6 de marzo de 2014

EL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR INFORMA A INDUSTRIA DE LAS CARENCIAS EN LA DOCUMENTACION PRESENTADA POR BERKELEY PARA LA PLANTA DE RETORTILLO.

Ya está bien de que Berkeley, los alcaldes de Retortillo "principalmente" y de Villavieja de Yeltes, así como el Consejero de Medio Ambiente y el Presidente de La Junta de Castilla y León, jueguen con nosotros y con el futuro del oeste de la provincia de Salamanca.
 
Las "carencias significativas" que detecta El Consejo de Seguridad Nuclear, yo me atrevo a llamarlas ocultación de la verdad que Berkeley conscientemente realiza en la memoria descriptiva del proyecto de mina de uranio en Retortillo.
 
Humildemente solicito, porque tienen derecho, se informe a los vecinos de Retortillo y Villavieja de Yeltes, de manera imparcial, de lo que significaría para la zona la implantación de una planta de tratamiento de uranio en Retortillo.
 
Pido, que por las Corporaciones Municipales de estos dos municipios citados, más el de Villares de Yeltes, se anulen los acuerdos firmados en su día con Berkeley Minera España y se deje de colaborar con la minera Berkeley. Si esto no pudiera ser, deberían dimitir los alcaldes por prestarse, a cambio de dinero, a colaborar en un proyecto donde no se les informó de la dimensión del mismo.
 
Y por último, exijo la anulación de la DIA o de lo contrario la dimisión del Consejero de Medio Ambiente de La Junta de Castilla y León, o su cese por el Presidente, por firmar una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable para la apertura de la mina de uranio en Retortillo y Villavieja de Yeltes, sin tener toda la información que requiere una decisión tan importante. El Consejo de Seguridad Nuclear ya lo dejó desautorizado para su cargo en las dos últimas decisiones tomadas sobre el proyecto de Berkeley.

 
lavanguardia.com

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), en su reunión del 05 de marzo de 2014,  ha decidido informar al Ministerio de Industria, Energía y Turismo que la memoria descriptiva presentada por Berkeley Minera España para la autorización previa de la planta de tratamiento de uranio de Retortillo (Salamanca) tiene "carencias significativas".
 
Según ha informado hoy el CSN en una nota, estas carencias deberán ser subsanadas antes de reanudar el proceso de licenciamiento de la autorización previa de la planta.
 
El pleno del CSN en su reunión de hoy ha considerado que Berkeley Minera España, filial de la compañía australiana Berkeley Resources, debe subsanar en la memoria remitida varios aspectos.
 
Así, el citado documento deberá incluir "explícitamente las estructuras o depósitos del hueco de mina para el almacenamiento a largo plazo de los residuos radiactivos generados por la planta", de manera que se integre como parte de una instalación radiactiva única de la planta de tratamiento y el almacenamiento definitivo de los residuos radiactivos generados en la misma, según el CSN.
 
Además, en los documentos de la memoria descriptiva de la instalación remitidos por Berkeley Minera España, se siguen considerando a los residuos radiactivos procedentes de la operación de la planta como residuos radiactivos de origen natural (residuos NORM) y aplicando, por tanto, la normativa relativa a estos.
 
Sin embargo, ha continuado el CSN, de acuerdo con la reglamentación vigente, los residuos que se generen en la planta tendrán carácter de radiactivos, por lo que su gestión tiene que ser acorde con ese carácter hasta su posible desclasificación.
 
Esta decisión del pleno de CSN se produce después de haber recibido el pasado 3 de enero una solicitud de informe del Ministerio de Industria sobre la idoneidad de la documentación presentada por Berkeley Minera España para solicitar autorización previa de la planta de tratamiento de mineral de uranio de Retortillo.
 
La documentación fue presentada de acuerdo con lo establecido en la orden ministerial del 8 de noviembre de 2013, por la que se suspendió el procedimiento de autorización previa de la planta como instalación radiactiva de primera categoría del ciclo de combustible nuclear.
 
Dicha orden ministerial recoge la resolución del CSN del 30 de julio de 2013, con una petición de información adicional sobre el proyecto, considerada necesaria para solventar las carencias detectadas.
 

1 comentario:

Arístides dijo...

Ya tiene La Gaceta notición de primera página, supongo que esto les resultará irresistible.....