21 de julio de 2017

AUTORIZADO EL USO EXCEPCIONAL DE SUELO EN RETORTILLO PARA LA MINA DE URANIO

Autorizado el uso excepcional del suelo para la mina de uranio en Retortillo (Salamanca)
 
La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de la Junta de Castilla y León ha autorizado el uso excepcional de suelo rústico en el municipio de Retortillo (Salamanca) donde se proyecta construir una mina de uranio cuyos preparativos ya está realizando la multinacional Berkeley.
 
Delimitación proyecto de uranio "RETORTILLO-SANTIDAD"

Uso excepcional del suelo

Según han confirmado a EFE fuentes de esta Comisión, esta autorización ha tenido un respaldo mayoritario de sus miembros, aunque han votado en contra COAG, CCOO y Equo, mientras que se han abstenido la patronal salmantina y UGT.
 
Entre los que han votado a favor se encuentran representantes de la Junta de Castilla y León y colectivos como arquitectos e ingenieros.
 
De este modo, la Comisión ha considerado acreditado el interés público de la mina de uranio y sus instalaciones en Retortillo, frente a las alegaciones que habían presentado trabajadores del balneario del municipio, ganaderos de la zona y diversos colectivos ecologistas.
 
La mina de uranio que proyecta la multinacional Berkeley en esta localidad todavía necesita otros dos permisos para salir adelante y, de ser así, será la más grande a cielo abierto de Europa.

Autorización 

“La Comisión de Medio Ambiente y Urbanismo de 20 de julio de 2017 autoriza, por mayoría, el uso excepcional en suelo rústico que solicita la empresa Berkeley Minera y que afecta al municipio de Retortillo”, ha comunicado la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca.
También ha concretado que la Junta de Castilla y León “únicamente permite el uso del suelo solicitado en el proyecto de la empresa, que aún precisa la autorización de otras instituciones para la puesta en marcha del proyecto minero”.
 
Las fuentes consultadas han asegurado que la autorización del uso excepcional de suelo rústico se ha aprobado al “acreditarse el interés publico” de construir “una mina y una instalación radiactiva”, frente a los intereses ganaderos, medioambientales o laborales que han presentado las organizaciones que han votado en contra.
 
Ante esta decisión de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca, la empresa Berkeley Minera ha reconocido que a partir de ahora “puede comenzar la construcción de las instalaciones mineras del proyecto”.
Para ello, serán necesarias las licencias de urbanismo y medioambiental que debe conceder el Ayuntamiento del municipio de Retortillo.
“Desde la compañía recibimos esta decisión satisfacción, al confirmar el excelente trabajo que se ha llevado a cabo durante estos diez años. Esta resolución confirma nuestra inversión en el proyecto”, ha añadido la empresa a través de un comunicado.
Hasta ahora han invertido, según ha precisado Berkeley, “más de 70 millones de euros en el proyecto, con los más altos estándares de calidad en materia de medio ambiente, salud y seguridad”, y siguen con la idea de “invertir más de 250 millones de euros en los próximos años”.

Reacciones

Unidos Podemos (que engloba a IU, Podemos y Equo) han considerado la autorización una “huida hacia adelante” de la Junta de Castilla y León ya que “la declaración de interés público contradice los intereses de la ciudadanía y de los alcaldes de la zona”, según han precisado en una nota de prensa.
 
En su opinión, la autorización es “precipitada”, “irresponsable” y va “contra los intereses de la zona, contra la salud de la población y que está arriesgando el modo de vida de muchísima gente para beneficiar a una empresa especulativa que va a destruir más empleos que los que pudiese generar”.
 
Además, el sindicato CCOO ha justificado su voto negativo a esta autorización al afirmar que “difícilmente puede considerarse esta explotación de interés general cuando se contrapone con intereses que afectan a terceros y que conlleva una serie de efectos secundarios en su explotación”.
 
