leza,crimen contra nosotros mismos"^,n.8.Señores del PP de Castilla y León,no disfracen,"detrás de nobles reivindicaciones",n.57,lo que de hecho es crimen y terrorismo real.

anonimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo,todo. Este macro puente nos dimos como el que no quiere una vuelta para ver como iban las obras en el nuevo Retortillo, las obras van progresando, se van acercando al pueblo, hasta donde llegaran?.
Bueno vamos hablar en serio, no hay ningun politico en toda la zona de SALAMANCA que pare esto y si esto es en serio por que no se informa en la prensa NACIONAL del riesgo que vamos a tener que soporar y me pregunto para que sirven los acuerdos.
Parar esto por favor da pena. No a la mina y no os escudeis en el trabajo que os proporciona en este momento, porque se va a perder mas que lo que se va a ganar. Donde estan estan los permisos?

anonimo dijo...

Bien por la manifestacion en SAlamanca,bien bien. Es la manera que nos oigan. No a la mina. Haber si los oidos sordos oyen.

Anónimo dijo...

Una instalacion radioactiva de primera categoria no es autorizable en las normas provinciales de Salamanca NO CABE. y si los miembros de la CTU de Salamanca lo autorizan su decision acabara en el juzgado.Como la planta de concentracion de uranio que es una actividad industrial que NO ES AUTORIZABLE en suelo rustico en las normas provinciales. Es distinto de la actividad extractiva.