11 de enero de 2017

URANIO... ¡NO!. MÁS EXPOLIO PARA LOS PUEBLOS.

Invitación a que al menos dos personas de cada municipio salmantino acudan a este acto con el objetivo de informarse y a su vez informar a todos los vecinos de sus municipios.

URANIO.... ¡NO!
NECESIDAD DE ORGANIZARSE Y UNIR ESFUERZOS.


Les enviamos este correo desde la Plataforma Stop Uranio que está luchando para que no se abran minas de uranio en el oeste salmantino. El motivo es invitarles a participar en una reunión patrocinada por ASDECOBA (Barrio de Buenos Aires en Salamanca) en la que vamos a tratar del tema de la minaría de uranio en Salamanca el próximo sábado, día 14 de enero, a las 11 de la mañana en los locales de esa asociación.

En Europa sólo hay minas de uranio en la República Checa y Rumanía, habiéndose clausurado todas las minas de uranio en Europa occidental. Países como Francia, Portugal o España han abandonado esta actividad minera por su alto impacto ambiental y escasa rentabilidad.

La empresa Berkeley Minera España S.L., filial de una empresa australiana, pretende abrir minas de uranio en distintos puntos de la provincia. Tiene concedidos más de veinte permisos de investigación, habiendo conseguido la concesión minera en Retortillo-Santidad y en estado avanzado la de Villavieja de Yeltes (Zona 7). Además tiene la reserva del estado de Alameda de Gardón, donde no es necesaria la concesión minera por parte de la Junta de Castilla y León.

La existencia de minas a cielo abierto a pocos kilómetros de nuestros pueblos supondrá molestias y peligros para las personas que vivimos en esta tierra: explosiones con expulsión de polvo para la atmósfera (efecto negativo del gas radón), continuo trasiego de camiones y maquinaria diversa. También hay que contar con los efectos negativos que para el Medio Ambiente tienen este tipo de explotaciones: se formarán cráteres de varias hectáreas de extensión y más de un centenar de metros de profundidad, con la consiguiente pérdida de la masa forestal, desviaciones de los cursos de agua, etc.

La reapertura de la minería de uranio en España debe considerarse como de impacto crítico para las personas y el medio ambiente de la provincia de Salamanca, ya que no es posible diseñar medidas correctoras suficientes para reducir o compensar los posibles impactos negativos de esa minería, pudiendo adquirir unas proporciones inabordablescomo es el caso de la suspensión de partículas radiactivas en el agua y el aire, lo cual va a provocar el progresivo deterioro de las condiciones ambientales de una amplia área, pudiendo afectar los entornos de Arribes de Duero y Sierra de Gata, protegidos por distintas figuras legales.

Nuestra tierra vive principalmente de la ganadería y de la agricultura, además del turismo, actividades que pueden ver perjudicado su futuro si se abren las minas que Berkeley tiene proyectadas. El sector agroalimentario es uno de los pilares fundamentales de la economía presente y futura de la zona. En este punto, podemos hablar de lo que serán impactos negativos limitantes directos para el sector, al contaminarse el agua necesaria para regar y para abrevar. Pero también encontraremos impactos indirectos de igual gravedad, puesto que el consumo de productos alimenticios elaborados en la zona, caerá drásticamente o desaparecerá cuando los consumidores conozcan la implantación allí de una mina de uranio.

Por todo ello, invitamos a los vecinos de los municipios salmantinos afectados (toda la zona oeste de la provincia) a que se informen en la reunión prevista para el sábado.

Un saludo.
                                                                                                              Fdo.: Raquel Romo González
         Presidenta de la Plataforma

No hay comentarios: