8 de mayo de 2013

EL VENENO DE RETORTILLO

UNAS MINAS ASESINAS


 
 

Pintan bastos en uno de los rincones más hermosos de la charrería. El existente entre dos hermosos pueblos de la ribera del Yeltes, entre Retortillo y Villavieja a quienes han engolosinado con algo tan antiguo como el pan para hoy que será hambre, pobreza y muerte para el mañana. Todo por culpa de unas minas de uranio que ya están en marcha y van a transformar esos parajes, para perder su esencia actual de ser una postal de la naturaleza y que ahora han condenado a morir.
 
Esas minas asesinas van a llevar, además, mucha miseria. Como cuando las miles de personas que llegan cada año a su famoso balneario dejen de hacerlo, porque nadie busca turismo de salud al lado de unas minas de uranio. La gente ya no es tonta, aunque hayan abusado de la crisis para comprar voluntades a precio de calderilla. Porque la realidad de ese balneario (que es de los mejores de España) es que, ante la falta de clientela por las minas, los muchos de puestos de trabajo que genera en la actualidad comenzarán a perderse, hasta que llegue el día que, lo que fue un palacio de la salud, cierre definitivamente sus puertas arruinado por las minas de la muerte. Y después todos correrán y acordarán de esa bestialidad por facilitar la creación de las minas de uranio (¡que bestialidad!) en uno de los rincones rurales más bellos de España.
 
Lo que es el dinero, junto a sus derivados de las mentiras y las manipulaciones que trae. Por una miseria de euros han engañado a las gentes con ese regalo envenenado como son las minas de la muerte diciéndoles auténticas tonterías. Como que las encinas serán reimplantadas en su mismo lugar cuando se acaben las prospecciones, cuando la realidad es que a una encina, roble o alcornoque, que son los árboles de esos parajes, le tocas la raíz y muere sin posibilidad alguna de volver a prender.
 
Tampoco saben que para lavar el uranio habrá balsas de ácido sulfúrico a cielo abierto y que nadie ha explicado a las gentes. Porque eso es peligrosísimo, no hay más que ver el ácido de las baterías (que estaba rebajado con agua destilada) cuando caía una gota sobre la ropa o sobre la piel lo dañino que es. Ni han explicado tantos dramas como traerá la mina que llega como regalo envenenado de una empresa australiana que se escuda en la crisis para medrar. De una empresa a la que le da igual que dentro de unos años los jóvenes de Retortillo, Villares, Villavieja... mueran de los terribles cánceres que provoca el uranio. 
Paco Cañamero
 
Mientras el Alcalde y concejales de Retortillo facilitan todo tipo de trámites y conceden licencias a Berkeley para que consiga sus objetivos y destruya nuestro pueblo, comarca y, cierre el Balneario de Retortillo. ENUSA realiza cambios en su estructura en Salamanca en los que incluye también la conclusión del proceso de venta de aparataje, liquidación y cierre de las instalaciones de Saelices el Chico.
 
Salvemos la Comarca. Luchemos por nuestra salud y la de las siguientes generaciones. Defendamos el Balneario de Retortillo (la más importante empresa de toda la zona).Digamos a los que gobiernan Retortillo y Villavieja que estamos en contra de esta mina asesina y que expongan en los tablones de anuncios los euros que ya recibieron de Berkeley y el concepto de esos cientos de miles de ingresos (tenemos derecho a saberlo). El que algo oculta, algo teme.
 
Balneario de Retortillo
Empresa que da prestigio a Retortillo y toda la comarca y ejemplarizante en la creación de puestos de trabajo.

No hay comentarios: