13 de abril de 2015

EL AYUNTAMIENTO DE RETORTILLO Y LA GALLINA CON LOS HUEVOS DE URANIO

La gallina de los huevos de uranio

A estas alturas, cuando la Comisión Europea acaba de enviar a España una carta de emplazamiento por la no aprobación de los planes de gestión de la Red Natura 2000, una empresa minera australiana sigue tozudamente empeñada en explotar una mina de uranio a cielo abierto en Retortillo, en la provincia de Salamanca, que afectará a la Red Natura 2000.

Como reconoce la propia Declaración de Impacto Ambiental positiva, el proyecto afecta a los espacios de la Red Natura 2000 LIC «Riberas de los ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes» (ES4150064) y ZEPA «Riberas de los ríos Huebra y Yeltes» (ES0000247) así como a especies catalogadas en peligro de extinción o vulnerables, como el milano real, la cigüeña negra, el alimoche, el murciélago grande de herradura o el murciélago de cueva. Esta declaración también considera la afección sobre hábitats de interés comunitario, dos de ellos considerados prioritarios y afectados directamente por la huella de la mina.

Para corregir estas afecciones, la empresa propone la realización de unos milagrosos estudios de evolución de las poblaciones que por lo visto solucionarán cualquier afección que la mina pueda ocasionar. Y la Junta de Castilla y León lo da por bueno…


 Debe ser interesante y a la vez divertida la lectura del obligado informe de no afección a la Red Natura 2000 por la posibilidad de impactos de este proyecto; informe que SEO/BirdLife ha solicitado en dos ocasiones, en 2013 y el pasado mes de marzo, sin que la Junta de Castilla y León haya dado ningún tipo de respuesta a pesar de su obligación de facilitar al ciudadano el acceso a la información ambiental. Según la declaración de Impacto Ambiental, este informe “concluye que las actuaciones proyectadas, ya sea individualmente o en combinación con otros proyectos, no causarán perjuicio a la integridad de los siguientes lugares incluidos en la Red Natura 2000: LIC «Riberas de los ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes» (ES4150064) y ZEPA «Riberas de los ríos Huebra y Yeltes» (ES0000247), será compatible con los objetivos de conservación establecidos en el Plan de Recuperación de la Cigüeña negra en Castilla y León y no suponen afección a la especie Ruscus aculeatus, catalogada como «Aprovechamiento regulado» según el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León y la figura de protección denominada Microrreserva de la Flora,..”. La administración debe tener en cuenta que, aunque la mina no pise literalmente suelo considerado Red Natura 2000, se puede producir afección sobre los valores de estos espacios.

Pero parece ser que el propio ayuntamiento de la localidad de Retortillo prefiere una gallina con los huevos de uranio a la conservación de los valores de la Red Natura 2000.

Estos valores por los que fueron designados estos espacios incluyen especies como la cigüeña negra, el alimoche, el milano real, es zona de campeo de águila real y águila perdicera (muriendo un joven de esta especie marcado en Aragón en Martín de Yeltes el año pasado por causas que aún se están investigando…) y una especie endémica de pez, conocida como la sarda salmantina circunscrita al río Yeltes y otros pequeños tributarios más, pero en franco peligro de desaparición… Al mismo tiempo, la empresa minera ha solicitado permisos a la Confederación Hidrográfica del Duero para la realización de obras sobre el dominio público hidráulico y su zona de policía del arroyo Carganchas.

Los términos municipales de esta comarca son eminentemente ganaderos
por excelencia, base crucial de la economía de la zona con sistemas adehesados, sistemas tradicionales de explotación y uso sostenible con los recursos y potencial futuro de otras formas de subsistencia. La zona tiene muchas posibilidades de riqueza, y no solo por los valores naturales, que también, si no porque a escasos metros existe un conocido balneario que atrae una buena cantidad de turistas.
Ahora mismo, la explotación de uranio está a la espera de los informes del Consejo de Seguridad Nuclear que ha parado el expediente al considerar que el promotor debe ser explícito sobre cómo van a proceder a rellenar el hueco de mina para una explotación radioactiva de primera categoría y cómo se van a acumular los residuos a largo plazo. La gestión de dichos residuos deben ser acordes a su peligrosidad y no como fueron descritos por la empresa en un principio. La Comisión Territorial ha devuelto el permiso de uso de suelo a los ayuntamientos, lavándose las manos y poniendo a los mismos a incoar de nuevo, siempre que la empresa requiera los citados permisos. La Confederación Hidrográfica del Duero aún no ha dado visto bueno a las captaciones solicitadas y que SEO/BirdLife alegó en su momento considerando que la propia extracción de agua del arroyo Carganchas supondría una afección significativa sobre los valores de los espacios de la Red Natura 2000. Y finalmente faltaría el permiso del Ministerio de Industria así como las licencias urbanísticas de los municipios afectados.

La población local está dividida. Si los propios habitantes se quejan de que cada vez hay menos gente en las zonas rurales y, además destruimos los valores naturales, ¿cómo vamos entonces a generar un dinamismo que permita poner en valor esta zona? ¿Es correcto apostar por este tipo de industria destructiva en vez de por una Red Natura 2000 que lo que hace es conservar algo que los propios habitantes de la comarca llevan haciendo desde hace siglos?

Seamos coherentes, ¿Quién va a visitar la zona con una explotación de uranio a escasos metros?

 Incluso los convencidos por la mina saben los peligros que conlleva su explotación pero también consideran que la comarca necesita una dinamización, visible en los 200 puestos de trabajo que la empresa ha prometido. Los contrarios a la mina argumentan otros desarrollos, más sostenibles, como la apuesta por el balneario, ya en funcionamiento y con 65 trabajadores, o la conservación del lugar que a la larga traigan turismo de naturaleza que permita la creación de nuevos servicios.

Más información sobre Directrices para la evaluación ambiental de proyectos que puedan afectar a la Red Natura 2000


Octavio Infante es Doctor en Ciencias Biológicas y técnico del Área de Conservación de Especies y Espacios de SEO/BirdLife.
Responsable del Programa de IBA y de Red Natura 2000.
Síguele en twitter: @oinfante_SEO

http://www.seo.org/blog/la-gallina-de-los-huevos-de-uranio-por-octavio-infante/

No hay comentarios: