31 de enero de 2017

CONFERENCIA INTERNACIONAL ANTI-NUCLEAR. STOP URANIO INFORMARÁ SOBRE MINA DE URANIO DE BERKELEY

Stop Uranio presente en Lisboa para informar de la mina de uranio de Retortillo




El próximo sábado 4 de febrero tendrá lugar en Lisboa una conferencia hispano portuguesa para solicitar el cierre definitivo de la central nuclear de Almaraz (Cáceres). A este encuentro ha sido invitada la Plataforma ciudadana Stop Uranio para informar de las consecuencias que para el país vecino tendrá la apertura de la mina de uranio de Retortillo.

Han sido varias las ocasiones en las que los vecinos portugueses han mostrado preocupación por este proyecto minero. Así en marzo de 2014, (https://jesusenlared.blogspot.com.es/2014/03/mesa-redonda-sobre-los-efectos-para-la.html) una delegación del partido de Os Verdes de Portugal, junto con antiguos trabajadores de la mina de Urgeiriça (distrito de Viseu), acudieron a un encuentro en Villavieja de Yeltes para informarse del proyecto e informarnos de las consecuencias que para la salud de los mineros y sus familias tuvo la explotación de uranio en Portugal (más de un centenar de muertos a consecuencia de la radiación recibida). En noviembre de 2015, (https://jesusenlared.blogspot.com.es/2015/11/os-verdes-de-portugal-rechaza-la-mina.html) el miembro del Consejo Ejecutivo de ‘Os Verdes’ de Portugal, Miguel Martins, acudió a las Cortes de Castilla y León, invitado por el procurador José Sarrión, para manifestar el malestar portugués por la apertura de una mina de uranio, con su planta de beneficio de mineral, a 30 km. en línea recta de la frontera.

STOP URANIO Y OS VERDES, en Guarda (Portugal)

Esta inquietud ha llegado al gobierno luso por medio de los diputados del partido ecologista que apoyan al actual gobierno del país vecino. Así en septiembre de 2016 el Ministro do Ambiente portugués, Sr. João Pedro Matos Fernandes, informa a los parlamentarios que se ha requerido al gobierno español información sobre el proyecto minero. La Agência Portuguesa de Ambiente ha manifestado que el proyecto de explotación minera de uranio “era susceptible de tener efectos ambientales significativos en Portugal” por la cercanía a la frontera portuguesa, en atención a la dirección de los vientos”, y, especialmente, por la posible contaminación de las aguas del río Yeltes, afluente del Duero del que se nutren “aproximadamente dos millones de personas y riega todo el Douro Vinhateiro”.


Conviene resaltar que en 2008 se firmó un Protocolo de actuación entre el Reino de España y la República Portuguesa en aplicación de las evaluaciones ambientales de planes, programas y proyectos con efectos transfronterizos. La Junta de Castilla y León no tuvo en cuenta esos efectos más allá de nuestra frontera y ahora Portugal reclama la posibilidad, en aplicación de ese protocolo, de abrir un plazo de información pública en su territorio para que se puedan presentar alegaciones por “el público interesado y todas las entidades a quienes el proyecto pueda interesar”.


Desde el punto de vista de la contaminación radiactiva el Consejo de Seguridad Nuclear ya advirtió al gobierno español en noviembre de 2014, que la mina de uranio podría tener consecuencias más allá de nuestras fronteras en aplicación de la normativa europea. Así el artículo 37 del tratado Euratom (2010/635/Euratom) establece la posibilidad de que los estados miembros suministren a la Comisión “los datos generales sobre todo proyecto de evacuación, cualquiera que sea su forma, de los residuos radiactivos, que permitan determinar si la ejecución de dicho plan pueda dar lugar a una contaminación radiactiva delas aguas, del suelo o del espacio aéreo de otro Estado miembro”. En este sentido difícilmente se pudo informar a la Comisión del proceder de la empresa minera con los residuos radiactivos cuando se negó ese carácter radiactivo a los residuos generados en la planta de beneficio de mineral, principal argumento esgrimido por EQUO y Ecologistas en Acción en la demanda presentada ante la Audiencia Nacional por la autorización previa concedida por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo del controvertido José Manuel Soria.


La ausencia de información a la Comisión Europea en relación a la gestión de los residuos radiactivos nada tiene que ver con el Parecer positivo que emitió el Comisario europeo Sr. Arias Cañete, por intermediación del lobbista Sr. Lamela, en relación al artículo 43 del tratado Euratom, referido únicamente a la posibilidad de suministrar uranio a las centrales nucleares europeas. Portugal ahora exige que se evalúen las consecuencias medioambientales de la mina de uranio y planta de beneficio de mineral en su territorio, y Europa tendrá que intervenir si España no cumple con sus compromisos internacionales.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es increíble el aborregamiento de este país. No tenemos perdón. Tendran q venir de fuera a despertarnos? No solo permitimos y colaboramos a q se carguen lo nuestro, si no que también contaminamos a los vecinos: ellos que si han sabido aprovechar los recursos del Duero de forma respetuosa (a la vista está en los campos de raya)

Anónimo dijo...

Y en Retortillo, nosotros hemos aprendido a aprovechar los recursos naturalles y a adaptarnos a un medioambiente con una elevada radiactividad natural mediante el saludable Balneario y sus sesenta puestos de trabajo. No "semos" torpes ni animales...nos quieren vender una especulacion mental. Eso es la mina.
NOALAMINASIALAVIDAYY

anonimo dijo...

No a la mina, paralizacion ya, si a la vida.

Anónimo dijo...

Cierto! Y fueron nuestros antepasados, con mucho esfuerzo y unas condiciones poco favorables... Parece que la estupidez es síntoma de las últimas décadas. Ahora precisamente que tenemos más acceso al conocimiento y la información... Parece que "por dinero" muchos tirarán todo por la borda;lo suyo y lo de los demás: el esfuerzo de nuestros antepasados y el futuro de nuestros hijos.