También la plataforma Stop Uranio, contraria a la mina de uranio que Berkeley proyecta construir en Retortillo, considera “un paso atrás” la decisión de la Junta de Castilla y León de autorizar el uso excepcional de suelo que permite a la empresa seguir adelante con el proyecto.
 
Así lo ha planteado hoy en declaraciones a EFE el portavoz de la plataforma, Jesús Cruz, que ha reconocido que en la agrupación se esperaba desde hacía días el resultado de la Comisión de Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca.
“Nos esperábamos la decisión porque la mayoría de sus miembros son funcionarios de la Junta de Castilla y León, que apoya el proyecto, es un paso adelante para Berkeley y un paso atrás para Stop Uranio”, ha reflexionado.
 
Pese a la decisión de la Comisión Territorial de autorizar el uso de suelo rústico en el municipio salmantino, desde Stop Uranio han insistido en que esta medida no implica que la construcción de la mina siga para adelante.

Licencia de obras

El Ayuntamiento salmantino de Retortillo otorgará la licencia de obras a la multinacional australiana Berkeley, que proyecta construir una mina de uranio en esta localidad, después de que la Junta haya autorizado el uso excepcional de suelo rústico en esta zona.
 
Así lo ha anunciado hoy a EFE un concejal del Ayuntamiento, Eustaquio Martín, que ha sostenido que este trámite “se otorgará a la empresa próximamente”.
Por otra parte, otras fuentes del Ayuntamiento consultadas por EFE han explicado que “es muy difícil que, con lo que ordena la Junta y el informe favorable del arquitecto, el alcalde se eche para atrás” y han añadido: “tienen que acatar la decisión en favor de Berkeley le guste o no”.
 
Con la autorización de la licencia de obras concendida por el Ayuntamiento, el único permiso que necesitaría la multinacional para dar luz verde a su proyecto sería que el Ministerio de Industria desbloquee la autorización de la construcción de la planta de tratamiento que está paralizada por dos años.
 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

El desastre está servido."Gracias" a cuantos nos han metido en esta situación.No puedo decir más,la situación para mí es de lo más desastroza

Anonimo dijo...

Pensemos un poco el daño que se va producir en la comarca, lo hemos repetido muchas veces, creo que ya se esta perdiendo economicamente sin empezar la explotacion de la mina.
Y en cuanto lo que ha invertido Berkeley en la mina es su problema si no se lleva a cabo, mas a peder los demas economicamente y sicologicamente. Parece que Castilla no hay otros negocios que no sean con el uranio, ya basta, no degenerar mas la zona. No a la mina. Recapacitar, que no nos mueva solo el dinero.

Anónimo dijo...

Parece mentira, que quienes tienen que cuidar de los ciudadanos, nos condenen de esta manera.
Que podemos esperar de estos politicos, que algunos pusieron al frente de las instituciones?
Son incapaces de crear empleo y de velar por el bienestar de los ciudadanos.
Hoy es un dia NEGRO PARA EL CAMPO CHARRO, parece mentira ,que condenen a muerte al BALNEARIO DE RETORTILLO. Toda una institucion de salud y bienestar para muchos miles de ciudadanos que lo visitan cada año.
Si con la mano en el corazon , son capaces de seguir diciendo, que las instalaciones de Berkeley son de interes publico , no tienen perdon de Dios.
Y no lo tienen por condenar asi al Balneario.es que acaso los trabajadores de la mineria, tienen mas derecho a trabajar que los del BALNEARIO?y que nos dicen de la ganaderia? Etc.etc.invitamos a estos politicos a vivir en Retortillo, en el buen ambiente que ya se respira ademas del polvo radioctivo que no quieren ver y que estara encima de nuestras cabezas si la mina y demas instalaciones radioctivas se ponen en funcionamiento. ( DIOS NO LO PERMITA ) NO A LA MINA.

Arístides dijo...

