27 de abril de 2017

EN ESPERA DE LA SENTENCIA SOBRE LA PARALIZACIÓN DEFINITIVA DE LA TALA DE ENCINAS EN RETORTILLO

CYL-MINA URANIO

Jueza decidirá en días sobre la tala en Retortillo tras escuchar a las partes

 
Salamanca, 26 abr (EFE).- La titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número dos de Salamanca se ha dado hoy un plazo de dos días para concretar si paraliza la tala de encinas iniciada en el término municipal de Retortillo (Salamanca) para la futura construcción de una mina de uranio a cielo abierto.
 
Según han confirmado a Efe fuentes judiciales, la vista celebrada hoy ha servido para que las partes, Berkeley como empresa explotadora de la mina; Ayuntamiento de Retortillo; Junta de Castilla y León y Plataforma ciudadana Stop Uranio; expusieran los argumentos a favor y en contra de la tala de encinas.
 
Una vez que se han conocido los argumentos de las partes, la jueza se ha dado de plazo dos días para notificar una nueva resolución, que se conocerá el viernes o el martes, al coincidir con el puente festivo del Primero de Mayo.
 
De forma cautelar, la pasada semana este Juzgado había acordado "la paralización inmediata de la tala, corta, arrancamiento y desmonte" de encinas como labores preparatorias "del proyecto minero".
 
Durante la comparecencia de los servicios jurídicos de Berkeley, según las mismas fuentes jurídicas, se ha argumentando que la tala de árboles "está autorizada dentro de la Declaración de Impacto Ambiental" que se aprobó para el inicio de las obras.
 
La empresa australiana ha recordado que la Junta de Castilla y León había confirmado que "no requiere autorización adicional ni tampoco licencia urbanística al no encontrarse en terreno urbano ni urbanizable".
 
Las mismas fuentes jurídicas han explicado que el abogado que ha asistido a la vista por parte de Berkeley ha cuantificado el coste que supone la paralización de la tala de encinas: 21.000 euros por cada día que no se puede trabajar.
 
Por su parte, la Plataforma Stop Uranio ha insistido en el Juzgado Contencioso-Administrativo número dos de Salamanca que no es una tala de encinas, sino un desmonte, en el que se allana el terreno para convertirlo en una balsa previa a la construcción de la mina de uranio, según han concretado fuentes jurídicas consultadas por Efe.
 
El argumento utilizado por el Ayuntamiento de Retortillo es de desconocimiento de los motivos de la tala de árboles, ya que la responsabilidad final es de la Junta de Castilla y León, han añadido estas fuentes.
 
Una vez que las partes han manifestado sus argumentos, la jueza se ha dado un plazo de dos días para determinar si continúa con la paralización de la tala de encinas, por lo que el viernes podría notificarse un nuevo auto judicial.EFE

1 comentario:

anonimi dijo...

El ayuntamiento de Rrtortillo desconoce muchas cosas, per no previene nada, que atrevidos, pues si no sabeis delegar y fuera del ayuntamiento.
Si la mina pierde dinero, los demas perdemos mas, dejar de talar encinas y ganamos todos, es lo que espero que se decida, por que señores a los pueblos que puede perjudicar estan habitados, no son un desierto. No a la tala de encinas, seamos conscientes y no a la mina.