6 de mayo de 2014

MAS CLARO, AGUA. ARTÍCULO DE JUAN MARI MONTES EN LA GACETA DE SALAMANCA.

La Gaceta de Salamanca - opinión - 06 mayo 2014.

Juan Mari Montes. "Gracias, no necesita comentarios".

Los baños de uranio

Supimos que la empresa Berkeley Minera, que tiene previsto iniciar los trabajos de extracción de uranio a comienzos del año que viene a orillas del río Yeltes, lleva ya invertidos unos cincuenta millones de euros en el llamado proyecto Retortillo-Santidad. Me pregunto qué cantidad de este memorable pastizal habrá dedicado la citada empresa a informar con exactitud de todo lo que traerá consigo el colosal disparate ecológico y medioambiantal. ¿Les habrá hablado ya con claridad a los vecinos de Retortillo, Boada, Villares o Villavieja, de los efectos secundarios que deberán soportar? ¿Y a todos los desempleados que desesperados se agarren a este clavo ardiendo que intuyo que no catarán los hijos de los directivos de la empresa?

¿Habrán contemplado en el capítulo de gastos previos necesarios la información veraz sobre todo lo que ha ido acarreando la apertura de este tipo de explotaciones en otros lugares del planeta? ¿Aparecerá en estas informaciones la palabra radiactividad o brillará por su ausencia no sea que algún radical ecologista la emparente sibilinamente con Fukushima o Chernóbil? ¿Aparecerá por casualidad esa otra palabra aún más tabú que conocemos como cáncer? Se informará de la cantidad de robles, alcornoques, encinas y otras especies vegetales o animales (algunas en vías de extinción como la cigüeña negra o el buitre leonado) que irán despareciendo por los efectos del polvo radiactivo? ¿Se les dirá que de entrada ya se tendrán que arrancar unos 25.000 árboles? ¿Se les habrá contado a los ganaderos de estos lugares que tendrán problemas para seguir comerciando con el cerdo ibérico y las vacas moruchas de sus respectivos negocios? ¿O simplemente se convocará a los alcaldes de estas localidades y se les programará una preciosa película  donde los vecinos del lugar celebran la llegada inesperada de un maná recíen caído del cielo que acabará con toda pobreza y el olvido del lugar para llenarlos de alegre prosperidad? ¿Se disfrazarán el próximo mes de enero los directivos de la Berkeley Minera de Reyes Magos de Oriente para entregar a un par de centenares de desempleados salmantinos el sueldo que les permita volver a mantener a sus familias? ¿Acabarán todos celebrándolo en algún bar de los contornos el acontecimiento con un refresco de ácido sulfúrico, sosa caústica o ácido clorhídrico para irse familiarizando con estos indigestos jarabes?



1 comentario:

Arístides dijo...

Pues sí Juan Mari, eso es lo que intuimos y que los jefazos de la Gaceta bien que intentan esconder cantando las maravillas de la mina.
Lo que no tengo muy claro es cuánto tiempo vas a seguir con tu columna después de esto......