Escuché el otro día en Boada tras la salida del acto de conciliación una frase de alguien que se me quedó grabada, decía este señor que nadie ha aparecido por Retortillo a colocar la primera piedra ni a hacerse la foto, eso da idea de la tranquilidad de conciencia que tienen los "junteros" tan dados a salir en cualquier medio, éstos se han tapado la nariz, han puesto el cazo y al borde del vómito han firmado lo que nunca debieron.
Me llama la atención que la Diputación no se personase para votar el susodicho cambio.
Creo que sabiendo lo que iba a pasar, a pesar de ser mayoría del PP, no se atrevieron a rubricar semejante canallada, no olvidemos que esta institución está íntimamente ligada a la provincia y sus pueblos y que quitando Retortillo nadie parece estar a favor.....

Anónimo dijo...

habra que recurrir entonces

Anónimo dijo...

La Comisión de Medio Ambiente entiende el ambiente como “medio” mercantil y no proteccionista.

Dice este organismo, garante de la conservación del medio natural, pero mirando al horizonte a ver si le llueven los euros, que ahora la Red Natura 2000, una zona con especial protección ecológica, puede usarse como suelo industrial, contraviniendo descaradamente las leyes, pero alegando sin despeinarse y como principal “interesado” que hay “un interés público” y otros cachondos fundamentos. La caca ha salido a riadas de la Junta…

Cuánto abuso administrativo y de derecho, a favor del bienestar privado y en detrimento del interés general. Hay que recurrir a Estrasburgo.

Las autoridades elegidas en las urnas por el pueblo para gestionar los asuntos públicos, menosprecian la opinión mayoritaria de los municipios y organizaciones que se oponen legítimamente al proyecto y al almacenamiento definitivo de residuos radiactivos que acabará con un modo de vida secular y el de sus descendientes, pisoteando todos los derechos fundamentales de las personas. Han puesto al Campo Charro en el paredón.

La Junta no debate, finge que debate: los negocios sucios y las mordidas se resuelven en áticos de lujo, gasolineras, barras de bar, puticlús, palcos de fútbol, campos de golf y cotos privados con meses de antelación. Y una especuladora no improvisa: no aparca una trituradora que vale millones en un terreno, si no tuviera asegurado un dictamen urbanístico favorable por anticipado, habida cuenta de que sus (presuntos) compinches en la trama (supuesta) gobiernan por mayoría absoluta, es decir, en régimen feudal y dictatorial sin ni siquiera plantear alternativas ni consensos a los cientos de perjudicados directos, indirectos y sumergidos, por la apertura de una mina impuesta por sus pelotas y narices. Otra vez las miserables distinciones sociales.

Es escandaloso que, mientras en el resto de los países europeos buscan fórmulas para adaptarse a las leyes medioambientales, en el corrupto cortijo hispano, nuestros gobernantes urden el chanchullo legal para saltárselas. La cacicada ha triunfado dejando el asunto zanjado antes de irse de vacatas a paraísos naturales y otros destinos costeros a hacerse tontorrones selfies con los gastos pagados por los ciudadanos.

El dios ungüento existe para conseguir las más altas aspiraciones, y está todo Dios y todo el gremio del uranio mamando del cementerio (nuclear), de las subvenciones millonarias, y seguro que muchos no tienen pajolera idea de situar Retortillo en el mapa.

No importa que la Unión Europea esté investigando el asunto, ni que falten licencias y permisos. Tampoco les detienen las macabras consecuencias de la corrupción (presunta, supuesta) como la cárcel (bueno, eso es currículum) el linchamiento social y el reciente suicidio siciliano del difunto Blesa (hecho consumado).

Ya tienen otro titular, que es lo importante: desde la City comprueban satisfechos que los patos de Salamanca (dónde quiera que caiga ese sitio) están bien enfilados y han desbloqueado otro obstáculo legislativo. El plan ha salido cantado. Sigue en marcha el pelotazo minero. Deben de estar “RADIACTIVOS”.

BME alde hemendik!

Arístides dijo...

Bordao, amigo.....

Anonimo dijo...

Mejor no lo puedes decir, hay que seguir como sea defendiendo el no a la mina.