25 de agosto de 2014

CONSIDERACIONES QUE DEBERÍAN SERVIR PARA DENEGAR OBRA DE BERKELEY.

Mañana día 26 de agosto finaliza el plazo para presentar alegaciones sobre el proyecto de Berkeley que  solicita autorización para la realización de obras sobre dominio público hidráulico y su zona de policía (arroyo Caganchas y cauce sin denominación tributario del mismo), en el término municipal de Retortillo (Salamanca).

Arroyo "Caganchas" 

Suponemos que, al tratarse de una obra que perjudica y afecta gravemente al término municipal, el Ayuntamiento de Retortillo, y el alcalde en su nombre haya presentado importantes alegaciones para impedir este atropello. 

Para vuestro conocimiento y el de la Confederación Hidrográfica del Duero, os dejamos unas cuantas consideraciones que deberían servir para denegar esta solicitud.
 
Primera.- Lo primero que es preciso advertir es la finalidad para la que solicita la empresa la realización de las obras. Se trata de afecciones del dominio público hidráulico y desvíos de cauces para la explotación de una planta de extracción, triturado, transporte, beneficio y enriquecimiento de uranio y el posterior almacenamiento de sus residuos.

No se trata de una explotación extractiva minera al uso. Estamos en presencia de una explotación que maneja materiales radiactivos, tanto en su extracción, transporte y tratamiento, como en su almacenamiento. Precisamente por tratarse de este tipo de material y la forma de extracción, mediante voladuras a cielo abierto y su transporte y mediante cinta abierta, es por lo que precisan grandes cantidades de agua y grandes superficies de terreno para almacenar los residuos, por lo que creen necesario realizar obras para sortear el curso del arroyo Caganchas y el desvío del arroyo tributario del anterior.

Por tratarse de una explotación calificada como radiactiva, está sujeta a la autorización previa del Ministerio de Industria, que no ha sido otorgada y en cuya tramitación el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) ha dictado Orden de 08/11/2013 por la que ha acordado la suspensión del procedimiento de autorización previa de instalación de minería de uranio a Berkeley, con exigencia de nuevos estudios y proyecto a la empresa promotora Berkeley.

Teniendo en cuenta que la empresa BME solicitante de estas obras que afectan al dominio público hidráulico, no dispone de la autorización del MINETUR para la finalidad a la que se destinarían las obras a realizar, parece por lo tanto, cuando menos, razonable que este procedimiento de autorización de obras quede igualmente suspendido hasta que esas autorizaciones sean otorgadas y se proceda ahora al archivo del presente expediente.

Segunda.-  En relación con el desvío del “regato afectado por la escombrera de Retortillo”, es necesario poner de manifiesto las consecuencias negativas de un desvío de cauce y de uso de agua para todo el ecosistema de la zona. En este sentido, es preciso, igualmente, insistir, en las deficiencias que presentaba el Estudio de Impacto Ambiental, al no resolver los impactos y los problemas planteados por esta explotación minera de uranio de unas enormes dimensiones en cuanto al terreno a ocupar y a destruir.

Además, según el propio EsIA e incluso la Declaración de Impacto Ambiental el promotor había elegido la alternativa de “no afección al cauce”.

Sin embargo, en esta solicitud se pone claramente de manifiesto el incumplimiento y vulneración de los propios compromisos previstos en el EsIA, pues se trata ahora de afectar claramente el cauce del regato que será desviado y por ello también el cauce del arroyo Caganchas del que es tributario el anterior.

Tercera.- En relación con el resto de las afecciones al dominio público hidráulico para las que la mercantil Berkeley pide autorización, es necesario dejar constancia, como ya hemos apuntado, que la citada empresa no dispone de la autorización previa por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para la explotación de minería de uranio a cielo abierto “Retortillo-Santidad”.

Por lo tanto, hasta que Berkeley no disponga de todos los permisos, autorizaciones y licencias, no pueden autorizarse por parte de ese organismo estatal las autorizaciones que afectan al dominio público hidráulico en Retortillo y que ahora se solicitan.

A mayor abundamiento, es preciso destacar que se ha producido una modificación del proyecto de esta instalación y explotación de minas de uranio presentado por Berkeley, en cuando a utilización de la mina como almacenamiento de los residuos que han sido calificados por el Consejo de Seguridad Nuclear, como residuos radiactivos. Tratándose por lo tanto no solo de una explotación de minería de uranio a cielo abierto, sino también y a la vez, como un centro de almacenamiento de residuos radiactivos.

Todo ello no hace sino convenir en la necesidad de que ese organismo de cuenca, que también forma parte de la Administración General del Estado, al igual que el MINETUR, deniegue la solicitud presentada por la empresa Berkeley.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Me parece muy bien que exista gente a favor o encontra de las mina, y yo tambien tengo mis maneras de luchar en contra de la mina algo que para mi es un engaño de una empresa NO ESPAÑOLA. Pero ahora, hay que abroncar a esas personas que han hecho las pintadas,(no los carteles, porque esas pintadas tambien es una medida de persuasión), no solo a los bañistas de los baños si no tambien de varios comercios, asi que espero que el responsable de tales pintadas, deje unas mejores frases para no asustar a los "forasteros" Y atraer un buen turismo.