1 de mayo de 2015

CARTA A LOS CANDIDATOS A PRESIDIR LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN.

Candidatos a Presidente de la Junta de Castilla y León: No permitan la minería de uranio a cielo abierto en Salamanca

Dehesa de Retortillo que destruirá la mina de uranio. Más de 5.000 hectáreas serán arrasadas en Villavieja de Yeltes y Retortillo. 30.000 árboles, encinas, robles y alcornoques centenarios, serán arrancados.

Juan Vicente Herrera Campo (PP)
Luis Tudanca Fernández (PSOE)
José Sarrión Andaluz (I.U. - EQUO. CONVERGENCIA POR CASTILLA Y LEÓN)
Luis Fuentes Rodríguez (CIUDADANOS)
Pablo Fernández Santos (PODEMOS)
Luis Mariano Santos Redero (U.P.L - UGAL-UPA)
Carolina Martín Palacín (UPyD)
 
 
 
En los últimos años, los vecinos de las comarcas salmantinas del Campo Charro y del Campo de Argañán, en la provincia de Salamanca, recibimos con preocupación las noticias sobre la instalación de un proyecto de extracción y procesado de uranio, así como el depósito de residuos radioactivos de primera categoría, que la multinacional minera australiana Berkeley Resources pretende instalar en los términos municipales de Retortillo, Villavieja de Yeltes y Alameda de Gardón, abarcando en conjunto una concesión de más de 5.000 hectáreas de terreno y más de 30.000 encinas, robles y alcornoques arrancados, a través de los proyectos "Retortillo-Santidad" y "Alameda", en las que serían las únicas minas de uranio permitidas en Europa.

La explotación minera, que se desarrollará a cielo abierto, implicará la utilización de tecnologías altamente contaminantes para la recuperación del mineral, y puede afectar muy negativamente a la salud de los habitantes de la zona afectada, pues la minería del uranio lleva asociada graves efectos sobre la salud humana y el medio ambiente. Los problemas derivados de la inhalación del polvo radioactivo producido en este tipo de proyectos, ha sido bien documentado en la literatura médica a nivel internacional, así como los efectos provocados por los procesos de degradación de un gas que se produce cuando el mineral rico en uranio se somete a un proceso de molienda: el radón, cuyos derivados de transformación pueden viajar a grandes distancias por efecto del viento.

Desde la perspectiva ambiental las minas de uranio tienen efectos catastróficos debido a las diarias megavoladuras, la contaminación de aguas superficiales y subterráneas con químicos y material radioactivo procedentes de fugas en las balsas o accidentes durante el proceso minero, el drenaje de metales pesados derivados de las escombreras y la destrucción natural y paisajística.

En el caso del proyecto "Retortillo-Santidad", además, la concesión minera está atravesada por el río Yeltes, singular paraje sobre el que se han definido dos espacios de especial protección a nivel europeo (Red Natura 2000): La Zona de Especial Protección para las Aves de las Riberas de los ríos Huebra y Yeltes (ZEPA ES0000247) y el Lugar de Interés Comunitario de las Riberas de los Ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes (LIC ES4150064). En ambos casos, se trata de áreas protegidas colindantes con la pretendida explotación, por lo que afirmar que lo que suceda en la mina no va a tener efecto alguno sobre el entorno inmediato no refleja en ningún caso la realidad sobre el terreno.

La propia Comisión Europea ha considerado que la aplicación del Principio de Cautela es una de sus políticas rectoras, lo que se refleja en el artículo 174 del Tratado de la Unión, afirmando que: "La política de la Comunidad en el ámbito del medio ambiente tendrá como objetivo alcanzar un nivel de protección elevado" y "se basará en los principios de cautela y de acción preventiva, teniendo presente la diversidad de situaciones existentes en las distintas regiones", lo que supone examinar comparativamente el coste-beneficio de una determinada acción o proyecto tanto a corto como a largo plazo, yendo más allá de un mero análisis económico de la rentabilidad, abarcando un ámbito mucho más amplio e incluyendo consideraciones no económicas, como la eficacia de las posibles opciones (incluyendo la Opción Cero, o de no realización). La realidad es que cada vez son más los países y regiones que internacionalmente prohíben este tipo de minería porque son muchos más los perjuicios que los teóricos beneficios.

Como futuro Presidente Autonómico, su mandato le impone la protección de la salud y condiciones de vida de los ciudadanos de Castilla y León antes que los intereses particulares de cualquier otra índole, por lo que le solicitamos que el Gobierno que Vd. presida no proceda a autorizar la explotación minera de uranio, planta de tratamiento y cementerio nuclear, en la provincia de Salamanca. Actualmente, más de 170.000 personas firmaron esta petición.
 

 
 
 

No hay comentarios: