15 de junio de 2016

LOS ALCALDES DEL YELTES RECHAZAN LA MINA DE URANIO DE BERKELEY Y SOLICITAN APOYO DE LA DIPUTACIÓN.

Los alcaldes del Yeltes rechazan los argumentos de Berkeley y lucharán hasta el final contra la mina.


VITIGUDINO | La minera anuncia que amplía el proyecto de 10 a 18 años y que volverá a solicitar el uso de suelo rústico en Villavieja.

Los alcaldes de la Mancomunidad del Yeltes, entidad constituida por los municipios de Fuenteliante, Bogajo, Pozos de Hinojo, Moronta, Villares de Yeltes, Villavieja de Yeltes y Yecla de Yeltes, volvieron a rechazar los argumentos expuestos por los responsables de Berkeley respecto al proyecto de explotación de una mina de uranio en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes (Santidad).
Los técnicos de la minera se dirigieron a una quincena de alcaldes o representantes de otros tantos municipios, en la reunión convocada por la Mancomunidad del Yeltes para recabar apoyos contra este proyecto. Entre lo más destacado del encuentro estuvo el anuncio de los responsables de Berkeley de que la empresa no renuncia al yacimiento de Villavieja tras solicitar el desistimiento de la solicitud de uso excepcional de suelo formulada al Ayuntamiento, sino que esta petición obedece a la intención de la empresa de reiniciar el expediente administrativo, tal y como le ha sugerido la Delegación Territorial de Urbanismo tras que detectara irregularidades en el procedimiento, especialmente en apartados relacionados con la información pública.
Sobre esto último, el alcalde de Villavieja, Jorge Rodríguez, señaló que otro de los cometidos de esta acción es paralizar el contencioso interpuesto por este Ayuntamiento contra la Delegación de Territorial de Urbanismo, pues “al cerrar el expediente no hay lugar al contencioso”, por lo que es probable el inicio de otro camino judicial, en este caso contra “la autorización de vertido concedida por la Confederación Hidrográfica del Duero por carecer del informe de sanidad de la responsable en la comarca de Vitigudino, que es a quien compete en el caso de Villavieja”.
Los alcaldes volvieron a reiterarse en que sus vecinos y las formas tradicionales de vida no tienen por qué correr riesgo alguno por la implantación de un proyecto sobre el que, por el momento, pesan más sombras que luces, aspectos que en todo momento los responsables de la minera trataron de minimizar, como en el caso del agua de regreso al río una vez utilizada en el proceso de extracción del uranio, que según la empresa no superará los parámetros actuales en cuanto a sus componentes, una afirmación que no caló entre los alcaldes, aunque matizaron que en el caso contrario “quizá le resulte rentable pagar la multa y verter superando los valores impuestos por la CHD”.
Para Iván del Arco, portavoz del PP en Villavieja, partido en la oposición, “el proyecto presentado por Berkeley al Ayuntamiento era muy distinto de que ahora es, se nos presentó de una manera muy diferente a lo que es, y de eso puedo dar fe, por eso estamos todos unidos”. Asimismo, abundó en que la empresa no puede garantizar la posibilidad de un accidente en una de las balsas y las consecuencias que acarrearía para los acuíferos aguas abajo en Yeltes, lo que pondría en peligro la salud de las personas y las formas tradicionales de vida.
Finalmente, los ayuntamientos del Yeltes solicitarán a Diputación que tome partido contra el proyecto de Berkeley, una petición que realizarán por escrito y a la que se sumarán otros municipios de la comarca, como aseguraban en esta reunión el alcalde de Boada o el primer teniente de alcalde de trabanca, Cesáreo Hernández, entre otros. Otro aspecto destacado de esta reunión es que no hubo representante alguno del Ayuntamiento de Retortillo.
Para la minera el proyecto no tiene impactos negativos
Por su parte, los responsables de Berkeley rechazaron cualquier impacto negativo del proyecto en la zona, a la vez que aumentaron la vida de la mina de 10 a 18 años, lo que además supondría una nueva “oportunidad de negocio” para el balneario de Retortillo, cerrado por carecer de actividad entre los meses de noviembre y marzo.

Sobre las ventajas de este proyecto pusieron como ejemplo la explotación realizada por Enusa en la comarca de Ciudad Rodrigo. En cuanto a la afectación del proyecto a la ganadería, los responsables de Berkeley no conocen su incompatibilidad, pues recordaron que el proceso de restauración del suelo se realiza al mismo tiempo que la extracción del mineral.
En cuanto a la polémica suscitada en torno a la declaración de impacto ambiental (DIA) y los requerimientos realizados por el Consejo de Seguridad Nuclear , los responsables de la minera, además de significar la administración competente en cada una de las materias, el problema se deriva de las “diferencias de lenguaje” a partir del cambio en 2014 de la designación de estériles como material radioactivo, aunque como explicó el alcalde de Villavieja ese cambio “no fue en 2014 sino en 2001, desmontando así el argumento de la minera.
http://salamancartvaldia.es/not/119277/alcaldes-yeltes-rechazan-argumentos-berkeley-lucharan-hasta-mina/

No hay comentarios: