26 de diciembre de 2011

NOTICIA SOBRE MINA DE URANIO EN RETORTILLO, PUBLICADO EN LA GACETA DE SALAMANCA.

Preocupación en los pueblos del Oeste
ante la apertura de las minas de uranio.

Cartel situado en camino vecinal de Retortillo

❚ Boada, Retortillo, Villavieja, Villares, Bañobárez, Pelarrodríguez, El Cubo de Don Sancho y Martín de Yeltes acordaron en una reunión exigir a la empresa información detallada.

Los ayuntamientos de Boada, Retortillo, Villavieja de Yeltes, Villares de Yeltes, Bañobárez, Pelarrodríguez, El Cubo de Don Sancho y Martín de Yeltes mantuvieron una reunión el pasado viernes por la noche en la que han manifestado su preocupación ante la futura apertura de las minas de uranio en el oeste de la provincia, exactamente en los municipios de Retortillo y Villavieja de Yeltes.

Además, los consistorios han apoyado la medida del Ayuntamiento de Boada, aprobada en pleno, por la que han acordado celebrar una reunión el próximo día 14 de enero para que todas las personas interesadas reciban información sobre las posibles repercusiones que puede tener en la zona, y en la que exigirán a la empresa Berkeley que acuda junto a un ingeniero de Minas para dar más detalles sobre el proyecto.

El alcalde de Boada, Juan Matías Garzón, aseguró que “no queremos ir en contra de nadie, simplemente estamos preocupados por la explotación de uranio a cielo abierto”. Además, añadió que “no tenemos información objetiva”. Una vez que se celebre la reunión, “si consideramos que nos va a perjudicar, actuaremos”.

Entre las repercusiones que más temen los ayuntamientos se encuentran los posibles daños a la salud de los habitantes, así como de los trabajadores de la zona; y al medio ambiente, ya que se trata de una comarca dedicada en su mayoría a la agricultura y ganadería.

❚ CARTELES. Durante la reunión, el Ayuntamiento de Boada hizo entrega a los representantes de los municipios asistentes de carteles informativos sobre la reunión que tendrá lugar el día 14 de enero para que sean expuestos en los pueblos.

Actuaciones en la zona
Durante el pasado mes de octubre, varios técnicos de Berkeley, responsable de la construcción de la planta minera, realizaron pruebas con explosivos en la zona. Según algunos de los técnicos participantes en la voladura, es un proceso necesario para poder establecer una explotación minera de este tipo. El fin de las detonaciones es recoger el impacto que podría causar en los núcleos de población cercanos, en este caso en Retortillo y en el balneario. Las pruebas forman parte del proyecto previo, como el de impacto paisajístico, y deben analizar las reacciones del terreno ante explosiones. El objetivo de Berkeley es que “el proceso constructivo pueda iniciarse en 2013”, una vez presentados el Plan de Explotación de los yacimientos que incluye “el estudio de factibilidad, un plan de restauración y clausura del terreno afectado por las futuras actividades e instalaciones mineras y el estudio de impacto ambiental”.
Cartel de convocatoria para informar a todos los vecinos de la comarca y a toda persona que  esté interesada.

No hay comentarios: