4 de abril de 2013

FIRME OPOSICIÓN A LAS MINAS DE URANIO EN LA PROVINCIA DE SALAMANCA.

Que envidia siento,  pero que gran lección para los alcaldes de Retortillo, Villavieja de Yeltes y Villares de Yeltes.


Este alcalde de Alameda de Gardón, defiende, por encima del dinero, a sus vecinos, a los propietarios de los terrenos, y ganaderos de la zona.


¿Para cuando espera el Ayuntamiento de Retortillo informarnos de los irraparebles perjuicios que nos traerá la mina de uranio que pretende explotar BERKELEY en las proximidades del Balneario de Retortillo?
 
¿Por qué el Ayuntamiento de Retortillo acordó informar a favor de cambiar el uso de las cerca de 1.500 hectáreas de suelo rústico del término de Retortillo en contra de los intereses y el deseo de la inmensa mayoria de sus propietarios?  
 
¿Por qué los alcaldes de Retortillo, Villavieja de Yeltes y Villares de Yeltes firmaron acuerdos con BERKELEY donde se comprometen a facilitar y agilizar los trámites que presente la empres minera?
 
Y ¿Por qué estos mismos alcaldes recibieron importantes cantidades de dinero de BERKELEY?. Que expliquen e informen de las cantidades recibidas desde la firma de los acuerdos hasta hoy, y el concepto de las mismas (impuestos, licencias, tributos, propinas, agradecimientos, anticipos de qué, etc.)

Entrada a las instalaciones de Berkeley en Retortillo.
 
.La siguiente información aparece hoy en: abc.es

El alcalde de La Alameda de Gardón, Lorenzo Patino, ha elaborado un documento informativo para alertar a sus convecinos acerca de la necesidad de paralizar el proyecto de crear una mina de uranio en este municipio, ya que "si se crea, el pueblo desaparece".
El regidor ha redactado dicho escrito, que ha hecho público, con el objetivo de mostrar a las administraciones competentes, que son las que tienen que autorizar o no dicha explotación de uranio, el riesgo que conllevaría, ya que la mina pretende asentarse sobre 911 hectáreas y las voladuras se realizarían a unos dos kilómetros del pueblo.
Los vecinos de esta localidad del oeste de Salamanca en la que residen apenas 50 personas y fronteriza con Portugal entienden que, si se crea dicha mina, las casas correrían peligro de derrumbe.
 
Los ganaderos de este pueblo, amparados por las organizaciones agrarias de COAG y ASAJA también han reivindicado su labor profesional, ya que, si hubiera mina, no podrían continuar con sus trabajos ganaderos.
El Ayuntamiento, para intentar aunar esfuerzos, ha redactado un documento para que sea firmado tanto por los vecinos como por todas las personas que tienen alguna propiedad en La Alameda de Gardón o son oriundos de esta aldea.
Hasta la fecha, se han recogido varios cientos de firmas, sobre todo durante el período vacacional de Semana Santa.
Berkeley solicitó a finales de febrero el cambio excepcional del uso del suelo de 911 hectáreas de La Alameda de Gardón para que puedan desarrollar la extracción de uranio.
Ante dicha solicitud, vecinos del pueblo, ganaderos, organizaciones profesionales agrarias y varios colectivos ecologistas han presentado más de doscientas alegaciones con el fin de que se paralice dicho proyecto.
El pueblo de La Alameda de Gardón está pendiente de la Comisión Provincial de Urbanismo, que es la entidad que tiene que autorizar o no el cambio del uso del suelo para que se pueda extraer uranio.
Los pueblos portugueses limítrofes también han mostrado su preocupación, ya que desde el Gobierno de España no se les han informado.
Berkeley pretende crear una red de minas de uranio en el oeste de la provincia de Salamanca, en los términos municipales de Retortillo, Villavieja de Yeltes y La Alameda de Gardón.
En este último pueblo se concentran, según los estudios de la empresa minera, alrededor de 30 millones de libras de uranio y está catalogada como reserva estatal.
En Europa no existe ninguna mina de uranio, desde que se cerró la de Saelices El Chico (en el oeste de la provincia de Salamanca) en el año 2000.
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tomen nota estos tres alcalduchos de Retortillo, Villavieja y Villares de Yeltes, de lo que es ser un Alcalde como el de Alameda ó Boada que miran por el bien de sus vecinos.
Los otros tres son unos pelotas,chaqueteros,trepas, etc. que se arrastran para recoger las migajas que les dejan los de Berkeley.

Anónimo dijo...

Es la España profunda de pueblos olvidados, en otras palabras usan el caciquismo a su antojo al estilo del último siglo, firman contratos al antojo y a su gusto. Alcaldes como Alameda o Boada miran por el interes público, donde despues de poner los pros y contras se decide por consenso un tema tan serio. Hay gente que no ha firmando ni en Villavieja ni en Retortillo ni en pueblos colindantes. Luego el alcalde de La fuente de san esteban que aparte de ser diputado en las cortes Salamantinas, ni pincha ni corta, y se lleva dinero por no hacer NADA. ME alegraria que todos estos alcaldes desparecieran de los pueblos y pusieran o un administrativo cualificado y joven o la diputacion envie algun gobernador civil como en otras epocas...para pueblos que son gobernados por personas poco cualificadas con un pensamiento imparcial. ideas para sustituirlos hay miles

Aristides Royo dijo...

Si miráis la Gaceta de ayer allí aparece la célebre Berkeley, que últimamente se apunta a todo lo que huele a publicidad gratuita, nos cuentan lo buenazos que son y lo mucho que tenemos que quererlos, eso sí en un lenguaje vacío en el que no dicen nada, tan solo vender humo, algo así de ridículo como el despido en diferido de madame Cospedal.

Anónimo dijo...

Últimamente está cambiando la situación de Berkeley. Jesús, podrías informar de las nuevas noticias, la gran bajada en bolsa de la compañía. Un saludo.