23 de mayo de 2017

"MENOSPRECIO" DE BERKELEY A LOS ALCALDES CON "INTENCIONADAS FALSEDADES Y FALACIAS".

Los alcaldes muestran documentos del Gobierno en los que Berkeley preveía el uso de la planta de Saelices 

 
El resumen de un estudio de viabilidad muestra que estaba previsto el trasporte del material en camiones desde Retortillo a la planta Quercus
 
A modo de réplica a la respuesta de Berkeley sobre el comunicado emitido por una veintena de alcaldes respecto a la mina de uranio en Retorillo, y que la empresa señalaba a Stop Uranio tras la iniciativa, el alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez, como portavoz de este grupo de regidores, “una vez más nos ha dado Berkeley la ocasión de conocer su verdadera naturaleza y su nula credibilidad”, y acusa a la empresa de “intencionadas falsedades y falacias, porque ocultar y tergiversar sistemáticamente la información sí es una de las herramientas que ha venido utilizando la empresa para tratar de llevar a cabo su proyecto”.
 
Según Rodríguez, “la primera y vergonzosa mentira” que se recoge en el comunicado de Berkeley hace referencia a la afirmación de que el comunicado de los alcaldes “fue distribuido a instancias de Stop Uranio”. A este respecto, Rodríguez asegura que “los ayuntamientos que hemos firmado el comunicado lo hemos hecho por iniciativa propia, en total y absoluta libertad, conocedores y conscientes de los términos objetivos que se describen en diversos documentos oficiales que forman parte del expediente (Declaración de Impacto ambiental, Concesión de Vertidos, informes del Consejo de Seguridad Nuclear, etc)  y hemos ido conociendo y analizando en diversas reuniones organizadas por los propios ayuntamientos, absolutamente al margen de la plataforma Stop Uranio o de cualquier otra iniciativa ciudadana”.
 
“Es más, -recuerda que –el documento presentado ha sido íntegramente redactado por el alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez Martín, con el apoyo de sus asesores técnicos y jurídicos, totalmente desvinculados de la mencionada Plataforma u otras similares. La redacción del mismo, y las directrices que lo guían, se acordaron en una de las asambleas celebradas por el grupo de alcaldes. Así pues, queda perfectamente claro que los ayuntamientos nos hemos involucrado voluntariamente y hemos organizado esta iniciativa al margen de la Plataforma Stop Uranio. Es más, nuestra rectitud en el procedimiento, en contraste con las actuaciones de la empresa Berkeley, no hará más que provocar que se adhieran a nuestra iniciativa cada vez más alcaldes y ayuntamientos”.
 
En este sentido, Rodríguez abunda en que “me parece lamentable que una empresa quiera desarrollar un proyecto en una comarca y menosprecie la capacidad de obrar por sí mismos, a la luz de los datos objetivos, a los representantes de sus municipios. No tenemos la piel muy fina, porque somos gentes curtidas en estos duros campos de Castilla, pero tenemos capacidad de comprensión y de análisis de la realidad, criterio propio, juicio personal, firmes convicciones, y rectitud en el obrar”.
 
Otra de las que califica “falacias” de Berkley, hace referencia a los orígenes del proyecto, “seguramente porque dentro de esa errónea valoración que se hace de los alcaldes de la comarca también se confiaba en que tuviéramos una notable falta de memoria”.
 
Así, sobre la afirmación de Berkeley en la que asegura que “es absolutamente falso que en algún momento se haya considerado el tratamiento del mineral de Retortillo en la Planta Quercus, máxime cuando esta planta no es propiedad de Berkeley y por tanto no puede hacer uso de ella”, el alcalde de Villavieja recuerda que el 13 de enero de 2009, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas emitió un comunicado en el que se puede encontrar reflejada la intención inicial de Berkeley, respecto al uso de la Planta Quercus (comunicado en la galería de imágenes)
 
Además, Jorge Rodríguez aporta un documento más que refleja “para más abundancia en la intención inicial de procesar en la Planta Quercus el mineral extraído de Retortillo”, el documento que emitió ENUSA, en mayo del 2012, sobre los diferentes estudios de viabilidad que presentó Berkeley (desde julio de 2010 hasta noviembre de 2011) para tratar de constituir el mencionado consorcio de colaboración con ENUSA”.       
                
Para Rodríguez, “parece claro (hasta para un alcalde) que donde dice ‘Metalurgia: Dinámica (P. Quercus) Transporte de mineral desde Alameda y Retortillo con camiones’, hace referencia a que se pretende trasportar con camiones el material desde Alameda y Retortillo hasta la Planta Quercus, donde se realizaría una lixiviación dinámica (Julio 2010) y estática (noviembre 2010)”.        
               
Por último y respecto al comentario de Berkeley en el que señalaba que “máxime cuando esta planta no es propiedad de Berkeley y por tanto no puede hacer uso de ella”, el alcalde villaviejense añade que “seguro que muchos de los propietarios de las tierras que Berkeley está expropiando, se preguntan por qué no le expropian la Planta Quercus a ENUSA, en vez de ser desmantelada para construir otra a solo 30 kilómetros de ella”.
 
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La especuladora australiana, por bocaza de esbirros y chupasuelos, siempre ensaya su cinismo contraatacando con respuestas y “comunicados oficiales” acusando de manipulación a la plataforma Stop Uranio: estas pataletas son previsibles, pues tienen cebollino reservado para estas estratagemas y desbloqueos, y forma parte del presunto plan delictivo que incluye el ungüento a cierta prensa servil para ganarse “el favor social” falseando el escándalo y auparse los unos en los otros.

Otro inicuo director general que pasó por las minas asturianas usó esta despectiva y reveladora metáfora como parte de esta estrategia comercial: "Poner a los patos en fila".

Pues se equivocan, porque hay personas que tienen los suficientes conocimientos científicos y jurídicos, y bastante más sensibilidad medioambiental como para crearse un criterio librepensante y ¡to! no se tragan las gangas, tortas, monsergas y patrañas de la minera en esta feria de farsantes, pan para hoy y hambre para mañana, mentiras coladas como verdades y procesión de corruptos legales.

Y se han alzado voces sensatas entre el fango radiactivo.

Siguiendo el ejemplo de sensatez de los 20 alcaldes, la provincia entera de Salamanca y su capital, han de firmar este claro manifiesto reivindicativo de municipios limpios, sin contaminar y no nucleares, porque Salamanca, centro antiquísimo del saber mundial, olvida la conciencia ecológica global y está haciendo un bochornoso ridículo mirando para otro lado, volviéndose indigna, cobarde y vendida a las industrias contaminantes del planeta.

Veremos cómo juzgan el tiempo y las generaciones futuras, que no son desconocidos: son los chavales y chavalas que ahora están en los colegios.

anonimo dijo...

Gracias Jorge y al resto de alcalde y espersmos que se añadan mas a esta iniciativa y sobre todo el alcalde de Retortillo que tiene la responsabilidad de toda la comarca, yo creo que deberia dimitir y dejar tal respondabilidad a otro que sea mas objetivo. No a la radioactidad de las minas de uranio y nuclrares, si a la vida.