23 de noviembre de 2012

MAS MIERDA PARA RETORTILLO Y VILLAVIEJA DE YELTES

Iniciados los trámites para la explotación de otra mina de uranio salmantina
La empresa minera Berkeley ha presentado esta semana ante el Ministerio de Industria los trámites pertinentes para iniciar el curso burocrático que les permita explotar el uranio del término municipal de La Alameda de Gardón, un pueblo del oeste salmantino, fronterizo con Portugal.

Se trata de una zona catalogada como Reserva Estatal de Uranio y que, según un acuerdo entre ENUSA y Berkeley, ésta última, de capital australiano, la explotaría de forma exclusiva.

Según ha informado hoy a Efe la empresa australiana, Berkeley ha presentado, tras tres meses de trabajo técnico, el documento inicial de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de extracción de uranio de La Alameda de Gardón, una de las zonas de España con mayor concentración de este mineral.

Este futuro yacimiento se integrará en el proyecto que ha iniciado Berkeley, donde pretende a partir de 2014 iniciar la extracción de uranio en una mina que comprende los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes, donde hay un potencial de uranio de diecinueve millones de libras.

La futura mina de La Alameda de Gardón, con un potencial de uranio de 30,6 millones de libras se integraría dentro del primer proyecto de Retortillo y Villavieja de Yeltes.

En la actualidad, no hay ninguna mina de uranio en Europa, tras el cierre en el año 2000 de la mina que explotó ENUSA desde 1975 en el término de Saelices El Chico, ubicado también en el oeste de Salamanca.
finanzas.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es curioso que la calidad de la sanidad con la aperturas de minas estén muy asociadas...Luego a poner a cuatro de esclavos y dirán que están felices por tener trabajo, sin saber lo que le han valido los cursos de capacitación. OBRERO cada dia te hunden más en la miseria.

Rubén dijo...

Iniciado el pasado 26 de febrero de 2013 el plazo de alegaciones de 20 días para todo aquél que quiera exponer su postura contraria a la explotación por parte de la empresa australiana Berkeley del uranio del suelo de La Alameda de Gardón. Se trata de un proyecto que hará desaparecer 1/3 del término municipal y que se realizará a apenas 2 km del casco urbano, por lo que amenaza la desaparición directamente del pueblo. El megaproyecto es de tal calibre que llega hasta las puertas de la autovía internacional y de los términos municipales de Fuentes de Oñoro, Espeja y Gallegos de Argañán.